Inicio 2007 junio

Archivos por mes: junio 2007

OSCAR FELIPE CHAVEZ: CULPABLE DE “COMETER” EL TEATRO.

(entrevista) Como solìa decir Allen Ginsberg, hay seres en los que la vida està en buenas manos. La VIDA en mayùscula, con todas y cada una de sus implicaciones. Oscar Felipe Chàvez (Popayàn, Colombia, 1979), alma y corazòn de Carretaca Teatro, se ha lanzado a...

BIENVENIDOS A LA COCA AMÉRICA

Lo más interesante de la Coca América, como le dice JJ, ha sido, por los momentos, la inauguración montada por el propio Joaquín Riviera en persona, quien hizo de la ceremonia otro evento Sen-sa-cio-nal. Sólo faltó Daniel Sarcos, porque hasta el cuerpo de baile...

Tres chutes por la Copa América.

1er. Chute Creo que ya lo dije, a mí el béisbol, o el baseball, no me gusta, a mí lo que me gusta es el fútbol. No sé, creo que todo comenzó cuando vi a Goicoechea (no el de la U.C.V., sino el portero argentino), parar...

El viento que acaricia el prado

Recientemente dije que lo mejor de la cartelera venezolana era Zodiac. Después de ver el viento que acaricia el prado, no estoy tan seguro. Traída por el festival Euroscopio, que ha pasado por debajo de la mesa igual que el reciente festival de cine...

Una trampa de Gualdisnei

Fabiana Miranda, Tenías esa carita de putica cuando caminabas tus 18  años                                                               para mí siempre fuiste la reina del colegio tu 1,60 que te convertía en rascacielos                                                                                                                                     tu Cabello castaño persianas de ojos marrones claros tu boca perfecta que decía " Técnica...

Recuerdo de infancia, mientras miro a unas palomas. (cuento)

Las palomas o cotorras, peleaban sobre el murillo de ladrillos del balcón de la casa de mi padre; que acababa de morir, había empezado a vivir allí desde hacía meses. En principio creí que era tierno que las palomillas hicieran nido en mi ventana,...

Hard Candy : La Presa

   Dura y agridulce revisión del cuento moral de Charles Perrault, La Caperucita Roja, recientemente adaptado por Nicole Kassell en The Woodsman, con Kevin Bacon de leñador pederasta; por Cory Edwards en el desastre animado de los hermanos Weinstein Hoodwinked; y por Matthew Bright en...

ZODIAC

¡Aleluya! Por fin una buena película. En medio de tanta basura cinematográfica, en medio de tanto Mr Bean y de tanta peliculilla de terror barato, nos llega la más reciente obra del creador de Seven David Fincher. La habitación del pánico, la anterior cinta de...

La reencarnada

Abro los ojos de nuevo no siento lo mismo, la luz penetrante me perturba, veo mis cabellos rubios los siento carbonizados, mis ojos celestes se notan moribundos. Me paro de ese lecho, me noto distinta en el espejo, ya no soy de cabellos dorados ni aquella de celestes cielos, simplemente me veo: de cabellos carbonizados, ojos moribundos, toco a...

Doliente

Si amando estuve viviendo mi corazón está doliente, pues al igual que el lucero de la esperanza, dejaré caer cataratas de felicidad, derramadas antes de ser arrojada a ese triste lecho... de muerte.

Sostenido

Sin pronunciar al fin me he transformado, antes de la luz penetrante de un alma te dejaré actuar, llegando a la fidelidad, porque tú... al caer el anochecer, teniendo ese cielo; mi amor...no el tuyo, quedará sostenido.

Respuesta a Akira. (lo que pasó ayer en Globovisión)

Este post fue publicado originalmente en mi blog, pero lo considero relevante para entender lo que ocurrió ayer en Globovisión. Hace un rato encontré un comentario en mi blog, el mismo, planteado con bastante respeto me ha hecho responder a manera de post. Gracias. John Manuel...

He visto

He visto morir un hada, y vi también mariposas danzando a su alrededor, teniendo como único ritmo, la marcha fúnebre del aire. ella resplandecía aun, con un brillo segador y triste. Notaba sus alas heridas y sus pálidos labios, que encarnaban el amor de una vida;...

Voces Inocentes

La lluvia, acompaña el resonar de los plomos; plomos impactados por centenares en paredes que carecen de concreto, rozan, perdidas; pero con un propósito fijo: arrancar y quebrantar la inocencia, además de aumentar ferozmente el deseo de supervivencia a aquellos que tratan de ver la luz.