Dream Theater 2010: Good Bye Lars Ulrich, James Hetfield, Kirk Hammett y Robert Trujillo

9
89

El mejor concierto de “heavy” de la temporada, hasta la fecha, tras la decepción de Metallica en fast forward. La banda puede ser el equivalente de Olga Tañón en la escena del rock internacional, por su cantidad de shows en Venezuela, sin embargo, cada una de sus presentaciones aquí, vale su precio en oro

La de ayer fue, posiblemente, la menos larga efectuada en territorio nacional: dos horas y cuarto. No obstante, saciaron plenamente las expectativas de los fanáticos, acompañados por una no menos memorable intervención de BIG ELF, grupo telonero de inspiración retro con ecos de Jethro Tull y pinta de Blind Melon. Brillante ejecución, estupendo perfomance en tarima. Por desgracia, el sonido no los favoreció.

El audio sería uno de los pocos puntos bajos de la velada.
Después vino el plato fuerte de la noche con los cinco grandes del metal progresivo, para interpretar en vivo el contenido de su último álbum de estudio, Black Clouds & Silver Linings, una placa de inspiración gótica apropiada para la locación y para el contexto de la ciudad de Caracas, cubierta por la espesa nube de calina.

El disco resume la filosofía épica, nostálgica, oscura y a ratos contestaria del ensamble de músicos.

De nuevo, el baterista, Mike Portnoy, se comportó a la altura, como un caballero, y nos deleitó con su virtuosismo durante toda la sesión. Al final, salió con la franela de la vinotinto y nos despidió con humildad, como lo hizo antes en el Forum de Valencia. El hombre se gana su fama de ser uno de los diez de la disciplina, con mucho sudor y trabajo en tarima. Se le agradece.

Por su lado, el tenor, Kevin James LaBrie, lucía un tanto castigado por los vaivenes de la gira, aunque jamás desentonó. La acústica tampoco lo ayudó, pero pudo compensar el problema con destreza vocal.

El bajista, John Myung, también estuvo aceptable, y nos regaló un par de solos para el recuerdo. En lo personal, es mi favorito por su eterna compostura de maestro Zen.

La sorpresa, sin duda, recayó sobre los hombros del tecladista Jordan Rudess, quien hizo alarde de su dominio técnico del instrumento, al improvisar durante diez minutos seguidos en compañía de un divertido duendecillo virtual.

Por lo demás, los visuales de fondo derrocharon creatividad, originalidad expresiva y conciencia de la experimentación con la imagen en movimiento.

Para rematar, John Petrucci volvió a demostrar por qué se le considera uno de los cuatro guitarristas más importantes del mundo. Al final, nos electrizó y no conmovió con una fuga de cinco minutos, llena de melancolía, dolor y romanticismo.

Un epílogo sencillamente genial, para otro toque inolvidable de la formación de Estados Unidos.

20 puntos para la organización de Profit, en las antípodas del mal trato, la subestimación y la improvisación de Evenpro.

Hubo respeto por la prensa, por la dignidad del público y por el significado del evento.

Ojalá se repita.

Si no los conocen, es hora de hacerlo.Se llaman Dream Theater, vienen a Venezuela a cada rato, nos quieren de verdad, no echan carro, no embarcan y no tienen complejos de estrellitas.

Cojan dato, incondicionales de “Guns and Roses”. Yo no espero tres horas por Axel Rose, ni sentado en la VIP del Poliedro.
Por lo pronto, nos vemos hoy en “Franz Ferdinad”.

GD Star Rating
loading...
Dream Theater 2010: Good Bye Lars Ulrich, James Hetfield, Kirk Hammett y Robert Trujillo, 3.5 out of 5 based on 15 ratings

9 Comentarios

  1. Soy fan de Dream Theater… pero pana, comparar a Dream (progresivo) con Metallica (speed) y Guns (pseudo glam rockanroleao) es como comparar al regeton (como se escriba) con olga tañon y oscar de leon…

    ResponderResponder
  2. Respeto tu punto de vista. Pero como diría Tusquets, lamentablemente todo es comparable. Gracias por comentar, mi pana. Seguimos en la discusión.

    ResponderResponder
  3. Yo sí comparo a esos tres, los meto a todos en el saco de “guaracha” para mi gusto. Que manía esa de ponerle etiquetas tan específicas a todo que al final resulta que cada banda es un género en sí, mala maña.

    ResponderResponder
  4. uhm esta bien sergio me alegra que te lo hayas tripeado, no soy muy fan de los dream aunque si ntuviera los reales seguro hubiera ido…
    aunque esta critica, no se… le falto como aliño o picante, me imagino que como estoy acostumbrado a tu estilo, como este toque estuvo bien para ti… en fin.
    saludos chamo esperamos la resñea de franz meintras reuno para megadeth

    ResponderResponder
  5. Eso pana. Hay que ir a Megadeth!
    Gracias por comentar.
    Muchos saludos!

    ResponderResponder
  6. Bueno no soy muy fanatico de Dream Theater pero debo reconocer que su musica es Excelente fui a su primera presentacion aqui en el Poliedro y me parecio absolutamente brutal, ahora este ultimo concierto para mi dejo mucho que desear, no por la banda porque se notaba la entrega de los panas y de verdad se agradece que bandas como estas vuelvan a venir, sin embargo el sonido me parecio terrible, de verdad parecia que estaban tocando solo con las plantas sin las acostumbradas torres de sonido (las cuales no vi por ningun lado), creo que el lugar tampoco ayudaba mucho por la acustica. La gente de Big Elf fue una grata sorpresa ya que tienen un sonido bien interesante. Aplaudo tambien a la gente de Profit por la organizacion, claro que no es lo mismo organizar un evento para la cantidad de gente que fue a Metallica que para la cantidad de gente que fue a este último de Dream Theater, pero ciertamente estuvo muy bien y además la gente de Profit tambien tiene el mérito de traer artistas que uno se imaginaria nunca vendrian a Venezuela.

    Evenpro por su parte nunca se comporta a la altura de los espectaculos que organiza y no se de donde sacan los datos de sus estudios de mercado para no traer a otras bandas que han girado por latinoamerica como Depeche mode y ofrecer un espectaculo como el de Pet Shop Boys que al final obviamente no se dio porque deben haber vendido como 100 entradas nada mas.

    ResponderResponder
  7. Tuve la oportunidad de ver en México a ambas bandas, no se si fue el mismo performance pero lo que si puedo decir es que las comparaciones pueden ser un poco burdas si entiendes el momento en que vive cada banda, Metallica un “MOUNSTRO” musical en su etapa de decadencia que aunque todavía tiene fuerzas para opinar algo, su carrera viene a menos y también su destreza musical, pero aún así ver y oir toques de And Justice, Master y demás te deja ver porque son una de las bandas más importantes historicamente, como se convirtieron en ese mountro y su entrega es incuestionable en el escenario.

    Por otro lado Dream Theater es una banda de progresivo que aunque los musicos de metallica siempre han sido muy respetables no tienen la tecnica que los de Dream Theater, por otro lado DT esta construyendo una historia y aunque no es el mounstro si es una banda que ha logrado un respeto no solo como la mejor banda de progresivo actual sino que se ha colocado en un standar como historico.

    No creo que una sea mejor que otra y en lo que pude ver asi fue por lo menos en México (ojo no digo que asi haya sido en Venezuela), lo que si creo es que no puedes esperar lo mismo de ambas bandas en un concierto.

    ResponderResponder
  8. Pude ver la interpretación de Count of Tuscany, ya que fui a buscar a mis hijas que estaban desde las 6:00 am en el CCCT (son grandes admiradoras de la banda) y me dejaron pasar al Encore. DT es una gran banda, que tal vez haya entrado en un hiato en lo referente a creatividad pero con sus cualidades musicales intactas, es más, creo que con las años van mejorando en técnica y sapiencia. Rudess es el gran heredero de la tradición iniciada por Wakeman, Emerson et allia. Y ver a Petrucci lanzándose un solo es espeluznante. Los demás miembros de la banda no se quedan atrás, tal vez el eslabón más débil sea La Brie, pero cuando le toca demuestra que es un buen cantante. Lástima lo de Portnoy, pero creo que después de todo es lo mejor que le pudo pasar a la banda, es notorio que Mike estaba buscando otros caminos y no era justo que le impusiese sus deseos a los demás. Mangini se ha portado a la altura, hasta los momentos.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here