¿Será un sofisma hablar de que Venezuela tiene futuro por su juventud? Peatones sin Barreras

0
949

Un Pais tiene futuro por su presente………….,
Muchas personas valoran más una edad que otra ¿Será por su experiencia personal? ¿Será por alguna aprensión debida a cualquier vivencia negativa propia?.
Será un error identificar las edades por esterotipos o por aparentes deficiencias, o por inocentes desenfrenos…. Por eso, con un esmero mimetismo, se aprecia al niño en su condición de niño; y al adolecente en su condición de adolecente; y al joven en su condición de joven; y al adulto es su condición de adulto…,
Se sabe que cada edad, y cada tiempo, y cada lugar tienen sus derechos y sus deberes, sus exigencias y sus responsabilidades, sus privilegios y sus obligaciones…Pero tambien que todo eso es sometido a una medida, y a una intensidad, y a un ritmo, en cada edad, en cada tiempo y en cada lugar. Por eso exiges distinto, estimulas distinto, reclamas distinto, castigas distinto….según las edades, según los lugares, según los tiempos….,
Un pais tiene futuro por su presente, si cada edad es lo que debe ser hoy, si la actualidad está integrada por los niños, y adolecentes, y jóvenes, y adultos, y ancianos, hombres y mujeres, que viven con autenticidad su edad concreta, su tiempo concreto y su lugar concreto….Y eso es responsabilidad de TODOS. Si TODOS hicieran lo mismo, estaria garantizado de verdad el futuro de VENEZUELA.
En cada etapa, tenemos cualidades que desarrollar, actividades que ejecutar, metas que cumplir, derroteros que buscar….,

¿DONDE ESTÁ EL ERROR?

El error está en la falta quien propicie que el niño sea niño, que el adolecente sea adolecente; que el joven sea joven; que el adulto sea adulto…. Es decir que las personas mayores respeten y fomenten la autenticidad de cada momento vital….
En lo personal me parece que todos los momentos de nuestra vida son igualmente importante: Importantisimo, el momento de la concepción. Trascendentalisimos, los meses de la gestación. Delicadisimos, los años de la niñez, en que uno despierta a la realidad y estrena los cincos sentidos. Novedosisimos, los niños de la pubertad, en que uno se descubre capaz de transmitir la vida. Aventureros y arrolladores, los niños de la juventud, en que se opta por un camino y se escoge una profesión. Fecundisimos, los años de la adultez en que pujan por sobreponerse las paternidades: biológicas, laboral o empresarial, apostólica, social…. Yo creo que, cada etapa, tenemos cualidades que desarrollar, actividades que ejecutar, metas que cumplir.

Un Peatón sin Barreras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here