A veces

5
33

No es todo el tiempo, pero uno debe saber cuando está cerca de un circulo poético que lo que encierra son un bojote de mujeres mal cojidas, unos tipos buscando cogerlas, unas señoras con cara de putas y efectivamente putas buscando muchachitos, es allí, entonces cuando uno debe cambiar de cuadra, porque en esto de escribir hay mucho loco, como uno por ejemplo, que ha encontrado mujeres por el olor de su púbis o ha viajado al mar para tener una virgen, vivir para ver es solo cuestión de metodo y olvido, saber cuando uno mismo incluso es una de esas personas solas o acompañada por tantos demonios es saludable para el higado de morrocoy. Al llegar a esos puntos no hay que retirarse, ni salir cobardemente a maltratar a un animal, sino discretamente acercarse a esta gente que le menciono mi querido alumno y tirarles un peo justo al lado mientras comen un queso guayanes en la arepa mientras uno le canta un poema con sabor a carne mechada y recuerda por dentro a su madre, esa mujer tan homenajeada en mayo y en el semáforo, y en la silla de playa. La mejor lección de poesía es entonces ver a la gente a los ojos y saber cuando dicen, piensas y sienten lo mismo que es casi nunca, a menos que se haga poesía claro, entonces no se dice nada y cuando a uno le pregunta ?Usted escribe? uno dice: a veces.

GD Star Rating
loading...
A veces, 5.0 out of 5 based on 1 rating

5 Comentarios

  1. Y que más decir de esos, los maltratadores de animales, y cuando digo maltratadores es como si dijera ese plural, en solitario, en un evidente y singular “aquí estoy”. Con ojos en eles desorbitados, lentes oscuros como [email protected]@S. ¿¡Que guardamos al año y meses de un acto ridículo!? Llevado como si fuera herradura en el peso y en la suerte; pero colgado de la nariz. Un conejo soy tratando de ser rata como cuando salgo de mis sombreros, (fuera de toda teoría de liderazgo gerencial), y salgo en busca de esas mujeres cogibles de las orejas, enganchables de la mirada, y finalmente vueltas “carnada”. Reconocibles, claro, por algo más que su olor. Ahora solo quisiera mostrar un rostro en silueta. Y escuchar mis propias sombras como fondo fotográfico. Y así, hacer acompañamiento a esa carnemechada y a ese quesoguayanes sacándolos en el contexto que solo da un color de bilis. Como cuando esa mujer en mayo enterró el semáforo hace más de un año. Esa mama desnaturalizada hombre para explotar bombas en la ciudad e irse de gira con los palos en la cabeza.

  2. Lo mejor es decir que se es escritor de jingles o de soundtracks de peliculas B protagonizadas por Don “The Dragon” Wilson. Asi todos sabran que eres un looser (o lo pensaran) y te dejan tranquilo. Nada peor que decir que te gusta escribir para que salga un jeton a hacer concurso de quien tiene la pinga mas grande, “te leiste la guerra y la paz? Te leiste Viaje al fin de la noche? Te leiste Moby Dick?” hasta que dices que no te interesa verga la Guerra y la Paz, y el huevon te espeta que como puedes ser “escritor” si no te has leido el Ulises.
    Suena familiar?
    Welcome to my liiiiiife……….

Comments are closed.