Yo conozco a Gloria Suárez

2
106

En realidad no LA Gloria Suárez sino UNA Gloria Suárez. Yo no hago estas cosas, las reseñas de libros se las dejo a mi querido Jhon Manuel y compañía, quienes con mucha más sagacidad e intelectualidad y por supuesto mucho más tiempo para leer, saben como se hacen estas cosas. Pero el libro Close Up de Armando Coll me tocó. Demasiada coincidencia no es casualidad. Ese día del bautizo del libro, Coll casi llorando agradecía a sus amigos en esa pequeña ceremonia tan burguesita como son todos los bautizos de libros, ceremonia que es una de entre tantas de esas que los periodistas serios como Urales rehúyen por ser tan, como decirlo, Burguesas! Y está allí mi adorada Milagros Socorro echando un cuento de tierno amor fraternal con Coll, y si no fuera ella tan señora, tan dama, tan releída, podría ser el retrato perfecto de la mismísima Gloria Suárez. Pero no, gracias a Dios Milagros tiene clase. En cambio MI Gloria Suárez no. Claro, por eso ella es tan Gloria Suárez. O sea, no lo es ahora, lo será en unos 20 o 30 años… si llega. Es mi amiga F, tan puta como Gloria. Arrabalera y malamañosa. De origen un tanto oscuro y marginal, con una familia que se las trae. Y un pasado que a sus 26 años lo que da es miedo. Conoce a todo el mundo, y al que no, ya lo conocerá. El chisme farandulesco es su fuente de vida. Se rodea de los personajes más insólitos y travestidos. Y ahora le dio por la crónica roja. Reniega a más no poder de su oscura piel mientras me pide para comprar el ticket del metro. Le excitan los tukis pero sólo se monta en metrobus, nunca en carrito por puesto. Es escuálida a rabiar, pero gustosa se tomó una foto con Barreto en el concierto de Kusturica, mientras el gordo miserable la morboseaba. Si, ella es mi Gloria Suárez, la que lo sabe todo, la que lo ha visto todo en esta puta ciudad de mierda, sin darle mayor importancia al argentino desquiciado que la secuestró en su oficina. Un aborto, una madre loca y el baterista de una banda que jura ella, se gastó un millón de bolívares en la habitación del hotel donde se la cogió por última vez. Una foto con Fito Paéz en el Melía gracias al abuso mio y dos minutos antes hablaba de no sé cual manager con pistola que la amenazó. No soy Armando Coll pero tengo mi Close Up de F, quien me ha llevado de la mano a recorrer con ella el mundillo de papel maché de la farándula venezolana, tan divertida como insoportable. Sucia, marginal, malhablada y rastrera. Escupe a Chávez, pero es experta en el lobby chavista que ya le pisa los talones a Lina Ron. Es rolo e’ fea la condenada pero vive dándome tips de cómo levantarme a un tipo, aunque los que ella se levanta por alguna razón siempre los ronda una pistola. Sí, ella tiene contactos, está en la jugada. La veo rascarse su aplastada naríz de negra con sus uñas postizas mal pintadas y sucias, al tiempo que practica su mejor mandibuleo sifrino para poder abordar a los modelitos anfitriones de algún evento en el Valle Arriba Atletic Club. Sí, todos la conocen, ella es la Gloria Suárez del futuro. Y yo su Augusto Márquez.

GD Star Rating
loading...
Yo conozco a Gloria Suárez, 2.8 out of 5 based on 9 ratings

2 Comentarios

  1. Yo conozco a Augusto Márquez, a la Gloria la persigo hace tiempo pero se va siempre con otros. Un saludo desde Argentina.

    ResponderResponder
  2. Creo que todos tenemos la desgracia de conocer no una sino varias Gloria Suarez! (que por cierto pueden ser hombres o mujeres).
    Pateticas e insoportables, encuentran la manera de entrar en nuestras vidas y de incomodarnos hasta hacernos llorar…
    Pero como dice la frase del dia de hoy: “A la mayoría de las personas prefiero darles la razón rápidamente antes que escucharlas.” (Montesquieu). Esa misma es la que aplico yo y chao pescao.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here