OBRA: “Nunca es Tarde”
DRAMATURGO: Marcos Moreno.
DIRECTOR: Marcos Moreno.
ACTORES: Roberto Moll, Miguel Ferrari, Karl Hoffmann, Juan Carlos Gardié y Amílcar Rivero.
SALA: Sala de Conciertos. Ateneo de Caracas.


LO MEJOR:

  • Un texto redondo, que nos cuenta el país de nuestros últimos veinte años en las reflexiones de cuatro vidas con perspectiva de género masculino.
  • Muy buenos actores compenetrados con su personaje. Los arquetipos gestuales respectivos afinan el texto, gracias a un buen trabajo de la dirección.
  • La propuesta de vestuario es inteligente por sutil. No hay caricatura. Están en cada esquina.
  • La selección musical refresca la atmósfera. Pega duro en la memoria de algunos contemporáneos.


LO PEOR:

  • El texto central no necesita de la introducción que hace Amílcar Rivero. Se alarga la presentación innecesariamente. Esos minutos pesan en el contexto final.
  • Pareciera sobrar el show de cara al público, la cortina coral. No añade nada contundente al drama, tampoco es de tanto impacto que pasme. ¿Por qué arriesgarse en un talento que ninguno de los actores domina?


COMENTARIO:

  • Vayan a verla. Reconocerlos nos explica porque estamos como estamos.


COROLARIO:

  • Esperando a Patricia se les pasaron dos décadas. Maldito el ideal que nos marca.
   
     



¿Está de acuerdo con María del C. o no coinciden? Visite el foro de asomes de Panfleto Negro haciéndo clic aquí