Aquella Caracas perversa de los 80 (II)

1
140

COMO TERMINARON LAS COSAS…

Rafa y Yo estabamos  excitados por le concierto ese del grupo emergente venezolano llamado Sentimiento Muerto ¡COÑO! y despues dicen la música venezolana es sólo
arpa, cuatro y maracas…

Tomamos el Renault 5 de mi viejo, metimos el kct en el reproductor para sumirnos en los mas feroces acordes de Miraflores. Cada nota era un headbanguer para
nosotros, rabia juvenil y ganas de comernos el mundo…

Asi ibamos hasta que encontramos un lugar en los suburbios de  Sabana Grande. Era una mezcla de Fuente de Soda, Restaurante Chino y Puti-Club. Se podía leer en letras de neón EL PIRATA OJO ROJO. Nos bajamos del carro y entramos y el ambiente era sórdido: Putas andando de aquí a allá con vestidos provocativos tratando de seducir a los aburridos ejecutivos que se tomaban un cubatita de ron, olor a cigarillo mezclándose con el licor añejo y el spray de pulidor con el que sacaban brillo a las mesas. Nos sentamos en la barra y pedimos dos tragos de vodka para empezar. Apareció en el acto una tipa más extraña que uno se pudiera imaginar: Era delgada y diminuta, tenía la melena una mitad negro azabache y la otra rojo zanahoria, su rostro esta pintarrajeado como el de un vampira, vestía una chaqueta de cuero omo la de Rafa, pero aspera y raída y una falda del mismo material, una franela rota con una imagen de Mickey Mouse, unas mallas negras tipo Can-Can y unas botas de combate. Todo un híbrido entre Nina Hägen y Cyndi Lauper. Venía de hacer un escándalo por lo alterada que estaba. Cada vez que pasaba por mi lado me picaba el ojo. Y yo tratando de seducirla, pero algo se me tenía que ocurrir… Hasta que opté por lo básico, le mostré el vaso como para invitarla a un trago. Con un gesto me indicó de que nos sentaramos en los sofás que estaban en un rincón. Me senté y al poco rato ellá regreso con un vaso de vodka en una mano y otro de Martini Seco en la otra. Se sentó conmigo y nos pusimos a conversar:

-Hola -Dije yo-
-Hola -repitió ella con acento extranjero-
-¿De dónde eres? -pregunté con curiosidad-
-De Alemania Oriental -dijo ella con desgano-. Vine por un intercambio estudiantil. Pero en la embajada me dijeron que se les había terminado la beca, tengo subsistir como “fichera” en este lugar. El dueño de este lugar es amigo mío pero a veces me peleó con los clientes que me amenaza varias veces con botarme.
-¿Y cómo te las arreglas para dormir? -Pregunté yo con gran preocupación-
-Duermo en alguno de los hoteles que hay en la zona ¿Sabes? Aquí todo está muy barato

Desde el sofá vi que Rafa me hacía señas con algo referente sobre ella pero no le paré mucha bola…

-Bueno -rematé yo- Puedes ir a mi casa con la que tiene todas las comodidades que puedas soñar ¿Y a propósito? ¿Cuál es tu nombre?

Hubo un silencio en el lugar…

-Por los momentos no me interesa -dije-  -Rafa. Nos vamos

Después de pagar los tragos nos dirigimos al carro. La senté en el asiento del copiloto. Mientras que Rafa se sentó detrás. Durante todo el trayecto veía que Rafa me hacía
gestos como advirténdome algo sobre ella pero no me importaba…

Dejamos a Rafa en su casa (él vivía en Santa Mónica) y nos dirigmos a mi “guarida” ubicada en el Boulevard Raúl Leoni de el Cafetal, el edificio se llamaba “las Delicias”
(sugerente nombre ¿No?) y vivía en el piso 9.

Llegamos al apartamento, todo ordenado después que Rafa y Yo nos fajaramos ordenandólo. De ahí fue otra noche salvaje de sexo, drogas y rock ‘n’ roll. La música de
Metallica, Iron Maiden y Sex Pistols se mezclaba con los salvajes orgasmos de ella  y mis gritos de placer…

Al despertar me ví atado a la cama de las manos con unas esposas, y delante de mí estaba la muchacha con un sujeto rubio que podría ser el gemelo de Billy Idol

-Otro bobo que cayó en el anzuelo -decía ella al que parecía ser su proxeneta- Yo siempre decía que en esos bares podía encontrar clientes fáciles. -Bueno “Gandalla”, -dijo batiendo palmas- Podemos “limpiar” la casa.

-¡COÑO DE LA MADRE! -Gritaba yo como un demente- ¡No puedes hacerme esto! ¡Perra! ¡Tramposa! ¡Bicha! ¡Malnacida! ¡PUTA!
-Jódete -decía ella con sorna-

Y poco a poco fueron “limpiando” la casa llevándose el tocadiscos Sony importado de Miami, el televisor nuevo RCA de 16 pulgadas, las joyas de mi mamá, etc.

Abandonaron como alma que lleva el diablo el lugar y ella “gentilmente” se despidió de mí con un gesto obsceno…

Grité y grité pidiendo auxilio pero nada resultó. Cuando estaba a punto de quedarme afónico apareció Rafa en la puerta acompañado de un policía. Mientras el policía me
libraba de las esposas, Rafa me dijo estas palabras:

-Juancho, esa muchacha supuestamente “alemana” es una ladrona que se hace pasar por prostituta, el cantinero me advirtió sobre ella y quise prevenirte. Pero no me
hiciste caso. Usa el mojón de que era una estudiante de intercambio que fue abandonada para engatusar a sus víctimas y llevarlas a sus casas para luego robarles. Fuí a la
comisaría de el Llanito para advertir el peligro.Bajamos el edificio escoltados por el efectivo para abordar una patrulla que nos llevó a la jefatura en donde rendí declaración.
Casualmente en la radio sonaba “Sunday, Bloody Sunday”de U2. Oyendo cada acorde de la canción y la quejumbrosa voz de Bono (me parezco mucho a él) me hizo recordar que todo fue un SANGRIENTO DOMINGO SANGRIENTO.. Juro por Dios que esto no me volverá a pasar. No se puede confiar en las putas…

UN AÑO DESPUÉS…

Hoy es Mayo de 1985. Ha pasado casi un año desde aquel incidente. Los objetos robados fueron recuperados en una redada policial a un hotel de Sabana Grande, pero a
la puta alemana no la atraparon. Después me enteré que llamaba Whilma y que era miembro de una banda internacional llamada “Tuwa Nazis” que operaba en la Alemania Oriental y tenía redes en España, Grecia, Estados Unidos, Canadá, México y Venezuela, pero que carajo importa ahora…

Venezuela esta alborozada por la visita de Su Santidad Juan Pablo II. Yo no estoy muy entusiasmado con la noticia que tiene de cabeza a mi familia. Estaba más

pendiente de la venida de Nina Hägen a Venezuela, iba a presentarse en el Teresa Carreño. Me decía que esa caraja era un volcán es escena, tenía que verlo con mis
propios ojos…

Pero tenía un problema ahora. Venía mi prima Trina de los Valles del Tuy con el único objetivo para conocer a GUILLERMO DÁVILA El Ídolo de esta Generación ¡Como odio
a ese tipo! Se cree que  se come las niñas tontas con su sonrisa de Colgate y sus ojos de huevo frito. Y en Sábado Sensacional, lo que mas detesto de la Televisión
Venezolana. Trina es una muchacha como de 16 años gordita, con cabellos enrulados y lentes de pasta rojos. Siempre juraba que llegaría pura y casta hasta el
matrimonio, pero modestia aparte… Trina con toda esa apariencia de “Ballena con anteojos” va ser casta por siempre…

Trina la llevé -a regañadientes por parte mía- a los estudios de Venevisión para que conociera a a Guillermo Dávila. En la entrada de los estudios tuve problemas con el “guachimán” porque no quería aceptar nuestro pases y tras mucho discutir con él, logramos pasar. Todo era ordenado y limpio. Los guachimanes andaban de lado a lado en los pasillos hablándose en sus “uoki-tokies” llegamos a el lugar donde se reciben a los artistas. Ví a famosos que departían amigablemente, como Oscar D’ León, Pecos Kanvas, José Alberto Mugrabi, Antonietta y la novel cantante esa de nombre Karina, los “Mini-Pops”, los “Teen Pops” y los “Super-Pops” pero nada de Guillermo Dávila. Ese carajo se habrá creído la última Pepsi-Cola fría en el desierto. Oí quejas de los productores del espectáculo que de tanto él como Melissa eran las figuras principales del evento de Sábado Sensacional en homenaje al Papa, de pronto hubo un tumulto en el lugar. La gente iba como esperando a alguién Trina y Yo fuimos allá.

En toda la entrada a la Televisora se detuvo un lujoso carro, la puerta se abrió y salieron al acto Guillermo Dávila y Melissa. Él con una blazer como su personaje en “Ligia
Elena”, unos pantalones desteñidos y una corbata mal anudada y ella con unas seductoras mallas y unas botas de patente. Yo me quede embobado que era más hermosa
que cuando salía en televisión. Trina al borde de la histeria gritaba como una loca ¡GUILLERMO, GUILLERMO UN AUTÓGRAFO POR FAVOR!. Los periodistas los
abarrotaban de preguntas, etc. yo traté de seguirlos hasta que me dieron ganas irremediables de orinar y me fui a los baños del lugar, los encontré, abrí la puerta y… Me
encontré dos “Super-Pops” metiendose viajes de línea blanca. Ambos me diigieron una mirada como de acoso. Cerré rápidamente la puerta y me dirigí a la sala de espera
donde estaba Trina.

-Trina, voy a ir al concierto de Nina Hägen en el Teresa Carreño. Cuando termine el evento de Sabado Sensacional me esperas aquí…

Trina no dijo que si no que no, pero igual la dejé y abordé el Renault 5 de mi viejo abollado por el robo hace un año atrás. Fui directamente al Teresa Carreño había un tumulto nuevamente enfrentamientos entre punketos y “niños bien”. Todo culmina cuando abren las puertas para entrar a la presentación. Lo que ví a continuación no tenía precedentes…

Nina Hagén vestida solo con unas pantaletas, se metía un peluche en sus genitales mientras pegaba gritos, aullaba se retorcía, arrojaba sus joyas al público. Los punketos
querían hacer un slam pero la gente encargada de seguridad lo impidió. El momento final fue cuando la punketa alemana agarró una cruz y empezó a masturbarse con ella para arrojarla al público. Mi mamá siempre decía que la “Lupe” era una “rolo e’ loca” pero Nina Hägen “botó la bola” con este espectáculo.

Salí de ahí feliz directo a buscar a Trina en los estudios de Venevisión, me encontré una desagradable sorpresa. Un encargado de seguridad se acercó muy seriamente
hablandomé cosas sobre Trina. Yo pensaba “La habrán secuestrado”. El vigilante con una señal me pidió que lo acompañara hasta la sala de Primeros Auxilios de la
Televisora y lo que ví fue un espectáculo deprimente que no se me borrará en el resto de mi vida…

Trina en una cama, llorando como una loca ¡GUILLERMO, GUILLERMO TE AAMOOO!

-Estaba en las primeras gradas del público cuando Guillermo la vió y la subió a escena. -Dijo el paramédico de turno- Ella no soportó tanta emoción que sufrió un “estado de shock”, se negaba a bajarse del escenario  y la tuvimos que sacar a la fuerza…

Yo salí de ahí “mentando la madre” a Guillermo Dávila por ser la causa de que mi prima Trina le diera un ataque de esos. Seguro mi mamá me vendría con un regaño de esos de que “porque dejate a Trina sola, con tanta gente”, seguro me castigarían por toda una semana. Pero yo juró que no llevaré a mi hermanita a un sitio de esos como Sábado Sensacional, un antro de vicios y corrupción…

CONTINUARÁ…

GD Star Rating
loading...
Aquella Caracas perversa de los 80 (II), 5.0 out of 5 based on 2 ratings

1 Comentario

  1. A Guillermo Davila lo amamos muchas, el es bien simpatico y canta muy bien,tambien actua,compone es polifacetico. Lo adoro que DIOS lo BENDIGA por siempre

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here