El último de los jóvenes

| 12 octubre, 2013 | 25 Comments | link: http://li.co.ve/osP | visto: 36

the last of the mohicans original El último de los jóvenes

Durante la década pasada fui testigo en las mesas de votación de 4 o 5 elecciones.

Uno de los tópicos que repetían los medios era la ausencia de jóvenes en las colas. El consenso decía que la juventud apática prefería quedarse en casa o ir a la playa. Yo no se si eso fue cierto. Nunca vi los números. Pero si puedo corroborar que entre 2000 y 2004, la mitad de mis amigos emigró. Se dice fácil, pero la mitad de la gente que consideraba cercana, desapareció de mi vida.

Porque es eso, desaparición. No importa lo buena que sea la tecnología.

Luego me di cuenta de que no sólo mis amigos emigraron. Los miembros de mi generación que habían crecido en mi entorno, también se fueron poco a poco. Muchos de ellos de manera ilegal. Todos nuestros vecinos, más de 20 familias, tenían al menos a un hijo afuera.

Un día de elecciones, sería en 2007 o 2008, entro a votar un viejo amigo de mi papá, cojeando, casi ciego, todo jodido. Lo reconocí, me paré de la mesa y fui a saludarlo, preguntarle si necesitaba ayuda. Me extrañaba que estuviese solo, me sorprendía que hubiese podido llegar al centro de votación. Le pregunté por sus hijos. Todos habían migrado. Los 4. Con los nietos.

A los 33, yo era el miembro más joven de esa mesa de votación. Fue allí, justo en ese momento, que comencé a entender que yo también migraría y mis padres irían un día a votar solos, casi ciegos, jodidos. Escoñetados por dentro. Mirarían de reojo a los militares, saludarían a otros viejos, se consolarían con la mirada y lamentarían en silencio la desaparición de todos los hijos.

 

Pero eso no es nada. Eso es simple. Lo que más me aterra es que quizás durante una de esas veces, uno de los dos se tropezará y esa será la última caída. La última vez que caminaron. Yo no habré estado allí para ayudarlos. Y todo será culpa de los malditos políticos y tuya, que lees esto y votaste por ellos.

GD Star Rating
loading...
El último de los jóvenes, 4.8 out of 5 based on 22 ratings
| link para compartir: http://li.co.ve/osP

Miembro desde:abr2014

Ex-editor de este sitio antes de que se volviese orgánico y libre. De vez en cuando me asomo, escribo algo y me caen a golpes.

Otros artículos - Website

TwitterFacebook

Si eres el autor y quieres cambiar esta información, visita esta página.
También, puedes registrarte en gravatar y obtener una foto para tu perfil.

Lo que otros están diciendo

  1. Pingback: El último de los jóvenes | afinidades electivas

  2. Que fuerte! Pero es lo que he pensado en los últimos 20 años! Es la historia de la familia, siempre debe quedar al menos un hijo para cuidar a los padres, preservar el legado, pero a veces se van todos. Y que vas a hacer? Sentir culpa de hacer tu vida? No la hagas! La vida es así, no hay nada que hacer, hay alguna forma de impedir que todos se vayan? No! Ni con lástima ni con culpa. Asuman su barranco! Porque nadie está pensando en los que se quedan a aguantarse esto y además con un montón de viejos que cuidar!

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 8 Thumb down 0

  3. Excelente amigo Pratt
    Sobre todo bien dirigido a aquellos que nos critican el haber emigrado (o no retornado).
    Aquellos que piensan que es facil … que no saben que cada vez que suena el telefono a media noche con 0058… te salta el corazon de la boca…
    Que cada vez es mas frequente el no poder estar en el entierro de tus familiares viejos…
    Jodido… jodidisimo.

    —-
    yo no vote por ellos

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 13 Thumb down 4

  4. Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Irrelevante ¿Qué piensas? Thumb up 12 Thumb down 17

  5. @door : Vamos a aprender a leer y a comprender. ¿Es el tema del artículo la soledad de lo viejo por la emigración de los jóvenes en un país sin futuro, gracias a los políticos de estos 15 años que iniciaron la diáspora? ¿O es el tema la lástima al viejo?.

    La diáspora por motivos políticos ES un efecto de la actual negación del futuro a los jóvenes. Porque si no eres jalabolista del gobierno, pues no eres. Ya hasta pueden meter preso a quien diga que hay desabastecimiento. Incluso vivo cerca de una gasolinera cuyos dueños me habían dicho una semana antes que no había gasolina y cuando salió en 2001 les ofrecieron cárcel, y ya varios siguen saliendo del país.

    Yo te felicito door, eres uno del montón, eres otro brick in the bolivarian wall, sigue tu camino al matadero revolucionario pero, al menos, aprende a leer bien el mensaje del otro.

    La diáspora… es revolucionaria y venezuela ya no es el paraíso de las migraciones, sino en barrio de la emigración.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 12 Thumb down 5

  6. No sé si vieron la reciente declaración de Raúl Castro preocupado porque en Cuba no van a haber jóvenes dentro de 30 años. Están emprendiendo una política reproductiva porque no tendrán genet en un lapso corto.

    Obviamente eso no pasará en Venezuela, país que ostenta en este momento la cifra más alta de embarazo adolescente en América Latina. Lo que sí seremos (de seguir la migra como va) es un país de delincuentes estilo Honduras: Nada más en Sabaneta se halló que vivían 300 niños, de los cuales 190 era menor de 9 años. Imaginen cuántos niños que no van a la escuela ni nada, están creciendo en otros penales del país. Ya no digo el barrio o ranchos verticales sino cárceles. Imaginen pues cuál es el futuro.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 14 Thumb down 3

  7. Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Irrelevante ¿Qué piensas? Thumb up 9 Thumb down 15

  8. Nocomocuento: Eso fue claro y contundente.

    Seguirán pasando los años, unos echando la culpa al gobierno corrupto, otros a la oposición apátrida, bajo opiniones sesgadas por la fortísima influencia del pensamiento mágico en sus juicios, al igual que el uso del mismo como herramienta demagógica. Pasando por alto que un porcentaje muy significativo de la gente capaz y racional decidió irse. Unos, porque no soportaban tanta irracionalidad junta; otros, porque temían por su seguridad e integridad. Y el resto, porque querían volver a poder adquirir bienes de marcas reconocidas sin tener que pagarlos al dólar paralelo echando vaina al gobierno como buenos mentepollos consumistas. Casi de más está decir que dichas categorías no son excluyentes la una de la otra.

    Qué más se puede esperar de un país adonde el criterio de ser “vivo” es el de ser el más tramposo y ruin. Sigan *creyendo* que es un asunto de gobiernos, y no de *valores*.

    Quién sabe hasta cuándo. He maullado.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 7 Thumb down 2

  9. No sé si vieron el video de Sabaneta, cuando el Mocho Edwin, después de matar y despedazar a sus rivales, desde la azotea empezó a llamar a Iris Varela para que reanudara las visitas porque ahí “no había pasado nada”. Súper fuerte que todas las mujeres de la población penal (no presas sino familiares que vivían allí como viven el otras cárceles) empezaron a corear: “Uh Ah El Mocho no se va”… Reemplazando el nombre del Mocho por el de Chávez. Eso es lo que le espera a Venezuela en un futuro no muy lejano. Un pran como presi. Recuerdo cuando Chávez dijo que en El Dorado había un tipo que mandaba más que él y que había que sacarlo. Bueno, Chávez murió pero el Wilmito sigue ahí, mandando más que un dinamo… Venezuela will be El Salvador soon!!!!!

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 4 Thumb down 0

  10. No se pelen la crónica que respecto a los niños de Sabaneta, hizo el diario Últimas Noticias:

    SUCESOS | 29/09/2013 11:45:52 p.m.
    Crónica Negra: Gustos exóticos de la cárcel de Sabaneta
    ¿Sabía usted que en la cárcel de Sabaneta, ubicada en el estado Zulia, no sólo había prisioneros, sino también un zoológico?

    Crónica Negra: Gustos exóticos de la cárcel de Sabaneta
    Esposas e hijos de los reos vivían dentro de la prisión

    ÚN | Willmer Poleo Zerpa.- ¿Sabía usted que en la cárcel de Sabaneta, ubicada en el estado Zulia, no sólo había prisioneros, sino también dos vacas, ocho chivos, perros de raza, un cunaguaro, decenas de guacamayas, canarios, pericos, monos y una baba?.

    A raíz de los sucesos sangrientos ocurridos el pasado lunes, en los que perdieron la vida diez y séis reclusos, varios de los cuales fueron descuartizados, las autoridades decidieron el desalojo de la cárcel y fue allí cuando se hizo pública la noticia de la presencia del “zoológico” que había en el interior.

    Pero eso no es lo más grave. Lo peor, lo que hierve la sangre y causa la más profunda indignación, es que también se descubrió que había numerosas familias viviendo desde hace varios meses dentro de la cárcel, haciéndoles compañía a sus parientes presos. ¿Familias? Si, familias, mujeres con hijos de todas las edades, hijos que, por supuesto, eran privados, entre otras cosas, de su derecho al estudio. Lea la historia completa este domingo en la Crónica Negra, de Wilmer Poleo Zerpa, que reproducimos a continuación:

    “Mami, mami, mía, un guau guau -dijo la criatura asomada a una ventana, al tiempo que intentaba bajarse de la cama en la que estaba junto con su madre.

    -No hijo, ese no es un guau, guau, ese es un chivo, guau, guau es tu Bachi -respondió la mujer al niño sin dejar de mirar la televisión, pero señalándole con el dedo un perrito Puddle que estaba dormido en un rincón.

    -Nooooo, ete no chivo. Ete un guau guau, ete oto Bachi -insistió la criatura como con intenciones de iniciar un berrinche, y se terminó de arrancar el pañal, única vestimenta que llevaba, pues el calor aquella tarde era sencillamente inaguantable, aunque había dos ventiladores grandes en la habitación.

    El pequeño había visto el chivo a través de una reja que daba hacia el patio central de la cárcel. El animal era propiedad de unos presos y pertenecía a un grupo de ocho que estaban regados por los alrededores y estaba pastando al lado de dos vacas grisáceas, a las que se le notaban las costillas. Muy cerca de allí había un Cristo de yeso, cuya estructura exhibía varias perforaciones de bala y que parecía vigilar el lugar.

    En aquella habitación sólo estaban la mujer que miraba la televisión, y que a cada instante se asomaba a la ventana, y dos niños de cuatro y siete años de edad. El de siete estaba dormido. El papá de los chiquillos había salido temprano y sólo le había dicho a su mujer quédate aquí adentro y no salgas por nada del mundo, pase lo que pase, oigas lo que oigas, que hoy tenemos una pequeña fiestecita con la gente de allá al lado, y ella no preguntó qué fiestecita era esa, porque sabía qué quería decir él, pero se quedó preocupada porque ella, que llevaba varios meses viviendo allí, sabía muy bien a quién se refería él cuando le dijo la gente de allá al lado, y lo que hizo fue encomendarlo a Dios cuando él estaba sacando un fusil de la parte de arriba de un escaparate y se metió en los bolsillos unos cargadores repletos de unas balas largas que parecían dedos. Y él se fue, y antes de irse no quiso despertar a sus dos hijos, sino que les acarició la cabeza, y a ella le dio un beso y ella sintió que estaba temblando y pensó que miedo no era, porque él no era un hombre de muchos miedos, sino más bien cosas de la adrenalina, que siempre hace temblar a la gente.

    La semana anterior habían hecho una fiesta infantil en el otro patio porque uno de los niños que vivía allí estaba cumpliendo años, pero a los niños de este lado no los invitaron porque parece que los papás de aquí y los de allá no son muy amigos, pero los niños de aquí se asomaron por las rejas y vieron que había unos payasos saltando de un lado a otro y que había un colchón inflable y una piscina y comenzaron a llorar porque ellos, que también eran bastantes, no tenían fiesta, y ellos no entendían por qué aquellos niños sí podían jugar con los payasos y lanzarse de cabeza en el colchón inflable y meterse en la piscina, que buena falta les hacía porque el calorón insoportable y mearse allá adentro si les daba la gana, pupú no, porque el pupú sí la ensucia, pero los papás de ellos les dijeron que se quedaran tranquilos, que les iban a hacer una fiesta a ellos y no iban a invitar a los de allá y que la de ellos estaría mejor porque habría carritos de perros calientes y algodón dulce y una fuente de chocolate.

    Ya los niños se habían dormido cuando sonó la primera explosión, y la mujer que miraba la televisión saltó de la cama y se asomó con cuidado en la ventana, y en eso comenzaron a sonar muchos disparos y todo el mundo empezó a gritar tanto de este lado como del otro, y los niños de aquí y de allá se despertaron y no entendían lo que estaba pasando y todos lloraban y vinieron otras explosiones y se escuchaba asómate pajúo pa’ que vos veáis, y del otro lado le contestaban cosas que no se entendían bien y los tiros no cesaban y tampoco los estallidos y los presos de aquí comenzaron a meterse para el lado de allá y por la radio se decía que se estaban matando en Sabaneta y los chivos corrían enloquecidos y decían beeeee, y chocaban con las vacas y los conejos, y hasta un mapache salió disparado y no hallaba dónde esconderse, y los niños continuaban llorando y algunas mujeres también lloraban y quién me mandó a mí a meterme en esta vaina, decían, y se metían debajo de las camas y los disparos destrozaban las paredes, los techos, ayúdame Chiquinquirá, protege a mis críos, decía una joven morena que se arrastraba como culebra por el pasillo en medio de la plomamentazón para tratar de llegar a su cuarto porque ella no sabía nada y cuando comenzó todo ella se estaba alisando el pelo en el baño con una plancha que había comprado por Amazon.

    Rato después dejaron de escucharse los disparos y uno de los hombres subió y les dijo que ya todo había pasado, que los del otro lado se iban a rendir porque se les habían acabado las balas, pero en eso sonó otro pocotón de tiros y volvió la gritería, el llanto de los niños y los carrerones por los pasillos, pero luego se escucharon fue risas, risas que venían como del patio, donde está el Cristo agujereado, y todos reían como enloquecidos y después subió otro hombre que les dijo que ya todo había terminado y después se supo que los tres hermanos que tenían el control del área de al lado se habían rendido y que Edwin Soto, que era el jefe de aquí, les había dicho que no les creía, que si se iba rendir debían salir desnudos y los tres hermano y sus luceros salieron desnudos y cuando estaban allí, en medio de patio tan sólo con sus interiores, el mismo Soto les echó una ráfaga de tiros y luego todos comenzaron a dispararles y uno de ellos se les acercó a los hermanos muertos y le abrió el pecho con un cuchillo y le sacó el corazón y los presos se tomaron fotos con el corazón que rezumaba sangre, pero eso no lo vieron los niños y tampoco las mujeres.

    Y cuando la ministra vio todo aquello, dicen que primero le dio mucho asco y tenía ganas de vomitar, pero que después le dio una calentera y dijo que esto no podía ser y luego se puso más brava todavía porque le dijeron que adentro había varias familias viviendo desde hace meses con chamitos y todo, y que los chamitos no iban a la escuela, y la ministra echaba espuma por la boca y ordenó que había que desalojar la cárcel y el Soto le mandó a decir que no se metiera en eso, que eso era un rollo interno, normalito en la cárcel, pero la ministra, de brava que estaba, dijo que la decisión de desalojar la cárcel ya estaba tomada y hubo mucha tensión porque los presos de aquí pensaban que ahora debían dispararle no a los de al lado, sino a los verdes, que son los guardias, pero a la final hubo unas conversas y los presos se ablandaron y los trasladaron para otros penales del país y a los chamitos los mandaron a revisar con unos médicos y después los mandaron para sus casas con sus mamás, porque casas sí tenían, aunque una funcionaria dijo que provocaba darles una pela”.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 4 Thumb down 0

  11. @Gato Parlante:

    A ver Gato Parlante, primero que tienes un peo acá cuando dices: Unos, porque no soportaban tanta irracionalidad junta; otros, porque temían por su seguridad e integridad. Y el resto, porque querían volver a poder adquirir bienes de marcas reconocidas sin tener que pagarlos al dólar paralelo echando vaina al gobierno como buenos mentepollos consumistas.

    Muchos de los que no soportamos la irracionalidad pertencemos también al mismo grupo que teme por su seguridad e integridad; ambos motivos completamente válidos para largarse de esta vaina.

    Segundo: Creo que la mayoría de las quejas de la gente no son por comprar “bienes de marcas reconocidas”. El lío en Venezuela es que trabajando como un burro no puedes permitirte ser independiente porque un apartamento es impagable y los ahorros se los come la inflación.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 8 Thumb down 1

  12. Dentro de poco no quedara nadie para que les reemplacen las caderas.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 5 Thumb down 0

  13. @pankas87:

    Por favor, relee lo que dice a continuación de aquellas tres categorías que enuncié. No son excluyentes.

    Como empleado, y exceptuando la vivienda de interés social, obtener vivienda propia se ve más difícil aun. Tal como has dicho, con esa inflación del orto no hay sueldo que aguante.

    Considero adecuado destacar que en VE *no poca* gente sueña con tener un apartamento, y cree que es chic comer en un McDonald’s o Pizza Hut. :facepalm

    En un país desarrollado, generalmente, la gente sueña con una casa a las afueras de la ciudad, y McDonald’s y Pizza Hut y Kfc y Wendy et al son lo que son: Lugares para ir a comer cuando no se tiene tiempo o plata para comer algo mejor. Se entiende por “mejor”, una buena comida de casa, una buena comida gourmet, o ambas, por cuanto estas dos últimas tampoco son excluyentes la una de la otra. Ñam. :3

    Es irónico que muchos en un país desarrollado preferirían comer unas buenas arepas con carne mechada y no un pedazo de hamburguesa de la que hasta se puede dudar si en verdad es carne.

    Como dato: Acá en Santiago, CL comerme una arepa “falla” me salió la vez pasada como en 160 BsF al paralelo. Una hamb 1/4 lb+palta en McDonald’s no llega ni a 80 al mismo paralelo.

    Mientras tanto, critican porque usa un iPad o sale en una foto con menos de lo que un hogar promedio en un país desarrollado gasta en gasolina al mes. En USD.

    He oído de un test adonde ponen al sujeto de prueba a distinguir un montón de logos de Marcas Comerciales famosas en el cual, el sacar una puntuación muy alta es un indicador desfavorable en cuanto a tendencia consumista.

    Tengo la gatuna impresión que la razón por la que en VE muchos prefieren pagar un auto antes que pagar una casa es porque el auto socialmente es más valorado como símbolo de estatus. Excluyendo las mundialmente reconocidas inseguridad y pésima educación al volante que hay en VE** por un momento considera esto: ¿Cuántos estarían dispuestos a dejar el auto por una bicicleta allí, eh?

    Dato: en países desarrollados, el uso de bicicletas no excluye nivel socieconómico; al cabo, de nada sirve tener un buen auto* para estar atascado en medio del tráfico en hora punta.

    Repito, señores. Es un asunto de _valores_.
    El Principio de No Agresión, sobre todo…

    La gente que se fue, y no volvió, fue sobre todo por causa de este último. Me temo que esa es la causa de fondo tras tanta mediocridad.

    Aprendan a cuidar las plantas y a los animales, a generar menos basura, a ver menos basura, a oír menos basura, a consumir menos basura… Quizás eso les dé una mente más despejada para comenzar a pensar racionalmente, fundamental para ahí sí, comenzar a hablar de construir “patria”.

    Por último: Si VE fuera un niño japonés, creo que esto que he compartido aquí sería un equivalente a decirle: “Hansei Shirasai!”***

    *https://twitter.com/gatoparlante/status/303259104141537280
    https://twitter.com/gatoparlante/status/274292168343031810

    (Ni estoy presumiendo ni son de mi propiedad. Es solo por joder. :3)

    **http://roadskillmap.com/
    ***http://www.kirainet.com/hansei-%E5%8F%8D%E7%9C%81/

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 2 Thumb down 1

  14. @Gato Parlante:

    Tú mismo fuíste el que declaró las categorías como no excluyentes al decir: “unos por esto, OTROS por esto Y OTROS por tal cosa”

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 2

  15. “Y todo será culpa de los malditos políticos y tuya, que lees esto y votaste por ellos.” y culpa tuya por haber huido como las ratas en vez de afrontar el peo e intentar cambiar las cosas.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 15 Thumb down 7

  16. @pankas87

    Muchacho, *desde el primer momento* hice énfasis en que no eran excluyentes, con el fin de despejar cualquier posible ambigüedad.

    ¿Hará falta explicarlo con manzanitas?

    BTW: A los gatos no se les tutea, a menos que sea una chica guapa y eso si mucho. Respeta. :3

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 1 Thumb down 0

  17. @Gato Parlante me pregunto cuantas personas de verdad a nivel nacional pensarían en comprar una bicicleta y hacer su diligencias en ella a nivel nacional? crees q de verdad alguien en pais pueda decir que NO tiene miedo de hacer esto? o que NO lo piense 2 veces antes de hacerlo?

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 2 Thumb down 1

  18. “Y todo será culpa de los malditos políticos y tuya, que lees esto y votaste por ellos.” y culpa tuya tambien, no olvidemos que las ratas son las primeras que abandonan el barco, y tu dejaste solo a tus viejos aqui.

    ResponderResponder

    Comentario polémico. ¿Qué piensas? Thumb up 15 Thumb down 13

  19. Sí.

    Yo creo que esa es una de las vainas que realmente tenía entre ceja y ceja cuando estaba recién ido. Imaginarme a mis viejos dentro de unos años chochos, sobreviviendo solos en esa madriguera de sabandijas que se llama Caracas.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 10 Thumb down 4

  20. @os: Sad but true. Considera esta posición:

    Tienes enfrente a una mayoría mediocre y malcriada. Los pocos racionales quedan en la dicotomía entre: enfrentar tal multitud navegando contracorriente para morir como anónimos héroes o en vivir lo suficiente para convertirse en villanos.

    O irse pa’r coño, con la idea de ir a buscar “un mejor futuro”, pagando el no despreciable precio de alejarse de su familia y de sus costumbres y tener que comenzar una vida desde cero. Algo que no te dicen es que, aun yendo a un buen país y estando bien conectado, los primeros seis meses serán los más difíciles.

    Respecto al ejemplo de la bici -que para algunos podría ser offtopic hasta que sistemáticamente se dan cuenta que el uso de medios de transporte limpios está asociado al desarrollo-:

    Yo acá en Santiago (Una ciudad el doble de grande de CCS) puedo irme manejando en la bici a las 03:00h por casi dondequiera sin temer excesivamente por mi integridad, ya sea a manos de un malandro o de un chofer maleducado/ebrio. En Maracaibo, anduve en bici por Bellavista y Milagro pa’ arriba y pa’ abajo, y si bien no es cosa fácil andar entre el calor y tanto carro viejo, tampoco es tan complicado como manejar por Santa Cruz de la Sierra en Bolivia o enfrentar la gente mala que hay de sobra en las favelas de Brasil, el norte de Perú o Colombia.

    Lo que pasa es que allá hay muchos flojos y cobardes. Eso da para otra historia. :3

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 4 Thumb down 1

  21. Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 8 Thumb down 2

  22. Pingback: La tragedia de la diaspora Venezolana - panfletonegro

  23. Door: ¿Por qué te dá arrechera que unos escuálidos se vayan del país? Debería ser bueno para ti y tus compinches.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 2 Thumb down 1

  24. quien ha dicho que me da arrechera? por mi los que quieran irse que se vayan y que les vaya muy bien, y los que quieran quedarse que se queden. no tengo peo con eso. lo que me molesta es la llorantina, que si mis viejos, que si mis hijos, que si mi pais, viejo el que se quiera ir y haya tomado esa decision por x, y o z, que le vaya bien, suerte!!! Y otra cosa que no soporto es los venezolanos que se van y se dedican a hablar mal del pais. chamo haga su vida en otro pais, mejora tu vida y deja el peo.

    ResponderResponder

    Comentario polémico. ¿Qué piensas? Thumb up 5 Thumb down 5

  25. Decir la verdad sobre Venezuela es hablar mal del país?

    Yo te daría la razón al 100% si lo que se cuenta sobre Venezuela fuese mentira.

    Pero es que lo tuyo, como buen chavista, es que quieres censurar a la gente, que la gente se calle para que NADIE sepa los abusos que se cometen en Venezuela.

    Eso no es ser petriota, ni mucho menos querer a tu país.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 3 Thumb down 3

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!
Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Para insertar una imagen, escribe
<img src="http://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente