Réquiem para un sueño chavista

11
6

Una de las plataformas más interesantes creadas este año en Internet fue descubierta de manera fortuita por el escritor Sergio Monsalve en su artículo de PanfletoNegro, “Chávez Candanga en 140 caracteres y más“. Después de los comentarios de rigor y las ironías características de la página, un fenómeno extraño empezó a cobrar forma.

Los comentaristas empezaron a escribirle directamente al Presidente Chávez.

Después de varios intentos (infructíferos) de la parte de varios comentaristas por dejar en claro que Hugo Chávez no lee PanfletoNegro y que tampoco publica allí (a pesar de ser una página abierta y anárquica), la bestia siguió creciendo a pasos agigantados. Llovían petiticones: apartamentos, lavadoras, becas, marcapasos; la lógica del poder en el PetroEstado, con su demagogia y su mentalidad rentista, quedó al desnudo.

No es descabellado predecir que ese será el artículo más “comentado” de PanfletoNegro del año y, de acá al 2012, probablemente sea el más “comentado” de la historia de la página.

Sin embargo, no me había aventurado a subrayar el patetismo del limosneo todavía, a falta de análisis sesudo que avanzar.

Pero hoy me tope con el nec plus ultra de los comentarios de ese artículo. Este « Réquiem para un sueño chavista » no sólo produce lástima por los desagravios sufridos, sino que el sentido utilitario de los políticos, de coleto populachero electoral, es una vergüenza y una desgracia. Acá se los dejo, sin editar ni corregir. Agárrense, que los Aronofskys de la política nacional vienen cortando brazos y violando gente en masa…

Vamos a ver a nuestro presidente.
Salimos a las 1: 30 y nos dieron el almuerzo frio, jugo y agua cuando íbamos en la carretera se acaba el agua y para colmo se espicho un caucho bueno acomodamos el caucho y seguimos el camino y apareció medio Telmo de agua para todos los que estábamos en el autobús que con mucho gusto comenzamos a beber
Todos metían sus vasitos para beber agua sin siquiera lavarse las manos bueno el vital líquido se acaba, nos agarró la cola y por fin a las 8:30 llegamos cuando usted hablaba de moral, ética de aquel sentido humanista, altruista y social. Todo estuvo bien el orden y el recibimiento en el teatro le prestaban atención a la personas con discapacidad eso me pareció muy bien el acto y el mensaje dado por usted.
Salimos y escucho una voz que decía para Cojedes no hay comida….. Bueno me dirijo a la
Unidad y comenzó el desorden nos cambiaron de unidad a una que estaba en peor condiciones y además pretendían que nos fuéramos parados y que en tinaquillo esperáramos…….
Que llegara la otra unida pero esperar a las 3 de la mañana en una esquina lejos de casa aguantando frio, hambre y pendiente de que no llegaran los ladrones a robarnos no era la solución después de gritarnos ofendernos y maltratarnos abordamos la otra unidad con los asientos destartalados un caucho en la puerta de atrás y me entristeció mas cuando una persona con muletas trataba de subir y todos los demás hacían acrobacias para poder entrar y aquel frio (continua)…………
Y el autobús parecía que se estaba desarmando bueno íbanos todos sentados que alivio pero con la vibración del autobús y los asientos que se desprendían y el chofer no pelo un hueco y constantemente aquellos golpes eran horribles imagínese en ese autobús con compatriotas de edad avanzada, niños, jóvenes, personas con discapacidad y a usted señor presidente que lo llevábamos en el corazón “y el autobús desbaratándose…..”
Lo más triste señor presidente es que cuando llegamos a las 4 de la mañana dejaban a los compatriotas 7 y 10 cuadras donde Vivian (continua)…………………………
Yo pienso sobre todo en esos niños en las madres de esos niños en aquellas personas con discapacidad en las personas mayores quedarse en una esquina a las 4 de la mañana encomendándose adiós a ver si llegan cansados con el cuerpo adolorido, con sed y hambre, aguantando necesidades fisiológicas y ligándola de no enfermarse a su humilde casa.
Ética, moral, equidad, justicia, altruismo, humanista, igualdad de condiciones, un trato justo, yo pienso señor presidente que: (continua)…………..
Que este mensaje no le llegue; que me tilden de anti revolucionario pero hay que tener un pensamiento crítico, reflexivo de las cosas no podemos permitir que situaciones como estas perjudiquen el proceso y el progreso revolucionario. Lo que me alegraba en ese autobús es que los compatriotas parecía no importarles y estaban preocupados porque llegarían tarde o no lo lograrían verlo no les importaba el hambre, la sed, el sueño, las necesidades fisiológicas, aquellos golpes. Ni de ida ni mucho menos de vuelta
Pero yo lo veo de esta manera salir del calor del humilde hogar para viajar a caracas y posiblemente sin dinero a poner la vida en peligro a que nos traten de esa manera tan cruel y ruin, a aguantar hambre, sed, necesidades fisiológicas, golpes a quedarse en una esquina a las 4 de mañana y correr el riesgo de que nos roben o dios sabe que, a montarse un autobús que a duras penas rueda, a darnos ese mal trato y la ironía más grande ya usted debe saberla.
Solo para acompañarlo a usted y a todo su tren ejecutivo que se marcharon en tremendos carros muy cómodos mientras que nosotros teníamos hambre, sed, sueño, cansancio por que no probamos un bocado de comida desde las 1: 30 que almorzamos almuerzo frio y la troja que nos esperaba para volver a casa.
Y para terminar: recordando a nuestro libertador simón bolívar le dejo este análisis:
–en los tiempos de bolívar la lucha era cara a cara.
–hoy en día el enemigo está en las sombras.
–en aquel tiempo los guerreros morían por honor.
–hoy en día morimos varias veces antes de nuestra verdadera muerte.
–en aquel tiempo se peleaba en campos de batallas.
–hoy en día se pelea en la sociedades de forma mental manipulando, alterando (continua)…..
Y cambiando la ideología y forma de vida de los más fuertes y los más débiles:
La traición, envidia y el hambre a la riqueza es parte de la de nuestra sociedad y debemos terminar con ellas.
Sin más nada que agregar me despido esta es la segunda vez que la escribo….
Seguimos trabajando señor presidente
GD Star Rating
loading...
Artículo anteriorPredators:This is The Endgame
Artículo siguienteLíderes, leyes, reglas y representantes
Barman, guía turístico, sirviente y amo de casa, traductor, profesor de lenguas, niñero, encuestador en la calle, extra de películas, vigilante nocturno, obrero de mudanzas, editor de películas, músico de Metro; eso hasta ahora. Aparte de sus incursiones en el mundo laboral, escribió y publicó novelas (https://www.panfletonegro.com/v/2010/11/22/yo-mate-a-simon-bolivar/), colaboró con periódicos y revistas electrónicas y participó en debates y mesas redondas. Hoy en día, colabora con oscuros y desconocidos artistas de todo tipo y añora realizar su sueño, ser dueño de un circo. Por las noches lleva a cabo audiciones para el puesto de “tragadora de espadas” con mujeres de todo tipo. Jamás ha practicado patinaje artístico.

11 Comentarios

  1. Rescato cuatro frases y conjeturo lo que pensaría Chávez si hubiese leído la historia tragi-cómica del amigo que le escribe:

    1) “no podemos permitir que situaciones como estas perjudiquen el proceso y el progreso revolucionario”. Tranquilo, mientras existan tontos que padezcan con gusto esas tribulaciones el proceso y el progreso (¿?) revolucionario no se verá perjudicado.

    2) “usted y a todo su tren ejecutivo que se marcharon en tremendos carros muy cómodos mientras que nosotros teníamos hambre, sed, sueño, cansancio por que no probamos un bocado de comida desde las 1: 30 que almorzamos almuerzo frio y la troja que nos esperaba para volver a casa”. La próxima vez no vaya. Simple. Pero no venga a pedirme favores y menos a criticarme… Y deje la envidia, la buena vida que nos damos yo y mi tren ejecutivo tiene su precio…

    3) La traición, envidia y el hambre a la riqueza es parte de la de nuestra sociedad y debemos terminar con ellas”. Acabar con la riqueza implica acabar con el estilo de vida que llevamos yo y mis panitas (ver párrafo anterior). No sea ridículo.

    4)”Seguimos trabajando señor presidente”. Al menos uno de nosotros lo hace: Usté (así sin “d”).

    Terminaría Chávez con la atorrante muletilla con la que adorna cada media frase: “¿¡Eh!?”

    ResponderResponder
  2. Excelentes respuestas. Qué triste que la sàtira no esté tan lejos de la realidad…
    Saludos

    ResponderResponder
  3. Querido Krisis, pelaste este mango bajito:

    Nuris Rivas dice:
    agosto 17, 2010 en 6:42 pm

    yo no creo que parte de esas palabra no son del presidente chavez porque si son siertas el se ha encargado (aunque no le importe) de terminar de destruir el buen consepto que yohumildemente tenia de el por favor diga alguien que el no es el que escribio todas esas cosas gracias.

    Todos lo pelaron! En serio nadie se dio cuenta de este comentario? Hay luz al final del tunel y nadie la ve!

    ResponderResponder
  4. ¡No, no lo había visto!
    Eso es lo que pasa cuando, en vez de seguir un proyecto o una idea, sigues a un Mesías. Sobre todo un Mesías que te pide que des el 10% de tu sueldo para “financiar la revolución” y su familia termina con una finca tan grande que no cabe en Google Earth…

    ResponderResponder
  5. El otro dia tambien estaba revisando esas respuestas. No vininguna d elas dos mencionadas. Pero no pude evitar pensar en la relacion sadico-masoquista, Esto lo demuestra mas descarnadamente. o es mas evidente : reflexiones sobre las posibles causas que tantas persoonas delegen su capacidad de pensar en otro, en la nesecidad interna que tienen tantas personas en ser maltratadas por el sadico. Reflexiones vanas ya que no tengo la capacidad y no se como revertir esa tendencia en tantas personas. Ya que en el sadismo hay un componente fuerte de masoquismo, y en el masoquismo hay un fuerte componente de sadismo.
    Muchos de esos incondicionales de chavez son los que llegan a su casa y le pegan a sus mujeres y sus hijos le temen.
    No conocere la manera de revertirlo, pero tengo algunas pistas a que se debe que sea tantos sean de esa manera; El autoritarismo de nuestra sociedad, el cual se puede decir que es nuestra verdadera “identidad nacional” en la casa los padres son autoritariorios, se llega al colegio y los maestros son autoritarios y luego te enseñan a temerle a la “autoridad”. Por eso mucho antes que chavez llegara al poder muchos anhelaban el regreso de Peres jimenez, o el taita Boves, como ya sabes quien de la mision boves. eso es producto de la educacion que recibimos y seguimos reproducciendo en nuestros hijos.
    Tuve la suerte que mi padre a pesar de ser militar en la casa era antiautoritario, y cuando trataba de serlo, nadie lo tomaba en serio.
    Pero no todos los padres son de esa manera, y6 es en la casa donde se comienza. Me pega, me insulta, pero amo a mi padre y estoy a su lado, de esa manera se puede entender el fenomeno de chavez y muchos que ahora se les va, solo buscan a otro autoritario, que cumpla con sus expectativas de sadismo y les quites esa terrible angustia de pensar por si mismos

    ResponderResponder
  6. sabes yo estaba comentando algo parecido con Sergio en un articulo de los de zamora… es que para esos actos hay ciertos factores que para hacerse bien con el presi agarran y hacen una especie de competencia para ver quien lleva mas mas gente, una vaina que si pudieran los metieran en un container y los trajeran y luego del acto abandonarlos a su suerte, como paso en varias concentraciones de la avenida bolivar aliñaditas con la caña…
    y bueno el gran desastres viene despues de que el acto acaba y el presidente diga patria socialismo o muerte, es algo así como muy parecido a un concierto, la gente sale en marabunta y le llega la vaina como nos regresamos???? y bueno todo el dispositivo que se armo en el inicio, al final sencillamente no existe, impera la anarquia el caos y la desidia, todo el mundio busca su tajada y todos quieren algo más…
    y bueno en una de esas me acuerdo que me tocó agarrar a pie por bellas artes luego de un acto y fue muy revelador ver como una señora y su hija iban corriendo detras de un blue bird que ya iba cruzando la esquina mientras gritaban “señor espere que nos deja…”
    y lo peor es que este espectaculo se repite una y otra vez, por algo sera…
    saludos muy bueno

    ResponderResponder
  7. Es, francamente, una desgracia. Lo más horripilante es cuando te interpela alguien en un país del primer mundo y te pregunta si Chávez, “hace algo por los pobres”, porque él leyó que les regalaba neveras y que eso está bien. Léase: bien para nosotros, los indiecitos; para ellos está bien que el gobierno se dedique a educar a la gente, ofrecer servicios de salud, y garantizar que los empleados puedan adquirir una nevera. En cambio, nosotros avanzamos, porque ahora la gente tiene un obsequio.
    Es triste que el vaudeville ya se haya quitado la careta. Antes, era como simpaticón y hasta uno podía creer que, bajo el maquillaje, latían las buenas intenciones. En cambio, ahora ni el sueño o el parapeto persisten: utilizan a la gente de la manera más proxeneta posible, una vez lleno el auditorio, vámonos y a ver cómo se regresan esa pila de pendejos. Tarea terminada.
    No dejo de asombrarme ante la capacidad chamánica de Chávez de hablar y convencer a esta gente de que todavía les importan. De que Nicolás Maduro todavía entiende lo difícil que es ser autobusero, porque ahora le sirve Tequila a Mike Moore y Chávez en Venecia. De que Cilia Flores sigue siendo “del pueblo” en vez de ser una nuevo rica chabacana y sin gusto.
    No sé si será que le echan LSD al agua o qué. Pero la relación hoy en día entre Chávez y el pueblo no es de marido y mujer, es de hombre casado y barragana arrastrada esperándolo en un hotel maloliente el día de la secretaria.
    Así estamos.
    Saludos

    ResponderResponder
  8. Acabo de leer “Chávez Candanga en 140 caracteres y más“ (no lo había leido) y lo primero que se me vino a la mente fue la siguente pregunta: ¿Será que ninguno de estos comentaristas leyeron lo que decía el artículo? ¡Esto es increible!

    Me imagino que saben leer, puesto que saben… ¿escribir?

    Entonces el problema es la falta de comprensión lectora o el efecto rebaño que hace que la gente haga cola en un cajero automático cuando al lado hay cuatro que también funcionan y dan dinero…

    Que triste esta situación.

    ResponderResponder
  9. Más que LSD, al agua, deben ponerle burundanga. Las aceitunitas rellenas de la Casa Militar (¿realmente hay que utilizar mayúsculas para eso?) ejem, casa militar, que “custodian” la Sala Ríos Reyna cuando hay eventos oficiales, deciden quién entra y quién no entra, cuándo y cómo. La regla de oro, hasta hace muy poco tiempo, indicaba que una vez entraba el presidente en la sala NADIE, sin excepción, entraba o salía. En consecuencia, tenían lugar episodios socialistas y de un alto contenido humanista como: señores mayores que se orinaban encima, carajitos con pañales malolientes por horas, locura colectiva por pasar 8 horas sentados y con amenaza de peinillazo si te levantabas para estirarte… e-t-c. No es sólo se pervierten los fines artísticos del espacio (léase Teatro Teresa Carreño) por otros menos dignos (léase mítines políticos); si no que, además, las aceitunitas prácticando el deporte nacional -el abuso de poder- se llevan por delante a los trabajadores de la institución (algunos pocos bastante “llevablespordelante”, sin duda, pero pocos al fin) y, en especial, se llevan por delante a aquella masa poliforme, de existencia ondulante, a conveniencia, que suelen llamar “pueblo”.

    ResponderResponder
  10. ¡Saludos, Galatea!
    Lo que pasa es que están tratando de mejorar el nivel de vida de la población, empezando por ellos, claro está… Cuando ya estén rozagantes y rechochos, si queda algo (de dinero petrolero), Chávez se pondrá la bomba de dólares a nivel de la pretina del pantalón para rociar todas las bocas abiertas y hambrientas de Venezuela, como en un video de hip-hop…
    Saludos

    ResponderResponder
  11. Jajajajajajaja. Supongo que está demás recordar a los “simpáticos” cochinitos de Rebelión en la granja y la metáfora subyacente y todo lo demás. El eterno retorno. En fin…

    ¡Saluditos!

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here