La última guerra nuclear.

0
155

explonuc1

El hombre del plomo dice: No soy un topo. No voy a esconderme bajo tierra, además Venezuela no tiene refugios anti-nucleares. Sus pensamientos se ahogan con el canto de las sirenas. Siernita, sirenita, sirenita, no me digas que ya viene el fin del mundo. Mira que aún no tengo novia, y también quiero tener hijos, porque dicen que el hombre que muere sin tener hijos, no es un padre, ni un papá, solo es un autómata. Y como una maquina destruiré los cohetes nucleares, no existe el video-juego, si existe mi imaginación. Fallout shelter 3. Quiero buscar una novia, para besarla y abrazarla. Tengo el poder para, para, para detener la guerra nuclear, y no detengo nada, que caigan las bombas, imagino que juego video.

 

Sueño que el sol se apaga, vivimos en el oscurantismo, y la luna se vuelve roja como la propaganda. Alejandro flota sobre una nube, ahora es el vigilante aéreo, guardián del cielo y burlador de bombas nucleares. Desde aquí, Barquisimeto se ve como de juguete, un pesebre lleno de ovejas. Esto es un sueño, un sueño lucido o una pesa-dilla confusa. Alejandro lleva una chaqueta vieja y sucia de color gris. Patea la nieve; en Barquisimeto cae nieve? Este oeste es el ultimo día en la tierra, evento de las generaciones futuras. Porque luego de una guerra nuclear total, es imposible sobrevivir.

 

Iba como un loco por las calles lanzando besos al aire y repartiendo corazones invisibles. No, iba como un cuerdo por las calles lanzando panfletos al aire y repartiendo cerebros visibles. Necesito una novia, pensó. Ya viene el fin del mundo y yo todavía soltero. Ya viene el lobo y yo todavía como un cordero.

 

No soy un topo para esconderme bajo tierra. Tengo el poder para detener el fin del mundo. No, no, no tengo nada. Apenas la debilidad de ver la película juegos de guerra. Puedo, debo y quiero hablar con las bombas nucleares. Dialogar con un cohete, no es magia, no es ciencia. Misterios de la mente. Distracción. El edificio más alto de Venezuela vale menos que un subterráneo.

 

Cumplir con mi deber: Salvar al mundo; los tele-videntes creen que el Doctor Whu salva al mundo desde un tele-visor, y yo salvo al mundo desde un sueño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here