Oficialmente: ¡Judas!

41
160

“Un momento después se oyó un espantoso chirrido, como de una monstruosa máquina sin engrasar, ruido que procedía de la gran telepantalla situada al fondo de la habitación. Era un ruido que le hacía rechinar a uno los dientes y que ponía los pelos de punta. Había empezado el Odio.

Como de costumbre, apareció en la pantalla el rostro de Emmanuel Goldstein, el Enemigo del Pueblo. Del público salieron aquí y allá fuertes silbidos. La mujeruca del pelo arenoso dio un chillido, mezcla de miedo y asco. Goldstein era el renegado que desde hacía mucho tiempo (nadie podía recordar cuánto) había sido una de las figuras principales del Partido, casi con la misma importancia que el Gran Hermano, y luego se había dedicado a actividades contrarrevolucionarias, había sido condenado a muerte y se había escapado misteriosamente, desapareciendo para siempre. Los programas de los Dos Minutos de Odio variaban cada día, pero en ninguno de ellos dejaba de ser Goldstein el protagonista. Era el traidor por excelencia, el que antes y más que nadie había manchado la pureza del Partido. Todos los subsiguientes crímenes contra el Partido, todos los actos de sabotaje, herejías, desviaciones y traiciones de toda clase procedían directamente de sus enseñanzas. En cierto modo, seguía vivo y conspirando. Quizás se encontrara en algún lugar enemigo, a sueldo de sus amos extranjeros…”

1984 — George Orwell

Decidí seguir la conmemoración del aniversario del golpe de abril de 2002 a través de los medios oficiales. Hicieron lo mismo de años anteriores: resaltar el papel “heroico” del Comandante (evadiendo “se le solicitóóóóóóóóóó”), destacar la participación de los “malos” (como los denominó la, hasta entonces, sosegada Jacqueline Farías) de Fedecámaras, La CTV, Los Medios Golpistas, y demás enemigos públicos. Lo normal, pues… Pero cuando estuve siguiendo un rato la programación de VIVE, me sorprendió ver que los ¿documentales? patrocinados por el gobierno y presentados con pompa en años anteriores: Rescate del Hilo Constitucional, Memorias del Golpe de Estado, etc… Presentaban una curiosa edición. Las partes en las que aparecían Ismael García, o el General Raúl Isaías Baduel, habían sido reducidas y en algunos casos suprimidas completamente de los mencionados trabajos audiovisuales.

El ver como a Baduel lo reducían hasta desaparecerlo, me hizo recordar la novela de Orwell. Y entendí que no solo el Odio se decreta, el Amor también puede decretarse. Durante años el gobierno decretó el amor oficial para el General trisoleado. Lo ensalzó como héroe, lo condecoró, lo nombró ministro, le dedicó espacios televisivos y hasta libros. Es, hasta hoy, el único oficial de la Fuerza Armada que ha sido condecorado por un partido político (el P.P.T).

Yo recuerdo cuando empezaron a circular por Internet las fotos en las qué, supuestamente, el General, aparece teniendo relaciones sexuales, pensé, de inmediato, que eso solo podía haber surgido del gobierno. Repitiendo al carbón las técnicas de chantaje y extorsión que aplicaban la Digepol y la Disip en tiempos de la cuarta, le estaban empezando a pasar factura al General, vaya uno a saber por qué, cuál habrá sido la objeción interna que expresó Baduel, que tanto molestó al gobierno y los llevó a ejecutar tamaña coñodemadrada. Creo que lo peor fue ver el regodeo de los habituales de Noticiero Digital con dichas imágenes. Estoy seguro, que lo mismos que gozaban una y parte de la otra con aquello, son los mismos que hoy esperan que el General tumbe al Presidente desde la cárcel. Y viceversa: los que salieron a defender al General y a quejarse por “la atrocidad” de exponer esas imágenes, son quienes ahora intercambian dichos retratos.

Ayer, la mayoría de las quemas de Judas organizadas por chavistas, tenían como representación al General de los tres soles.

Aunque suene cruel, pero esto no es un hecho casual, al contrario, creo que es lo más coherente: La semana santa es la conmemoración de la justicia popular. Jesús y Barrabás fueron expuestos ante el pueblo y al pueblo se le preguntó a quien crucificaban y a quien salvaban. Desde ese día, y hasta ahora, los pueblos siempre han crucificado a Cristo y salvado al otro.

Así, de un día para otro, Baduel fue desterrado, execrado y negado tres veces. Ahora, el odio es la orden oficial. Lo que realmente me molesta es la cantidad de opositores medio pendejos a quienes he escuchado decir cosas como: “Que bueno, pa’ que sepa lo que es bueno”, “Que se joda ese Güevón”, “Quien lo manda haber rescatado al Presidente el 13 de abril”. Cada día me arrepiento más de lo que dije sobre Rosales. Realmente, viendo como ha reaccionado la gente ante la sentencia aplicada a los comisarios o a la persecución de Baduel, uno empieza a entender que muchos dirigentes de oposición prefieran pensar en su propia seguridad, antes que arriesgarse por quienes esta semana santa se tomaron un día para indignarse y todos los demás días para irse a la playita.

Pero volviendo a lo del odio oficial: es increíble, decepcionante, y finalmente triste, ver como se encumbran y desencumbran héroes y antihérores con tanta rapidez. La historia oficial revolucionaria cambia como el guión de una mala telenovela. Lo triste, no es solo ver a los enceguecidos militantes del gobierno aplaudiendo y escupiendo, según sea la orden de la semana, sino ver a quienes se supone están opuestos a la locura haciendo lo mismo.

Me toca usar casi todos los días el Metro de Los Teques. Desde hace rato, y especialmente durante la campaña previa al referéndum del 15 de febrero, empezó a operar un cambio en el ambiente de la estación. Esperando por la llegada del tren, haciendo la cola para comprar los tickets, se podía escuchar a través de los altavoces ubicados en las esquinas de la estación, que, no por nada, se llama Alí Primera, la música del cantor del pueblo y los sonidos de las propagandas radiales de la campaña oficial. A veces, me sentía como en un campo de concentración. Era como si andar en el metro, algo tan absurdamente cotidiano como eso, se hubiera convertido en una misión, en una lucha por la individualidad, como si al hundir mi cabeza en la música de mi reproductor Mp3 le estuviera huyendo a la persecución, al ánimo de los comisarios oficiales de invadir mi espacio personal con su perorata roja y su odio oficial. No era difícil volverse paranoico después de unos cuantos viajes en el subterráneo.

Ayer, mientras veía la nueva historia oficial que se erige en torno a los hechos de abril de 2002, no pude evitar imaginar un día en el qué, a través de los altavoces del metro se nos anuncie: “Hoy, 1 de agosto de 2022, año 23º de la revolución y año 30º de la República, amanecimos odiando a: …”. Lo que me asusta es que siento qué todos terminaremos acatando y ejerciendo nuestros revolucionario derecho de odiar a quienes antes idolatrábamos como héroes.

GD Star Rating
loading...
Oficialmente: ¡Judas!, 3.8 out of 5 based on 9 ratings

41 Comentarios

  1. A mí Baduel me dijo que Chávez cogía carajitos cuando se metía demasiado perico… y quinientas cosas más, una más horrible que la otra… qué carajo hizo Baduel a su lado tantos años sin decir nada, es lo que uno se pregunta al verlo ahora de furibundo opositor. Es difícil de comprender, imposible sentir lástima por él.

    Como Fujimori, pagará su pena sin gloria.

    ResponderResponder
  2. El problema que yo veo con lo de Baduel no es si me da lástima o no por él. El General realmente me tiene sin cuidado, hasta un poco de risa me dio verlo en chorcitos y franela en el video ese que mandó. A mi lo que me jode y me da lástima es el uso del sistema judicial para la persecución política. Es lo mismo con Ledezma, yo voté por él a regañadientes, pero voté por él, ahora no va a salir papá gobierno a decirme que a él no le parece y que me cale a uno electo por él.

    ResponderResponder
  3. Exactamente, Ares1224, ese era el punto de mi post. No se trata de personalizar en la figura del General, es el hecho en sí.

    ResponderResponder
  4. El hecho es que Chávez ha utilizado desde hace mucho todos los poderes para perseguir políticamente a sus adversarios, incluso mientras Baduel tenía el poder del país. Por ello la caída de Baduel la celebra todo el mundo, porque la merece, porque no hizo nada cuando pudo, porque fue cómplice hasta que pudo y sólo se separó de Chávez por un peo Gay.

    Ledezma es muy diferente. No ha sido partícipe de la locura chavista en ningún momento, y sus crímenes de la cuarta (si los hay) quedan en un segundo plano pues, a diferencia de Baduel, fue electo democráticamente por los caraqueños hace apenas unos meses. Que lo quiten y pongan a un tonto útil de la revolución a gobernarnos, es un atentado frontal y una provocación a la Ciudad de Caracas. Por eso es que los matan.

    ResponderResponder
  5. ¿Por qué en Venezuela es tan difícil defender el Estado de derecho sin que automáticamente quedemos como proselitistas de la persona?
    A mí Rosales me parece horroroso, pero defiendo su derecho a tener un juicio justo. Es alarmante que a ustedes les parezca normal y poca cosa que a Baduel se lo lleven preso sin orden de arresto, bajo cargos sospechosos. ¿Si me cae mal, no lo defendemos, es eso?
    Estamos ante el colapso inminente del orden constitucional en Venezuela. Eso está por encima de la incompetencia particular de uno u otro político. No entiendo por qué en Venezuela esta afirmación termina siendo un debate sobre la personalidad de Baduel o Rosales, debate que se lleva a cabo, por supuesto, sin ninguna prueba y basada en apariencias.
    Digo, si Noam Chomsky pudo defender el derecho de Faurisson a un juicio justo a pesar de que estaba violentamente en contra de sus ideas (quién no), no entiendo por qué acá es tan difícil.

    ResponderResponder
  6. El punto es que en Venezuela no estamos ante el colapso inminente del orden constitucional… Estamos a como cinco años desde que colapsó ese orden, bajo el mando de Baduel. No tiene nada que ver con Rosales, ni con Ledezma… se trata del tipo que controlaba las fuerzas armadas del país cuando el país colapsó… es el dueño de la pelota al que la pelota metió preso.

    ResponderResponder
  7. Pero es que usando ese argumento todos son (¿somos?) culpable de algo. Independientemente de la cuota de responsabilidad de Baduel (que no es poca) no podemos regalarle a Chávez el estado de derecho, estar de acuerdo con que lo jodan sólo porque nos cae mal. Terror debería producir ese tipo de afirmaciones, no podemos apreciar el estado de derecho ni la democracia porque nunca hemos sabido con qué se come eso. Baduel, Rosales, Teodoro, etc, me dan exactamente lo mismo y si son culpables de algo bueno que paguen, pero todos tenemos derecho a un juicio justo y eso es importante porque nunca sabemos cuando seremos nosotros en el banquillo de los acusados.

    ResponderResponder
  8. Qué fastidio esa ilusión de estar hablando de estado de derecho mientras Chávez se culea al país. Por eso es que nadie nunca le llega a los talones. Quieren jugar a demócratas indignados cuando aquí la democracia se la pasaron por el culo hace años.

    Imagínate una jeva a la que se la están violando mientras grita que deberían considerar sus derechos ciudadanos. Así se ven ustedes… O peor, como una jeva a la que se la violaron entre dos, y que lucha por los derechos de uno de los que se la violó… Depinga, sigan luchando por el Estado de derecho, en cualquier momento Chávez recapacita y dice tienen razón, hay que hacer juicios justos para todos, el estado de derecho es lo más importante.

    ResponderResponder
  9. Tienes razón pero por algún lado hay que empezar y algún norte hay que tener más allá de ni un paso atrás, fuera.

    ResponderResponder
  10. El problema es que aqui se mezclan consideraciones morales de gran importancia para el mantinimiento de un orden a largo plazo (el tema del estado de derecho y justicia para todos) y objetivos politicos pragmaticos a largo plazo.

    Asi, en las condiciones actuales no sirven las consideraciones morales de tipo kantiano para lidiar con el juego sucio del Micomandante, pero otra parte el uso sesgado que se le da a la justicia en este pais (meter preso o alegrarse de que jodan a x porque es el enemigo politico) es negativo para el largo plazo, para el mantenimiento de un orden estable y de progreso para el pais.

    Jodido dilema en que nos mete Chavez, se nota la asesoria de los maestros de la manipulacion del totalitarismo cubano. Valen para Hugo todos esos dolares nuestros que le regala todos los dias a los vivos de la “Isla Feliz” en asesoria para nuestro sometimiento y destruccion.

    ResponderResponder
  11. JJ y demás:
    Entiendo tu denuncia sobre mi lloriqueo del Estado de derecho, es mi postura como demócrata institucional. ¿Cuál es tu propuesta? ¿Como no hay “Estado de derecho”, o este se derrumbó hace años, nos caemos a plomo? ¿Es eso? Parece que estuvieras channeling a José Roberto Duque, con lo de plomo al final del túnel.
    Pesonalmente creo que si tiramos por la borda todo el Estado de derecho, so pretexto de que Chávez ya lo hizo, pues es el camino perfecto para la destrucción y el salvajismo.
    Aclaro que sólo quiero entender la posición de ustedes: Inmolamos a Baduel, porque él es el responsable de ___ (rellene el espacio en blanco), aceptamos que metan preso a alguien sin mandato de arresto y sin acusación, perfecto, supongo que ese es el paso 1. ¿Cuál es el paso 2? ¿Esperar a que se lleven a Ocariz y los que queden y decir que es obvio, porque no hay Estado de derecho?
    Favor explicar.

    ResponderResponder
  12. Mi postura ha sido la misma desde que se montó Chávez en el poder: Ningún comunista sale por votos.

    Hablar de estado de derecho legitima los abusos del Gobierno, los convierte en “estilo de Gobernar”. En la medida en la que entendamos a Chávez como lo que es, y dejemos de actuar como si fuera otra vaina, comprenderemos la magnitud del peo en el que estamos metidos y la vía para salir de él. Esto no es una revolución, esto es un atraco. Y hay que resolverlo como se resuelve un atraco.

    En cuanto a Baduel, creo que todo Militar que se meta en la cárcel, con o sin juicio, es un Militar menos en libertad, y eso siempre es positivo. La única posibilidad de futuro para Venezuela es la abolición de las fuerzas armadas, como hizo Panamá después de que su Chávez causara la casi completa destrucción de su país. Mientras tengamos ejército seremos un país inestable, pues las armas proliferan y los Jefe de los cuarteles siempre tienen más poder que los Gobernantes electos. Chávez nunca podría hacer lo que hizo con el Distrito Capital, si no tuviese ejército.

    Desde hace mucho que Chávez utiliza las instituciones democráticas para guardar las apariencias. El argumento que daba la oposición era que se estaban ganando espacios… pues bien, ganamos en Caracas y en Maracaibo, y nos duró tres meses. Ya ni Ledezma, ni Radonski ni ningún opositor tiene poder en Caracas. Ya Rosales está fuera del país para no volver jamás. ¿Qué logramos con estas elecciones? Únicamente legitimizar por undécima vez el caracter democrático de Chávez, ante el país y ante el mundo.

    Hablando de estado de derecho y pretendiendo que el país aún es normal, hemos sido los mejores aliados de Chávez. La solución no es fácil, pero sin duda hacerse los locos y utilizar lenguages de democracia institucional, cuando aquí no hay nada que se le parezca, no nos ha llevado a ningún lado.

    ResponderResponder
  13. lloviendo sobre mojado, aqui no hay democracia, la democracia no es ir a elecciones, la democracia es q haya alguna representacion de elementos opositores en el gobierno, justamente para q no pase lo q esta pasando; que el gobierno se de el lujo de servirse de un marco legal a cada capricho q se le ocurra. pero la brillante oposicion de este pais regaló el poder legislativo en las últimas elecciones y sin representación en ese poder, el marco mas ilegal del universo, va a ser una legalidad posible en el marco del Socialismo del s.XXI.

    si no se procura la salida democrática de chavez lo q nos puede caer es la ultra brutal dictadura de derecha del siglo XXI, ¿hay algún general fascistoide por ahi q este planeando algo?

    ResponderResponder
  14. Hmm. Semejante embrollo. Supongo se darán cuenta del dilema de “sacar a un gobernante electo” (Chávez) por “otra forma que no sea los votos” (no quiero ni pensar qué implica esto). Esta conducta es igual de condenable que la del gobierno con Ledezma.
    Concuerdo 100% en la estupidez de un presupuesto militar y la gastadera de plata en sukois. Pero no es realista ni políticamente viable el eliminar a los cuerpos castrenses. Si algún gobierno lo logra hacer sin que lo tumben, bienvenido sea, pero me costaría creerlo en un país como Venezuela.
    Puede que yo le haga el juego a Chávez con mi oposición democrática institucional. Pero si vemos “the bigger picture” nos daremos cuenta de la necesidad de preservar ésta cultura democrática, no echarla a la basura porque sino estaríamos limpiando el paso para un dictador de la vieja escuela, un Pinochetico, y no creo que la solución a Chávez sea ni la guerra civil, ni una dictadura de transición.
    Por ahora la única lucha que se puede dar es en el plano político: Boicott a Jaqueline, referendum sobre la ley y referendum a todos los que votaron por esa ley. Todavía tenemos las herramientas.
    Es, probablemente, la última lucha democrática que podamos dar, por eso es tan importante y hay que jugársela. Podemos trazar la raya, podemos ponerles un parao’ y tenemos las herramientas.
    La otra solución es apostar por lo peor.

    ResponderResponder
  15. Suena hasta cómico eso de preservar nuestra cultura democrática… preservémosla pues, en un museo militar.

    Habría que preguntarle a los Cubanos si hubiesen preferido a Pinochet una década para terminar en lo que hoy son los Chilenos, o a Castro cinco décadas para terminar en lo que hoy son los Cubanos. Ambos son igual de asesinos, pero los resultados son opuestos. Entre los dos me quedo con ninguno, pero probablemente opine diferente en cuarenta años, cuando Chávez esté viejito en el poder.

    ResponderResponder
  16. Hablar de salidas no democráticas es bastante sencillo, basta con teclear furiosamente en el teclado y ahí está. Vamos para afuera entonces, quememos cauchos y rompamos vidrios, la pregunta realmente es si estamos dispuestos a pagar el precio de salirse del marco democrático, a pagar con coñazos, perdigones y cárcel. Yo no estoy dispuesto por eso prefiero la vía democrática, la que no implica sino como un último empujón arriesgar la vida. Y no porque sea cómodo sino porque al final del día, la libertad obtenida con violencia sólo se podrá mantener de la misma forma y no estoy dispuesto a avalarlo.

    ResponderResponder
  17. No hay ningún marco democrático, hay un marco militar, y lo que da culillo es salirse del marco militar. Pero del democrático ya salimos hace años.

    ResponderResponder
  18. en una vida pasada joahn manuel era un oficial del ejercito, fue un subteniente y llego hasta general, leyo budismo y conocio en la esquina de pajaritos a un chamo que se llamaba: proudhon… FIN.

    ResponderResponder
  19. Salirse del marco democrático es fortalecer a Chávez, eso es exactamente lo que la oposición hizo en el 2002 y hoy tenemos estos resultados. Me cuesta mucho creer que haya gente tan bruta, incapaz de aprender de la experiencia del 2002. Por eso estamos como estamos.

    Hasta ancianos como Domingo A. Rangel sugieren estrategias que podrían resultar efectivas: que la clase media y alta se niegue a pagar impuestos, por ejemplo. ¿Qué carajos va a hacer Chávez, meternos presos a todos???? En fin, yo sólo espero que los fachos de lado y lado no lleguen más nunca al poder. Y ojo, Vzla como país petrolero que es, está condenado a gustarle este tipo de liderazgos, basta ver los gobiernos de los países árabes y de Rusia.

    ResponderResponder
  20. Es gracioso eso de discutir qué fortalece y qué debilita a Chávez, como si fuera una cuestión importante. En eso estamos desde hace diez años. En eso está Cuba desde hace 48, segura de que Castro cae en cualquier momento pues está más debilitado que nunca.

    Lo de dejar de pagar impuestos es una ridículés. Con meter a diez guevones al rodeo, se le quita la idea al resto.

    El desastre del 2002 es sólo comparable al del 2009, en el que la oposición sí fue a elecciones, y terminó igual sin poder, pues cambiaron los poderes. Si en el 2002 iban a elecciones, y ganaban la mayoría (ja!), Chávez disolvía la asamblea.

    La diatriba es poco importante, la historia enseña, comunista no sale con elecciones. Nunca ha salido, nunca saldrá… está en contra de su ideología.

    ResponderResponder
  21. En el 2002 la oposición no planteó elecciones. Su salida fue militar y se jodió. Se jodió al demostrar que sus preceptos democráticos eran tanto o más falsos que los de Chávez. Se jodió la demostrar que sus líderes eran una cuerda de desubicados que lo que querían era arremeter contra la gente, jalarse unas bolsas de perico, tomar whiskey, comer pasapalos del Danubio y traicionar a aquellos que los habían acompañado en una masiva protesta. La base popular de esa protesta, cueste aceptarlo o no, la llevó Acción Democrática y la CTV. Es memorable la escena en la que Daniel Romero llama a Daniel Ortega, líder de la principal obrera sindical, y ante la ausencia esgrimir que éste “se encuentra en el baño”.

    A lo mejor hubo quienes vieron bien a una cuerda de niños yupies, jalados hasta las medias, armados deteniendo gente y volando de un plumazo una constitución votada. Pero el grupo al que representaba ese partido “joven y emergente” llamado Primero justicia, por suerte había calado muy poco en nuestra población. Los chicos bien del Opus Dei, hasta la fecha, jamás han tenido un gobierno fuera del Distrito Capital.

    A la hora de juzgar el poder que hoy detenta Chávez hay que admitir los errores y las complicidades.

    El pueblo venezolano del 2002 quería (hoy ya no lo sé) DE-MO-CRA-CIA PAR-TI-CI-PA-TI-VA.

    Hay tipos que simpatizaron con Pinochet (siempre los ha habido, gracias al cielo son una minoría en nuestro país). Lo cierto es que el proyecto demandaba en aquel momento DEMOCRACIA PARTICIPATIVA; y la hubo. La renta petrolera sin duda, fue distribuída a lo ancho y largo de nuestro país. “Eso” la gente lo agredece con una profunda lealtad. Pasó en México con Lázaro Cárdenas, pasó con Perón, pasó incluso con AD que gracias a su política de asistencia y pleno empleo hegemonizó el poder durante cuarenta años.

    El problema de Chávez y su autoritarismo surgió después, cuando grupos de la oposición se negaron a postularse a la asamblea (error que por cierto cometió la izquierda en las elecciones de Rómulo, asumiendo la conducta errada de la violencia que significó la lucha armada).

    Señores… Sinceramente, ¿quién puede creer en Ledezma?

    Ciertamente, es una grave lesión a la democracia que se le niegue el mandato de un pueblo que lo eligió, pero para cientos de caraqueños que trabajaron durante su mandato en los noventa, hay un soplo de justicia. Ledezma en los noventa asesinó y despojó a gente de sus cargos utilizando a los cuerpos policiales, para montar, por cierto, Comandos de campaña para su reelección. Pregunten por lo que fue la gestión de Abel Ibarra en Fundarte, para que se den cuenta de lo que es autoritarismo en una gestión. Hoy, todavía están abiertos esos expedientes.

    Las soluciones fáciles, dignas de los ASESINOS, no conllevan sino a una descomposición mayor.

    La oposición debe atenerse a los preceptos democráticos si realmente quiere la consecución del poder. La actitud debe ser distinta a la desgastante defensiva, el discurso debe llamar a la paz y la inclusión. Sobre todo, hay que llevarlo a la práctica y no conformarse con declaraciones en visitas a los grandes medios.

    En esto, no hay otra salida.

    A la actitud de los irracionales impacientes, debe imponerse la de los sabios que trazan su oferta para el 2012. Se debe ser MUY PACIENTE e incluso hacer propias las consignas de Chávez (se me hace paradòjico ver a oposicionistas con el lema “Prohibido Olvidar” plagiado de El Caracazo).

    PACIENCIA y TRABAJO DE BASES: El liderazgo de Chávez está hoy muy mermado. Aunado al deseo de paz de todos los venezolanos, se impone una agenda internacional en la que Chávez está cada vez más excluído. La vaina no estriba en matar a un poco e gente al estilo Pinochet. Mucho menos en matar a Chávez y hacer de nuestro país una segunda Colombia. La cuestión estriba en hacer política, atenerse a derecho aún cuando se pugne cárcel y demostrar que se tiene una agenda para el progreso y la paz que incluye a todos los sectores de la sociedad venezolana.

    Por favor, no sigamos las reflexiones de los fachos que desde lejos, pretenden llevarnos a una guerra y a una intolerancia mayor, con sus pases de factura.

    ResponderResponder
  22. Si realmente, no creemos en la violencia, por favor, déjemos de apostar por ella.

    ResponderResponder
  23. Basta este testimonio para darse cuenta de la barbarie a la que está sometido nuestro pueblo, que sea del bando que sea deseña la rcaionalidad:

    “Borran Busto de Gallegos en Miraflores”

    “La obra de mi papá trasciende a un busto en Miraflores”
    Para Sonia, la hija de Gallegos, buscan borrar la historia como en Cuba.

    “¿Qué puede esperarse de un gobierno que pone a Cipriano Castro (por Rómulo Gallegos)? Eso deja ver la talla y la cultura política de este gobierno. Todo es para llevar la contraria. Cambiar y quitar los nombres de gente que hizo cosas buenas por este país. Borrar la historia, el pasado exactamente como hicieron en Cuba, ¿quién se acuerda del poeta de la negritud en Cuba?”, responde Sonia Gallegos, al ser consultada sobre la sustitución del busto de su padre por el de Castro, en una plazoleta del palacio de Miraflores.

    Asegura que no le da “ni frío ni calor” que el busto de Gallegos ya no esté en la casa de gobierno, al contrario, “es mejor” así, simbólicamente “no es testigo de lo que pasa allí”.

    En ese sentido, Sonia Gallegos explica que la obra literaria del primer presidente electo por votación popular de Venezuela “se conoce en todas partes del mundo, ha sido traducida en más de 32 idiomas y no sólo Doña Bárbara. Que quiten un busto de mi papá ¡ni modo! Su obra trasciende eso”.

    Recuerda que fueron invitados para develar el busto de su padre durante el gobierno de Jaime Lusinchi y destaca que la efigie es similar a la que se encuentra en el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg), ubicado en Altamira. “No me extraña que le quiten también algún día el nombre”, suelta.

    “¿Qué podemos esperar si todo lo que hace este señor es copiarse del Gobierno cubano? Desde lo de patria, socialismo y muerte”, insiste Gallegos.

    Subraya que el gobierno de Hugo Chávez busca borrar “poco a poco todo lo que forme la historia intelectual, política y artística de este país”. A su juicio, “el pueblo no toma conciencia. Los pueblos no analizan, se van de boca atrás de un señor que grita”.

    “Es muy triste para Venezuela todo lo que está pasando. No sé hasta cuándo irá a durar. No soy política (…) Creo que mi papá tampoco, todos lo dicen, pero no analizan que veníamos de una tradición de no votar y, bueno, le dieron el golpe por confiar en la gente. Por creer en el ser humano. No me extraña lo que está pasando”, reflexiona Sonia Gallegos.

    María Lilibeth Da Corte
    EL UNIVERSAL

    ResponderResponder
  24. La pregunta es, ¿cómo se pueden hacer avances democráticos en la oposición, si el gobierno desde su cumbre del poder, no lo va a permitir?
    Estemos claros: Globovisión lo van a cerrar. Rosales y Baduel van a ir presos. De aquí al 2012 Ocariz y Radonski serán inhabilitados o estarán presos también bajo cualquier cargo fantoche.
    Así es muy difícil crear “liderazgo democrático”. Chávez sólo va a elecciones cuando sabe que puede ganar. Es muy fácil ser el “demócrata electoral” que permite 14 elecciones en 10 años, después de que has hecho todo lo posible por debilitar a la oposición.
    La cosa está super complicada. Partimos de modelos democráticos europeos, donde el poder y el dinero lo tienen los ciudadanos (ergo lo de no pagar impuestos) y calcamos eso sobre un Petro-Estado, un sistema donde el dinero lo tiene exclusivamente el Estado y lo administra a su antojo.
    El gobierno ha engrasado muy bien su máquina para distribuir dádivas y concesiones entre sus teruferarios sin ningún reparo en la ley o la institucionalidad.
    Yo creo que la última pelea democrática que se puede dar es el referendo contra la ley de centralización y Jacqueline Farías. Referendum contra la ley y contra todos los representantes que votaron por ella. Es nuestra última opción, si el Estado bloquea o impide esta iniciativa, pues ya sabremos dónde estamos, en qué tipo de régimen y hacia dónde irá.

    ResponderResponder
  25. Krisis, te cito:

    “La pregunta es, ¿cómo se pueden hacer avances democráticos en la oposición, si el gobierno desde su cumbre del poder, no lo va a permitir? Estemos claros: Globovisión lo van a cerrar. Rosales y Baduel van a ir presos. De aquí al 2012 Ocariz y Radonski serán inhabilitados o estarán presos también bajo cualquier cargo fantoche”.

    El cierre de Globovisión tendrá un impacto en la oposición de calle quizá poco relevante pero lo tendrá. Sobre todo los chavistas son fanáticos de este canal. Así sea por reacción.

    El cierre de RCTV, canal que incluso sugirió en una telenovela infame llamada “Qué buena se puso Lola”, que una buena acciòn social era llevar la cirugía estética a los barrios para hacer de su gente, personas “bonitas” (el capìtulo se grabó en El Bucaral de Chacao y Lòpez cortò la cinta); causó mucha adversión al gobierno de Chávez.

    Como activista de La Pastora en ese momento puedo afirmarlo. El fracaso de rating y la renuncia de Lil Rodríguez, aunada a las denuncias de Trapiello, han puesto en entredicho el rating de la nueva TVES. Si bien RCTV es un canal infame, dirigido por un tipo de ultra derecha que organizó un partido fascista llamado Roraima en la década de los ochenta; a la gente le LADILLA que le impongan las vainas. saben que RCTV es una mierda, pero basta que llegue un tipo y les corte la señal para que se arrechen. lamentbablemente, la miseria hace su agosto: venden o rentan en DVD la programación de RCTV. La suscripción por cable en el 2008 aumentó a casi un ochenta por ciento.

    Es muy jodido que cierren Globovisión. Vzla, en este momento no califica como una democracia. Cerrar otro canal creo que lo aislaría aún más de su situación internacional.

    Respecto a Radonsky, no será juzgado por un cargo “fantoche”. Durante el golpe de Estado del 2002, el joven asumiò conductas represivas que no le corespondían: detención del entonces Ministro del Interior, asedio y violación del derecho Internacional al invadir la Embajada de Cuba. Ciertamente tuvo las bolas que no tiene Rosales, de pagar cana. Esto le da cierta legitimidad moral para afrontar otras acciones en su contra, pero la “raya” queda.

    A tu aseveraciòn:

    “Así es muy difícil crear “liderazgo democrático”. Chávez sólo va a elecciones cuando sabe que puede ganar. Es muy fácil ser el “demócrata electoral” que permite 14 elecciones en 10 años, después de que has hecho todo lo posible por debilitar a la oposición”.

    A Tibisay con su sueldo de 15 mil dólares mensuales le será difícil aupar algún proceso eleccionario que contraste la voluntad del lìder. Sin embargo, la oposición posee una debilidad que le es propia: Dieron un golpe de Estado en el 2002, posteriormente se dieron a la tarea de un paro petrolero absolutamente repudiado. Rosales firmó el decreto Carmona. Esto, por más que le den vueltas, marcó una decepción en los venezolanos acostumbrados a la renta.

    Respecto a:

    “La cosa está super complicada. Partimos de modelos democráticos europeos, donde el poder y el dinero lo tienen los ciudadanos (ergo lo de no pagar impuestos) y calcamos eso sobre un Petro-Estado, un sistema donde el dinero lo tiene exclusivamente el Estado y lo administra a su antojo.
    El gobierno ha engrasado muy bien su máquina para distribuir dádivas y concesiones entre sus teruferarios sin ningún reparo en la ley o la institucionalidad.
    Yo creo que la última pelea democrática que se puede dar es el referendo contra la ley de centralización y Jacqueline Farías. Referendum contra la ley y contra todos los representantes que votaron por ella. Es nuestra última opción, si el Estado bloquea o impide esta iniciativa, pues ya sabremos dónde estamos, en qué tipo de régimen y hacia dónde irá”.

    Estoy de acuerdo pero no va a ser fácil. A Ledezma le toca proponer iniciativas que compitan con las Jacquelin: llevar a cabo el proyecto Guaire de Arriba hacia abajo y no abajo hacia arriba como la propuesta por la activista poco antes de su remociòn en Hidrocapital. Jacquelin tuvo buenas propuestas para Caracas, sobre todo en materia ambiental, que traicionó en pro de la “Vitrina” requerida por Chávez.

    Si la oposiciòn es lo suficientemente inteligente y aborda su ideal primigenio, puede hacerla pedazos o al menos ponerla en aprietos con el líder.

    El problema de la oposición es la conexión con la gente y sus necesidades. Existen muchas organizaciones autónomas que no encuentran apoyo en le chavismo pero tampoco en los lìderes oposicionistas. Basta escuchar, acoger y competir.

    ResponderResponder
  26. En Vzla, la gente aupa a Chávez a falta de una opición seria, que no sólo sea vitrina de tetas, “rostros lindos” y exhibición. ¿Dònde está la gente de barrio que apoya a Antonio Ledezma, a Capriles, a López o al Pollo de Valencia???? Qué hacen ellos por las diferencias de clase. Allí es donde radica el meollo del asunto.

    ResponderResponder
  27. Da verguenza leer a supuestos “demócratas” que no creen en los votos sino que apuestan a la violencia. Violencia que desde luego no asumen ni de verga, son niños bien ultra caguetas, que aupan la guerra desde el exilio. No hay ningún tipo de “progresismo” en esta clase de personajes, erigidos en “alter ego” de lo que dicen repudiar. Pura falsedad.

    Así, de pana, no vamos a ningún lado. Para el ciudadano común basta leerlos y rezar: “Qué viva Chávez”.

    ResponderResponder
  28. Una pregunta:
    ¿Hasta cuándo van a seguir con la cantaleta gastada de que Chávez y todo lo que hace Chávez es culpa de la oposición?
    Uno señala el atropello del nombramiento de la autoridad única y te salen con el non sequitur, “la oposición dio un golpe de Estado en el 2002” (lo cual es completamente falso, pero ese es otro tema).
    Globovisión lo tienen en la mira. Ledezma lo tienen en salsa. Irnos por los ramales a una discusión insípida sobre si la gestión de tal o cual personaje es buena o mala o qué piensa la gente de Carapita de él, es ridículo: De lo que se trata acá es de un problema de democracia institucional.
    Que a la gente le guste Chávez no significa que él tiene el derecho de hacer lo que le dé la gana, “porque ganó elecciones”. No entiendo por qué esto es tan difícil de entender, y se erige en el non sequitur Nº2: Hablamos de la aplicación vertical de la reforma, y te salen con, “sí, pero él ganó 14 elecciones”.
    Que a nadie le quede la menor duda de qué es lo que está en juego aquí o la gravedad y las consecuencias que este 2009 tendrá para Venezuela. Después, que cada quién vea a dónde coge. No escurras el bulto, A.L.

    ResponderResponder
  29. No escurro el bulto Krisis,para nada. Coincido contigo en que las designaciones a dedo es absolutamente arbitrario. Y sí, Chávez ha cometido errores, pero los de la oposición fueron crasos y determinates.

    A lo que voy es a que en política se tiene que tener una cierta autoridad moral. Baduel la tiene, pero ni Ledezma ni Rosales la poseen y eso complica las cosas. Claro está que, si a estas alturas niegas que en el 2002 hubo un golpe de Estado, pues no tenemos nada de qué hablar.

    Mientras un sectorcito se empecine en no reconocerlo y el otro piense que Chávez es un ultra demócrata, seguiremos bien jodidos.

    ResponderResponder
  30. Creo que lo que Krisis está argumentando es que no se puede continuar con esa cantaleta de “la oposición dio un golpe de estado en el 2002” como respuesta única a cualquier planteamiento de la oposición, creo que al chavismo le convendría ser un poco menos caradura y “niñita” y dejarlo ir. Hay que ser iluso para creer que Chávez es un corderito y lo único que hace es reaccionar ante los ataques de un sector (por demás pequeño según él) del país.

    Volvemos al inicio del artículo, en ningún momento se le está juzgando a Rosales por lo del 11A sino por presunta corrupción (y digo presunta porque se supone que nadie es culpable hasta que se le demuestre)pero traer a colación eso como una justificación de su persecusión nos da la razón de que se trata de un juicio político.

    Con respecto al “marco militar” los militares de acá no valen ni lo que se gasta en el uniforme, escuchan dos disparos y sueltan el vaso con whisky. Las salidas democráticas incluyen la rebelión porque es un derecho constitucional.

    Lo grave de Chávez no sólo son sus abusos sino el marco legal que va a dejar en herencia cuando eventualmente caiga o se muera, que podrá ser aprovechado por el sucesor para hacer lo que le de la gana, así que el problema va mucho más allá de Chávez simplemente.

    ResponderResponder
  31. Chávez hace lo que quiere con el país, y si la oposición no hace lo que Chávez quiere, entonces es una oposición fascista, que insita a la violencia, que no tiene cultura democrática… bien bueno eso.

    Un carajo llega y te atraca y te pide que te comportes como buen ciudadano.

    ResponderResponder
  32. Nada que ver, yo lo que afirmo es que “*la oposición* no dio un golpe de Estado” en el 2002, algo obvio. En el 2002, sectores de la ultraderecha, el Opus Dei y la Cámara de Comercio se valieron de la oposición para dar un golpe.
    Es muy distinto.
    La gente que conozco que marchó o se quejó no era porque querían apoyar un golpe de Estado.
    ¿Ves la diferencia?
    Al meter a toda la oposición en un saco estamos jodidos, porque mezclamos los demócratas como John Manuel con locos como Ricardo Koestling, igual que creer que todos los chavistas pertenecen a La Piedrita es una lectura reductriz.
    ¿Entiendes?
    Lo demás es obvio: La oposición puede tener el karma y la moral que le dé la gana; lo peor que le puede suceder es que no gane elecciones. Ese es un problema que cada candidato resolverá.
    Pero un gobierno constituido tiene el deber de hacer respetar las libertades y garantizar un clima de tolerancia.
    No es el caso, y justificar los atropellos del gobierno porque la oposición “tiene un candidato inmoral” es irse por los ramales. Que la oposición sea detestable no le da derecho al gobierno a pisotear la Constitución.

    ResponderResponder
  33. “Pero un gobierno constituido tiene el deber de hacer respetar las libertades y garantizar un clima de tolerancia.
    No es el caso, y justificar los atropellos del gobierno porque la oposición “tiene un candidato inmoral” es irse por los ramales. Que la oposición sea detestable no le da derecho al gobierno a pisotear la Constitución”.

    En esto estamos completamente de acuerdo. Ahora, yo no estoy justificando las arbitrariedades y persecuciones de Chávez para nada. Las condeno.

    El asunto ético de los dirigentes de la oposición lo menciono porque no encuentro otro razonamiento para explicarme la pasividad del pueblo venezolano ante tantos atropellos. Desde luego, el asunto de la repartición de la renta incide en esta actitud, pero tampoco es que en Vzla la gente ande nadando en real.

    La gente no encuentra salidas porque no confía en ningún liderazgo. Todos le resultan amorales.

    Yo no trato de decir que unos sean buenos y otros malos, a mi sáqueneme de ese blanco y negro por favor. No soy de las personas que cree que si un tipo te atraca tu debas matarlo, ni de verga.

    Para mi el drama radica en que TODOS: blancos, azules, rojo-rojitos o amarillitos pollito son políticamente malos y tienen su rabo e paja. ¿Escucha la oposición a un tipo como Teodoro Petkoff? Últimamente me parece que un poco más, porque se dieron cuenta de que hay unas reglas: Hay que hacer PO-LÍ-TI-CA. Ahora, escuchar a Teodoro fue una cosa que al grosso de la oposición le costó bastante tiempo asimiliar. En lo particular, celebro su asesoría, porque ha hecho crecer a tipos como Manuel Rosales y ha puesto en boca de Ledezma argumentos absolutamente coherentes.

    Los errores políticos se pagan y así como la Causa R pagó el suyo al fragmentarse, Primero justicia que era el otro partido emergente al que correspondía “relevar” la guanábana, cometió el grandísimo error de dar un golpe de estado, con la anuencia del clero, de los chicos de la ultraderecha, el opus dei y algunos empresarios. Ese tipo de errores tienen un costo político, y sin duda, el costo del golpe y del paro petrolero lo estamos pagando.

    Los demás ya estaban rayados desde hacía rato. Aunque los adecos no se presentaron en el golpe de Carmona (la excepción fue Rosales) en el país habìan perdido toda legitimidad con los eventos del Caracazo, entre otros.

    Finalmente, decir que la gente que marchó a Miraflores no estaba consciente de que era carne de cañón para un golpe, revela la falta de formación política de nuestra gente. Verga, hay que ser muy ingenuo o muy ignorante para no darse cuenta de que una marcha tan grande que haya sido desviada a Miraflores a última hora, aunada a un paro general, no tenía un propósito insurreccional. Basta ver la historia reciente de Vzla, o la metodología de cualquier otro golpe de estado para darse cuenta.

    ResponderResponder
  34. En todo caso, creo que a Rosales le conviene la clandestinidad, en esto tiene toda la razón Domingo A. Rangel (vaya que la izquierda sabe de eso).

    Respecto a Chávez, le doy poco tiempo si la oposición se sigue moviendo como hasta ahora lo ha hecho, apegada a preceptos democráticos.

    La crisis y sus continuos desmanes, así como las pruebas consignadas en organismos internacionales por violación de DDHH aunadas a la ineficiencia, la creciente corrupción y el jacobinismo que reina dentro de las filas de su partido, irán aislando a Chávez cada vez más, de hecho ya está pasando.

    A mi juicio, lo que ocurre con él es un poco lo que pasaba con los adecos: detentará poder hasta que se pueda inhabilitar por vìas legales y aparezca un liderazgo que capitalice el descontento. No creo que falte mucho para ello.

    ResponderResponder
  35. Bueno, John Manuel, decídete: ¿tú quieres ser cuentista o analista político? No mezcles las dos vainas porque vas a terminar como Barrera Tyszka o Grüber Odremán

    ResponderResponder
  36. No sé, loco, Robert Mugabe destruyó completamente un país funcional como Zimbabue y lleva 30 años allí, con el pueblo calándoselo. Creo que la teoría de que el derrumbe de la economía traería abajo al gobierno es cierta si y sólo si el gobierno no aprieta las tuercas autoritarias, que es lo que está pasando.
    Ya lo habíamos dicho antes: Gobernar con un boom petrolero es fácil, el chiste está en gobernar con un bust petrolero. Allí es donde estamos viendo la ineficiencia económica y analfabetismo del gobierno, así como su lado más oscuro para evitar insurrecciones y protestas.
    Mi apuesta siempre ha sido que el chavismo se lo lleva el chavismo mismo. El gran error de Chávez fue rodearse de corruptos que sóo querían acceso a la renta petrolera mientras el pensó que eran “leales ideológicos”.
    La verdad es que todo radica allí: Cuando entendemos el proceso de petro-dependencia y las manías que crea un petro-estado, la política como tal debemos plantearla en términos diferentes porque el electorado solamente aspira a pegarse como chivito huérfano a esa renta petrolera. Lo demás son discursos y debates de catedráticos.
    Ya veremos qué tan leales le serán los del psuv en el 2010, cuando de verdad pegue el desastre. Ya veremos qué tan leales le serán los militares. Lo peor es que el propio Chávez le sirvió en bandeja de plata el mapa de la autocracia y la represión para quien venga después. Que Dios nos agarre confesados, porque si se llega a montar un Trujillo… Ay, mi madre.

    ResponderResponder
  37. Bien bueno eso de que Chávez está cada vez más aislado. Se veía de lo más aislado ayer con Obama…

    Sin duda la nueva alianza con Obama cambia todo el panorama. Creo que hay motivos para ser un poco más optimistas. Chávez no se va, eso no cambia. Pero al menos ahora estará pacifciado a nivel internacional, y eso es importantísimo.

    Creo que nos haremos un favor dejando atrás la ilusión de que Chávez caerá en los próximos treinta años. Si lo aceptamos como Presidente vitalicio y tratamos de que su dictadura sea leve, a lo mejor (si no nos mata el hampa) la cosa se ponga mejor.

    En todo caso, a los que por ahí decían que Obama será lo mismo que Bush… quizá viene llegando la hora de retractarse.

    ResponderResponder
  38. Bueno pana, yo creo que no hay de otra sino ser optimistas. Si no, pregúntaselo a la gente del PAN mexicano que luchó durante 40 años para alcanzar el poder que durante 7 décadas detentó el PRI. O incluso, examinar el caso de nuestra izquierda. La izquierda venezolana pagó caro su error de no acudir a las urnas en los sesentas y lanzarse a la lucha armada en un país que estaba harto de la violencia: ahí tá, ¿Qué pasó? pasaron 40 años para que vieran alguna luz y llegaran al poder. Ni hablar del PCV, setenta años pasaron para tener gente siquiera en la actual asamblea y otra en uno que otro ministerio. Así es la política mano, no hay de otra.

    Hay que tener paciencia pero sobre todo ponderación y sé, porque lo he padecido, que es muy fácil perderla en nuestro actual contexto. Aunque repudio la violencia, entiendo que ante el secuestro de poderes alguna gente se desespere y sucumba ante el juego del adversario; pero bueno, esa no es la salida y creo que al menos en eso, hemos madurado mucho.

    Es buena la iniciativa de los referendums. Hay que emplear todos los mecanismos legales aunque uno crea que se le va a ir la vida en eso. Y alo mejor es así pero… No hay de otra. Sin optismo lo único que se alcanza es derrota.

    Respecto a lo de Obama, coño el tipo está quedando cada vez más como un payaso: después de llamarlo pendejo, etc; casi tuvo 20 orgasmos al verlo. De esto muchos se dan cuenta. Hay que estar también atentos a las negociaciones con Cuba, eso es clave. Me cuesta creer que en Vzla, un país que ha vivido del consumo durante treinta años, realmente esté dispuesto a vivir como viven los cubanos.

    Saludos!!!

    P.D.: Por cierto Krisis, no soy “loco”, en todo caso “loca” porque soy una jevita.

    ResponderResponder
  39. Yo voy a que Obama tumba el comunismo en Cuba en menos de un año. Quien apuesta?

    ResponderResponder
  40. Yo dudo que Chavez crea que su entorno jalabolico sea de “leales” ideologicos, el sabe que son corruptos como él, y la corrupción de unos y otros es un mecanismo que él usa para mantenerlos controlados. Son simplemente unos dociles mediocres que no existen sin Hugo, nulidades y cachifos del barines, que en cualquier contexto pueden cambiar de chaqueta sin problemas (¿Verdad, Ismael Garcia?). El ejemplo de Baduel queda como moraleja de lo que les espera a los jalabolas que disientan, sus trapos al sol de corrupción seran sacados y terminaran en el Rodeo. Meterse en el alto chavismo es como meterse en la mafia, de alli solo sales preso o muerto (fisicamente o politicamente).

    Con la corrupción Chavez pudo apoderarse de la FAN, institución que nunca lo acepto realmente en 1998. La Fan es ahora el centro de la esfera de poder de Hugorila, PDVSA es la caja chica, los cubanos los maestros de los metodos represivos y las “instituciones” (AN, TSjoda, CNE, etc) la comparsa de la dictadura “revolucionaria.

    ResponderResponder
  41. Hola, Loca y demás:
    Creo que la posición de Obama es *correcta*.
    Ya sabemos a dónde se llega aislando a Chávez y dándole oxígeno a su retórica anti-imperialista. Obama entendió el “pon atención a lo que hace, no a lo que dice”, y está jugando el juego como debe ser. Ahora son Chávez y los Castro los que tienen que dar el paso (te apuesto 100 dólares, JJ, a que de aquí a Mayo del 2010 el *socialismo* en Cuba sigue en pie) y la brecha entre el discurso y la acción quedará en entredicho.
    ¿No es paradójico que Chávez le regale a Obama “Las venas…”, un libro escrito con documentos desclasificados de la C.I.A. gracias a la transparencia democrática gringa? Digo, todo aquello de Arbenz y la National Fruit, si no es por los documentos, Galeano ni se entera. Una pequeña (“mínima”) diferencia con nuestro Ministerio de la Verdad, donde nunca sabremos qué pasó el 11 de abril. Quisiera ver a Galeano escribir sobre eso…
    Saludos a todos…
    y todas.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here