AMOR Y MUERTE HERMANOS EN LA FORMA DEL TEXTO

3
227

AMOR Y MUERTE HERMANOS EN LA FORMA DEL TEXTO

Aproximaciones a los temas mediavales de la literatura española

Es cierto que lo que hoy llamamos literatura medieval, en apariencia, tiene como temas principales el trillado dilema entre la vida y la muerte, en este caso y bajo la concepción cristiana, el amor y la muerte.

Al visualizar un panorama de la literatura española de la alta edad media, podremos concertar la existencia de gruesos tomos de diferentes tópicos que podrían iluminar esta obvia contradicción de las apariencias, que nos podrían dar una vaga y difusa aunque útil y sutil pista para llegar a una solaz análisis. Paseemos por los Cantares del Mio Çid, y fijarnos como el aparente dilema de la valentía se traduce en un acto fe y un conflicto de poderes. El mismo dilema que nos muestra Gonzalo de Berceo con astucia en los cifrados versos de su cuaderna vía.

En el libro del buen amor, Juan Ruiz, se convierte en el mayor exponente español del doble juego, entre lo que esta dicho y que se quiere decir. Realmente la literatura española de la edad media esta repleta de estos casos; lo que hemos llegado a considerar literatura, tenía por finalidad (no todos los casos, existen excepciones como el caso de Don Juan Manuel don la intención principal es el divertimento y la enseñanza) conducir a flote y a los ojos más suspicaces de otros lectores, las ideas y sentimientos que la propia realidad social reprimía en los pechos sensibles de los poetas.

“et desecharán et aborreçerán las maneras et maestrías malas del loco amor, que fase perder las almas et caer en saña de Dios, apocando la vida et dando mala fama, et desonra, et muchos daños a los cuerpos; en pero, porque es humanal cosa el pecar, si algunos (lo que non los consejo) quisieren usar del loco amor aquí fallarán algunas maneras para ello” (Libro del Buen Amor, Juan Ruiz, Instrucción escrita por el autor)

En el texto citado, de manare fragante, pero cifrado en un contexto de excusas piadosas y arrepentimientos el Arcipreste de Hita aconseja a sus lectores otras formas de interpretación, que al parecer esta oculta pero en realidad esta presente en todo el texto. ¿Es el loco amor la verdadera intención del libro? ¿Es tan solo enseñar a amar lo que ha catapultado este libro a los brazos de la modernidad? ¿Octavio Paz lo considero el significativo libro de la literatura medieval española simplemente porque su escritor esta arrepentido de sus malas acciones? o ¿El libro es una denuncia a las fuertes censuras de la inquisición y al desmoronamiento de la iglesia por los procesos de reforma y las Cismas?

No podemos cerrar los ojos y desentendernos de la intención del escritor. y si lo hacemos, tal vez no apreciemos la amplia gama de ideas que nos ofrecen las nobles mentes creativas que perturbaron las aguas mansas de una sociedad sometida. En el caso de Jorge Manquire, quien escribió a la muerte y ha pasado a la historia con las coplas elegiacas que dedicó a su padre, tampoco se encuentra exento de la suave saeta de la forma y el fondo. En la undécima copla de la colección de poemas editada por el editorial el perro y rana, titulada “A su monte que dice: ni miento ni m’arrepiento”:

Ni miento ni m’arrepiento,

ni digo ni me desdigo,

ni estó triste ni contento,

ni reclamo ni consiento,

ni fío ni desconfío;

ni bien biuo ni bien muero,

ni soy ageno ni mío, ni me venço ni porfío,

ni espero ni desespero.

Fin

Comigo solo contiendo

en vna fuerte contienda,

y no hallo quien m’entienda,

ni yo tampoco m’entiendo:

entiendo y sé lo que quiero,

mas no entiendo lo que quiera

quien quiere siempre que muera

sin querer creer que muero.

No hace más que proponer y exponer una prohibición, alguien lo condena a vivir en una contienda consigo mismo, una fuerte contienda. Entonces, ¿estará hablando de una mujer que no lo entiende o esto serán sólo apariencias?

Esto es la maravilla de la literatura, su constante afán de producir cambios, su interminable látigo que se extiende (cuando es realmente literatura) hasta las inalcanzables cimas de la atemporalidad y la inagotable fuente de interpretaciones que pueden nacer de ella. La Muerte y el amor, constantes en la literatura medieval; pero no como temas principales o como ranzón del texto. El Amor y muerte ha sido siempre esa máscara superficial, ese inexorable túnel a través del cual el escritor conduce lo grueso de su obra. Amor y muerte, de la mano, hermanos en la forma del texto.

Elemento principal de la obra de Jorge Manrique
Elemento principal de la obra de Jorge Manrique
Artículo anteriorZeitgeist
Artículo siguienteEl Supérheroe y las lluvias
LUIS PEROZO CERVANTES Maracaibo, Venezuela. 5 de agosto de 1989. Poeta, narrador y ensayista. Estudiante de Letras Hispánicas en la Universidad del Zulia. Conductor del programa radial Poemáticas. Coordinador del Festival de Poesía de Maracaibo 2012. Actualmente es coordinador del Taller Permanente de Literatura César David Rincón de la Secretaria de Cultura del Estado Zulia, en las instalaciones Biblioteca Pública del Zulia, todos los jueves, 5pm a 7pm. Ha publicado el poemario A Puro Despecho (2012, Coro) con la editorial alternativa Ediciones Madriguera, Poemas para el nuevo orden mundial (Maracaibo, 2011) a través de la Fundación Editorial El Perro y la Rana; y en formato digital el poemario Noche Electoral (Sevilla, 2010) a través del sitio web Palimpsesto2punto0. Ediciones Madriguera (Coro, Venezuela) le ha dedicado la Hoja Poética #44 (2011, Plaquet) con algunos fragmentos del poema: Si te pregunta por la muerte. En diciembre de 2012 se espera el lanzamiento de su libro Semántica para un tornillo enamorado, con Suburvio Editores (Barcelona, España) y a finales de enero de 2013, su poemario Vocativo con la editorial zuliana En Voz Alta Editores.

3 Comentarios

  1. convertir esto en un producto consumible para las masas e iremos derrotando la ignorancia, asi como esta tu sabes que es interesante para nosotros, pero aburrido para las masas… ahora en la tarde hablaba yo con un señor, este me decia: no encuentro que hacer con mis hijos… todo el dia viendo television, los voy a anotar en cualquier deporte… ¿ y como le digo yo: mira dile que lean este libro que estas presentando? dira estas loco o eso es aburrido. si la literatura resulta aburrida para las masas…que debemos hacer para contrarestar esa situacion…?

  2. elmensajedelabotella ha sido hoy muy acertado, su enrollado papelito nos trajo una verdad: “la literatura resulta aburrida para las masas”.

    Ahora, ¿como hacer para que ese proceso nefasto de vuelta a través y la literatura se lo que fue en sus inicio: una manifestación colectiva, para las masas?

    Hay que entender a las letras de la modernidad como un elemento plural. Es posible que las perspectivas críticas abandonen las posibilidades de difusión por un millon de parafernalias absurdas. Nadie puede negar el auge positivo que ha significado Harry Potter para la literatura Global: Los niños y jóvenes han emprendido la proheza de leer. Leerse un libraco como Harry Potter 7, no es cosa facil, y mucho menos si piensas que para leer ese libro ante tenido que leer otros 6 tomos casi iguales. Entonces nace el hábito, Los novelines de fantacia que formaron a Borges, o los de piratas que iniciaron Uslar, también estan vigentes como técnicas de lectura. Entonces, la modernidad nos permite apreciar como literatura a esas supuestas subliteraturas (según los críticos que continuamente demuestran el poco criterio que tienen) que bien son la puerta de entrada para luego ir a hondando en elementos más complejos. Se puede dar un salto de Potter a Borges sin darse cuenta, de Tolkin a Esopo y Virgilio, de Crepúsculo a Dracula, y de esa forma a vertientes magnificas, siguiendo a contracorrientes el arroyo de influencias y la poderosa diversidad temas que nos ofrece la literatura.

    La literatura es un elemento olistico, y por ello puede encajar en todas las ramas del saber humano. Lo que hay es que formar un hábito lector, y para ello se necesitan ganas y algo ameno que leer.

    Para llegar a leer a Jorge Manrique y al Arcipreste de Hita solo hace falta iniciar una busqueda, de la cual no conocemos el fin y a veces olvidamos el incio.

  3. elmensajedelabotella ha sido hoy muy acertado, su enrollado papelito nos trajo una verdad: “la literatura resulta aburrida para las masas”.

    Ahora, ¿como hacer para que ese proceso nefasto de vuelta a través y la literatura se lo que fue en sus inicio: una manifestación colectiva, para las masas?

    Hay que entender a las letras de la modernidad como un elemento plural. Es posible que las perspectivas críticas abandonen las posibilidades de difusión por un millon de parafernalias absurdas. Nadie puede negar el auge positivo que ha significado Harry Potter para la literatura Global: Los niños y jóvenes han emprendido la proheza de leer. Leerse un libraco como Harry Potter 7, no es cosa facil, y mucho menos si piensas que para leer ese libro ante tenido que leer otros 6 tomos casi iguales. Entonces nace el hábito, Los novelines de fantacia que formaron a Borges, o los de piratas que iniciaron Uslar, también estan vigentes como técnicas de lectura. Entonces, la modernidad nos permite apreciar como literatura a esas supuestas subliteraturas (según los críticos que continuamente demuestran el poco criterio que tienen) que bien son la puerta de entrada para luego ir a hondando en elementos más complejos. Se puede dar un salto de Potter a Borges sin darse cuenta, de Tolkin a Esopo y Virgilio, de Crepúsculo a Dracula, y de esa forma a vertientes magnificas, siguiendo a contracorrientes el arroyo de influencias y la poderosa diversidad temas que nos ofrece la literatura.

    La literatura es un elemento olistico, y por ello puede encajar en todas las ramas del saber humano. Lo que hay es que formar un hábito lector, y para ello se necesitan ganas y algo ameno que leer.

    Para llegar a leer a Jorge Manrique y al Arcipreste de Hita solo hace falta iniciar una busqueda, de la cual no conocemos el fin y a veces olvidamos el incio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here