Se echaron al Gocho

2
286
Asesinato del gocho

Antisociales asesinaron a Alejandro “El Gocho” Contreras con múltiples heridas de bala, luego que lo detuvieran a punta de pistola y le robaran su camioneta Chevrolet Blazer año 98, en las adyacencias de la Plaza Altamira. Vecinos comentan que los delincuentes liquidaron a “El Gocho” porque al bajarlo de la camioneta él, en su molestia, los insulto.

La víctima era un empleado del Banco Provincial, involucrado en el departamento de finanzas corporativas. Sus padres informaron que era un hombre cuya posición fue lograda gracias a sus arduos estudios de economía. Al mencionado profesional, le fueron otorgados premios en la Universidad de Los Andes (ULA), debido a su alto rendimiento y dedicación académica. Su novia, en medio de sollozos, nos comentó que siempre le gusto la idea de luchar por el país y estaba relacionado con diversas ONG.

Entrevistamos a su padre Daniel Contreras, quien indicó que no sabía qué hacer ni que sentir. “Me siento como si mi cuerpo estuviera dormido, como si se me apago la vida, el dolor está ahí pululando pero yo trato de hacerme el que no lo reconoce”. Intentamos conversar con su madre, pero el Sr. Daniel declaró que su esposa estaba recluida en un centro médico debido a una crisis nerviosa. La señorita Verónica Rodríguez, abogado de la ULA y novia del “Gocho”, también mencionó que el economista, le había propuesto matrimonio dos semanas atrás; estaban iniciando el proceso para obtener un crédito y adquirir su vivienda.

La pareja de merideños, residentes de una habitación en Catia, vinieron a Caracas hace unos 6 años a iniciar su carrera profesional, la cual de acuerdo a la Srta. Rodríguez “estaba a punto de surgir”, ya que Alejandro tenía prometido su primer ascenso al final del año.

El CICPC ha iniciado los procedimientos de investigación, pero indican que hasta ahora no existen pistas. En estos momentos ya algunas personas especulan que “El Gocho” estaba involucrado en malos tratos.

Lo seguro, es que lagrimas y sangre fue lo que sobró en este desafortunado evento. Una vida más que es acortada y una familia más que queda rota.

Ring, ring, ring. La alarma del celular despertó a Alejandro Contreras. Él se levantó, lleno de las tribulaciones que el sueño le había dejado. Se miró en el espejo. Decidió apresuradamente llamar a su novia y le dijo:

Amor, nos vamos del país.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here