#QueTeVoteTuPutaMadre

Solo voy a decir dos cosas al respecto de las “elecciones” de hoy en Venezuela. Más bien, diré la misma cosa de dos formas distintas:

La forma más económica de decirlo, en cuanto a mis importantísimos recursos vitales, sería: #QueTeVoteTuPutaMadre

Y la segunda forma, más elaborada, debería ser en realidad innecesaria, porque quien no haya podido aprehender el fondo del problema desde la anteriormente expuesta perla de sabiduría, no creo que pueda entenderlo ni siquiera con la más exhaustiva de las explicaciones, que por cierto no ofreceré, porque mi tiempo y el resto de mis recursos vitales valen mucho más que lo que pudiera conseguir haciéndolo. Entonces, la segunda forma de expresarlo, tan solo un poco más detallada que la anterior, pero no en demasía porque quien haya leído hasta acá y aún no esté convencido simplemente no se merece más, sería la siguiente.

No votaría hoy porque no voy a votar por el madurismo, obviamente, pero tampoco por estos “opositores”. La razón por la que no votaría por estos últimos es porque: 1) Con la Asamblea Nacional, que tiene muchas más y mucho más importantes competencias útiles para luchar contra la dictadura, la MUD no quiso/no pudo hacer un carajo, a pesar de haber prometido en la correspondiente campaña (al igual que ahora) que iban a hacer mucho más incluso que lo que dichas competencias, mucho más poderosas que las que ahora “están en juego” hubieran permitido; 2) Con el plebiscito del 16J y prácticamente con la mayoría calificada de la Asamblea Nacional, estos “opositores” no quisieron/no pudieron hacer tampoco un carajo, no solo eso sino que incluso han hecho todo lo contrario traicionando el compromiso asumido en un evento histórico; 3) No votaría porque no quisiera ser yo la “materia prima” para que Tibisay esta noche decida qué gobernaciones ASIGNARÁ a quién, porque lo de hoy será cualquier cosa excepto una verdadera elección; 4) Mucho menos querría ser yo la “materia prima” para que un adeco hijo de la gran puta o un justiciero o un VPero oportunistas y con poca fibra como para haber hecho algo distinto, puedan decir el día de mañana que su partido debe ser el que más mee, el que más peso tenga a partir de ahora en las decisiones de la “unidad” porque recibieron “xxx” votos hoy; 5) y, finalmente, no votaría hoy porque sé que la única utilidad de cualquier gobernación que Tibisay tenga permiso de ASIGNAR hoy por la noche, es la de que el partido opositor premiado por la dictadura (que tendrá que devolverle eventualmente el favor de alguna manera) pueda tener un presupuesto público mínimamente garantizado y mínimamente jugoso como para, corrupción de por medio, poder mantener materialmente a buena parte de sus inútiles e inmorales militantes que estén felices de ganarse así la vida.

Respecto a esto último estemos claros. Con una silla en la AN se podría mantener tan solo el líder partidista de alto perfil y un puñado de sus “asesores”. Muy pocos comerían de ese cambur y, además por esto mismo, la dictadura pudo darse el lujo de no darles un centavo y mandarlos a llorar pa’l valle sin problema alguno. En cambio, con el presupuesto de una gobernación, por muy pequeña que esta sea, sí podrían comer bastantes fieles militantes, bien sea dándoles cargos inventados o dándoles cargos de verdad para los cuales, en su inmensa mayoría, ni estarán calificados ni ejercerán realmente, pues dedicarán su tiempo a seguir haciendo labores partidistas, pero ahora con un sueldo público cortesía de la corrupción de color opositor. Y a diferencia de lo que pasó con la AN, a la dictadura le costaría mucho más no dar ni un centavo a todo un estado, porque de esos presupuestos estadales no solo dependerá la cola de nuevos enchufados que están hoy esperando para ser premiados por su lealtad, sino un gran número de servicios públicos cuya no financiación sí tendrá un impacto visible (más bien sufrible) para millones de personas. Y no nos engañemos, si pasado mañana la dictadura decide asumir el costo político de pasar sólo 10 bolívares a los estados que Tibisay ASIGNE hoy a “opositores”, incluso mandando a comer mierda a todos los ciudadanos que dependen de los servicios estadales que quedarían sin ser financiados (o simplemente reemplazando estos servicios por otros manejados por el gobierno central, como ha ocurrido tantas veces minimizando el costo político), de todas maneras 5 bs irán religiosamente a los bolsillos de los leales políticos profesionales opositores que han sido incapaces o no han querido acabar con la dictadura socialista venezolana.

En fin, si usted quiere “votar” hoy para que el martes algún adeco escogido por Tibisay (con permiso de Diosdado) pueda decir en alguna reunión de la “unidad”, mientras menea un güisqui con su meñique izquierdo, que son los adecos quienes deberían tener la voz cantante en la coalición opositora que no ha querido/no ha podido derrotar a la dictadura (pero eso sí, que ha sido muy eficiente segregando, insultando o entregando en bandeja de plata a la dictadura a quienes sí han querido intentarlo), una “unidad” que además nos prometió el paraíso si le entregábamos la Asamblea Nacional (porque “los espacios son importantes y no deben abandonarse”) pero que no hicieron nada con ella, una coalición que despreció nuestro voto del referendo del 16J haciendo todo lo contrario a lo que se votó y traicionándonos a todos, pues vaya y “vote” hoy, premie al adeco de su preferencia o al otro justiciero o VPero que le haya tocado. Y si además se recrea al imaginar que mientras aquel adeco sobra’o diga eso en alguna reunión del martes, le aplauden con vehemencia unos nuevos corruptos, unos felices enchufados estrenando sus nuevos cargos inventados porque ahora sí hay pa’ mantenerlos y cuyo único mérito haya sido estirar el cuello al posar al fondo en las ruedas de prensa de sus señores feudales del partido, vaya y “vote”, por lo que más quiera, hágalo, estará invirtiendo muy bien hoy su “voto” porque justamente y solo para esto es la “elección” de hoy, pero hágalo sin engañarse ni engañar a más nadie.

Si en cambio no va a votar repita conmigo, en voz alta y de forma reiterada:

#QueTeVoteTuPutaMadre

Lo de hoy NO es una cruzada contra la dictadura. Es la movida oportunista de un sector de la “oposición” para adelantarse a otros y sacar el mayor provecho político y (especialmente) económico (corrupción de por medio) que se pueda. Así sea traicionando a los millones del 16J y a las decenas asesinadas en las manifestaciones de este año. Y lo convocan a usted para que vuelva a ser su tonto útil “porque, total, votar no cuesta nada”. Para la dictadura lo de hoy es un trámite irrelevante. Los “resultados” ya están listos tan solo que no han sido hecho públicos, al igual que los siguientes pasos de quienes ya han decidido esos “resultados”. Y hasta en el hipotético y poco probable escenario en el que todo el país quedara pintado de azul, sepa usted que fue así solamente porque así le habrían dicho a Tibisay que podría pintarlo, porque quien le dará órdenes a Tibisay esta noche sabe que incluso con todas las gobernaciones la “oposición” no podría hacer nada de lo que pudo y debió haber hecho teniendo controlada la Asamblea Nacional. Porque ya sabe el que decide la asignación de las gobernaciones esta noche, que las pocas y menos importantes competencias de las gobernaciones serán eliminadas formalmente o de facto, según le convenga, de forma mucho más sencilla y con un mucho menor costo político que lo que ya hizo la dictadura (y se dejó hacer la “oposición”) con las competencias de la Asamblea Nacional.

En vista de esto, al menos el parapeto de hoy todavía se podría convertir en ganancia, al castigar a este monopólico liderazgo opositor y a sus miles de enchufados-wanna-be que se han partido el lomo buscando “votos” (más bien “gente en las colas”) y que no han podido y/o no han querido liberar a Venezuela de la dictadura socialista. Esto se puede hacer simplemente no “votando” hoy. No votar es también un derecho y hoy más que nunca conlleva un mensaje claro y muy importante (además de la muy justa y necesaria mentada de madre a quienes nos vuelven a pedir, luego de su enésimo fracaso y traición, el premio de un cheque en blanco): el liderazgo opositor DEBE cambiar para que Venezuela PUEDA cambiar. Ese es el único poder que tiene usted hoy, no se engañe, no tiene otro. Solo de usted dependerá ejercerlo o regalárselo a algún adeco meneando un güisqui con su meñique izquierdo en alguna reunión el próximo martes.

 

Luis Luque

 

Si te gustó lo que leíste y crees que vale la pena que alguien más lo haga, dale a “Me gusta” y comparte.

Blog: http://ahoraenblog.blogspot.com/

Facebook: https://www.facebook.com/luque.luis

Twitter: https://twitter.com/luqueluis

Instagram: https://www.instagram.com/leluques/

GD Star Rating
loading...
#QueTeVoteTuPutaMadre, 5.0 out of 5 based on 1 rating
Luis Luque Santoro

Luis Luque Santoro

Liberal clásico, escuela austríaca de economía. Ingeniero o Economista

Más posts


TwitterFacebook

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo

Publicaciones relacionadas

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top