Hielo del futuro.

0
127

hie1

Imaginación número 1.

 

El día comenzó con un fina lluvia y un cielo gris oscuro; la computadora, la radio y el televisor siguieron durmiendo pero Alejandro despertó al oír un ruido en la sala. Recordó unas palabras: “Criónica. El rey de los sueños duerme sobre las nubes. Esta vez nadie escapará al reino de los sueños. En especial, tú. Quedan advertidos quienes se atrevan a leer esta historia.”

Alejandro quiso hablar con Carlos pero resultó imposible, el chico esta-ba congelado, o tal vez fungía como un maniquí de color blanco, una obra de teatro absurdo o un sueño lucido. Quiero vivir en Nueva York.

Oye un ruido, pro-viene de la sala, algo que se rompe. ¡El florero! Su corazón necesita café aunque le produzca un infarto. Revisa la despensa, no consigue el preciado polvo cultural, piensa, piensa, piensa, cuando toma té, no sabe si es Chino o Inglés. Un vaso de agua fría le despertará. Se acomodó la bata de dormir y la bufanda vieja. No eres Johnny Depp en la ventana secreta. Deja ya de fantasear. Vive la realidad.

NO EXISTE EL REY DE LOS SUEÑOS.

Gritó, como si eso tuviera alguna importancia.

En la madrugada tuvo un sueño, Valeria vivía en Nueva York, no, sobre-vivía en Mérida y estaba-ba en el pico espejo. Alejandro amargado y sin café, imaginando kilos de azúcar, desafiando a lo que llaman diabetes, prendió la computadora. Intentando abrir los ojos y tras-tocando las paredes cuando debería tras-tocar el teclado. Pensaba que podía patinar en aquél piso de cristal. (Esto es un sueño y nada tiene sentido). Imagina un café de Starbucks.

No estoy de acuerdo con la cremación; por qué tienen que quemar aún cadáver?

Aún? Tienes errores de redacción.

Con todo el sentido del humor, aquí agrego una página plagada de puntos, comas y demás signos de puntuación para colocar donde más le apeteciera al lector.

EQUIS DE.

Mani-festamos nuestro rechazo ala cremación y ala disposición de las cenizas en los hogares porque eso se considera un acto pagano. El reposo del cuerpo sin vida debe ser en un cemen-terio.

Busca in-formación en Internet gracias a Guugli, a-cerca de congelar cadáveres en Venezuela.

Qué es la criónica?

Se apoderó de él esa idea de congelar cadáveres que pronto le traería problemas.

Querida Valeria:

Anoche soñé contigo, tú esta-bas muerta pero congelada. Al verte así tan, tan, tan… mis lagrimas eran como pocos copos de nieve y lloraba yo mucho.

Tranquilo, solo fue un sueño.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here