Una aberración mitológica llamada Mi Unicornio Azul

1107_unicorn_head_mask_inuse

Seguramente usted habrá escuchado algún suspiro y habrá visto más de una  lágrima cuando la literalmente mítica canción del cantautor Silvio Rodríguez resuena en el aire sin saber lo que subyace debajo de la alucinante letra y del pausado ensamblaje musical. Para nadie es un secreto,  y lo ha confesado el mismo autor y cantante original de la pieza, que la letra fue inspirada a partir del asesinato del poeta  Roque Dalton (1935-1975) por parte de sus mismos compañeros del  Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) de El Salvador, quienes lo acusaron, para variar y con el original pretexto, de ser agente de la CIA.

Roque Dalton fue un extraordinario poeta y ser humano, que celebraba la vida en la letra y en el acto: escribía, militaba y hasta bailaba cuando tenía la oportunidad de hacerlo. Sólo una voz alta puede escribir algo como:

“Poesía/Perdóname por haberte ayudado a/comprender/que no estás hecha sólo de palabras”

Su militancia le llevó, bien por su cuenta o expulsado de El Salvador, a viajar por muchos países, sobre todo por aquellos donde el socialismo comenzaba a ser una nueva experiencia y una esperanza humana. Ganó el premio Casa de las Américas de Cuba y fue invitado a ser jurado el siguiente año. A pesar de haber estado anteriormente en la isla, se convirtió, junto a Ernesto Cardenal, en un personaje incómodo para el gobierno cubano cuando pretendió conocer directamente de la voz del pueblo la experiencia socialista. En este sentido las vicisitudes con el poeta funcionario Fernández Retamar fueron bien documentadas.  Como todo espíritu crítico poseía el don de levantar la voz donde la corrupción, el abuso y la mentira, vicios que carcomen cualquier lucha por un futuro más humano, se hacían presente y no dejaba de expresarlo como lo hizo en esta cita sobre el partido comunista de El Salvador:

“…son lo más corrompido que te podés imaginar. Te hablo con conocimiento de causa, porque soy miembro del Partido Comunista de mi país. Pero yo entré al Partido Comunista Salvadoreño porque creo que las personas decentes deben entrar a estos partidos y no dejarlo solo a los cabrones.”*

Fue ese mismo espíritu el que le hizo ser condenado y fusilado por corruptos junto a Pancho, su compañero de luchas por muchos años. Habiendo sido un hecho clandestino su desaparición  y como por casualidades de la vida quien anuncia meses después su muerte fue Radio Habana Cuba. Ante el injusto y cobarde crimen contra un poeta crítico, un ser humano con una preparación intelectual extraordinaria a Silvio Rodríguez, quien sin duda alguna debió haber conocido a Roque Dalton, le da por sublimizar el horrendo hecho, lo lleva hacia la fantasía, lo pinta de arcoíris y lo riega con fútiles lágrimas de cocodrilo hasta convertirlo en el cornado equino  color cielo. Ofrece recompensas por “cualquier información” pero todo el gobierno cubano sabía quiénes fueron los asesinos y quién sabe si hasta se alegrarían por sacarse una piedra del zapato. No se exige justicia, se canta edulcoradamente sobre el hecho. Ni siquiera se hace metáfora, más bien se convierte el terrible  acto en un cuadro abstracto, bonito, pero totalmente incomprensible. Los familiares clamaron justicia pero en el 2010, ya bajo el gobierno de Funes, los culpables fueron absueltos al disolverse el caso.

De esta manera opera el socialismo asesorado por Cuba. Al corrupto que roba el dinero que puede alimentar a muchos o salvar a enfermos, al asesino que dispara al estudiante, al que tortura, al traficante, se le abraza, se le pone la cabeza en el pecho y se le dan palmaditas en la espalda para protegerlo y para decir que son injustamente acusados por campañas infames.

A la final la era no estaba pariendo un corazón, era solamente un dolor intestinal si tomamos en cuenta el fétido y corrupto producto que ha resultado ser el Socialismo del Siglo XXI y el lisonjero pedido del salvavidas a Obama por parte de un Raul Castro quien bien conoce el abismo hacia donde han arrastrado a Venezuela y aún navega sobre su balsa de tierra caribeña.

 

*Un consejo bien adecuado para el Partido Socialista Unido de Venezuela porque el partido comunista es solo una piara de fantasmas que hablan con el viento.

GD Star Rating
loading...
Una aberración mitológica llamada Mi Unicornio Azul, 5.0 out of 5 based on 6 ratings

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores
Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top