Inicio 2010 julio

Archivos por mes: julio 2010

Para una izquierda darwinista

Un amigo me presto este libro debido a que conoce mi interés en estos temas, que por desgracia  tenemos que sufrir diariamente, lo queramos o no. A lo largo de mis discusiones con Krisis sobre la izquierda y la derecha, mi concepción de esta...

La sangre en el pavimento

Nunca convencerás a un hombre de que no dispare su arma... ya he caminado lo suficiente en las madrugadas para recordar con claridad la felicidad del primer amor, y el alcohol, la alegría...

“Manuel González Prada y el anarquismo anacrónico peruano”

Si es corto, es efectista. Si bien el carácter irreverente del ilustre Manuel González Prada es bien enmarcado dentro del anarquismo, la condición de esta aspiración en la actualidad se metamorfosea de manera tal que llega a convertirse en uno de los ridículos más estólidos....

UN PEATÓN SIN BARRERAS CAMINANDO SIEMPRE CAMINANDO

Un Peatón sin Barreras Nadie puede caminar a través de los siglos sin comprender que el solo objeto de la existencia es el DESARROLLO. La vida es dinámica. El único pecado imperdonable de la naturaleza de TODO Peatón es permanecer inmóvil, estancarse. EN TODA LA NATURALEZA...

Venezuela: una visión del futuro

Según la Teoría Especial de la Relatividad de Einstein, el tiempo y el espacio son relativos; es decir, no son constantes, pueden desdoblarse dependiendo, en principio, de la velocidad a la que se mueva un objeto, específicamente a velocidades cercanas a la de la...

El Príncipe de Persia:Las Mil y Una Noches de Los Ladrones de Bagdad

Las arenas del tiempo no pasan en vano sobre el relato moderno de Hollywood, aquejado de los achaques de la decrepitud. En menos de 100 años, el modelo narrativo de la meca fue vencido por el ocaso de los ídolos en la posmodernidad, para...

Decandecia y caida venezolana

I have described the rise of barbarism and religion” Edward Gibbon Uno de los libros que aun causa controversias es Historia de la Decadencia y Caída del Imperio Romano” quizas yo mismo he puesto mi granito de arena, con ciertos conceptos emitidos por Gibbon, con...

Las calles dormidas del imperio

Anoche en los sueños pude ver a mi padre después de quince años de pesadillas con mis hermanos y las dagas escondidas con nuestros nombres inscritos... Se derramará sangre, y será la tuya, has dejado de estar en mis ojos y ahora eres el bastardo tímido culpable por estar esperando la hora de la...

De Camyla

Te paraste sobre mí con las piernas abiertas. Tu sexo se abría frente a mis ojos. El aroma a puerto de infancia me envolvía. Podía ver mis heridas cercadas entre la sedosidad de tus vellos púbicos. En cada rulo rumia el apocalipsis y las...

PETICIÓN DE LA CENIZA

Hazme pedazos en la oscuridad. En el centro equinoccial donde un viejo fantasma se tiende a estremecer las sensibles raíces de la memoria. Estreméceme. Acumúlame en la sangre que pare animales de múltiples dimensiones. Hazme tierra en reposo. Charco que no pierde de vista...

REPASO AL ENCUENTRO DE TU ENCUENTRO

Me arrastras hacia los puertos donde se tienden las alfombras de las edades más antiguas. Hacia la oscuridad infinita perseguida por mi desde que me negué a las zonas donde sólo existe el silencio de Dios. Me estremeces bajo las ráfagas hechas barcas de puñal amargo en mi espalda. Me envenenas con el...

CELALBA EN EL ORDEN NOCTURNO

I Cada vez que llegaba la noche, Celalba, semidesnuda y entre los menesteres de la sombra se sentaba a ordenar el caos bajo el extraño encanto de las cosas que han pasado en ninguna parte. Al intuir mi llegada bajaba por las calles dando siempre la cara al tiempo mostrando sus senos entreverados con las...

Épica del Desencanto del Rock Fabricado Acá

Un simple artículo de panfletonegro hizo tambalear, de nuevo, los endebles cimientos políticos, ideológicos y burocráticos del Castillo de Naipes del Rock Criollo, al extremo de provocar una ola de reacciones encontradas, superiores al alcance del punto de partida, con respuestas oficiales y pronunciamientos...

La tierra del silencio

Demasiado para un hombre, dijo el espíritu de la furia en la memoria del condenado a muerte, y los pájaros volaron de sus hombros para ver cerrarse sus ojos del otro lado de la bruma, pero no los hombres y su voluntad. ¿Sabrán mis hijos alguna vez de todo ésto? ¿de lo que he tenido que hacer para que acepten...