Mi nombre es Venezolano, y yo… ¡Quiero ser millonario!

Mi nombre es Venezolano Rajao, nací en un barrio pobre de Cumaná hace unos 30 años, es de suponerse que en aquel entonces pues, yo era pobre, para ser honesto no estoy seguro si aún lo soy, creo que eso depende de cómo lo veas. Debo decir que mi vida no ha sido nada fácil y no quiero parecer egocéntrico pero aquí va:

Como ya he dicho nací en un barrio pobre de Cumaná, Mundo Nuevo (curioso nombre para un barrio) para ser más preciso, sí ese que esta frente al castillo, pues como todo barrio yo vivía en una casa muy humilde, con mi mamá y mi hermana. Mi mamá que nunca aprendió a leer ni escribir nos mantenía vendiendo arepas, pasapalos, y planchando y lavando ropa de otros, jajaja valla que era arrecha la vieja! Recuerdo cuando me paraba a las 4am con solo 5 años de edad a molerle el maíz a mamá para que pudiese hacer las arepas de ese día. También recuerdo que casi a diario le decía: -Mamá algún día seré millonario y ¡Ayudaré a la gente mientras me hago aún más millonario!- Jajaja ella se sonreía y me decía: -¡Estudie y échele bola y verá que así será!-

Créanme cuando les digo que en el barrio el ambiente no era nada chévere, drogas, prostitutas y delincuentes en casi todas las esquinas, casi todos vestían ropa de marca y costosos accesorios, parecían disfrutar la vida que llevaban, más de una vez me convidaron a unirme, y a veces de verdad que me provocaba, a ver si podía ser así de “feliz”, pero nunca lo hice, no sé si por cobarde o por sensato, ya que nunca los volvía a ver después de unos años y algunos hasta aparecían muertos o en proceso en medio de las calles.

Así pasaron los años, y el título de bachiller fue mío, con 19 puntos tenía mi cupo asegurado para ser un gran estudiante universitario! Logré reunir un dinerito, y con lo que mi mamá tenía ahorrado me fui a estudiar comercio en la UCV, que orgullo! Debo decir que la magia de Caracas y más aún de la Ciudad Universitaria es algo indescriptible. Para poder costear los estudios tuve que asumir el reto de trabajar y estudiar algo nada fácil, pero creo que ya tenía entrenamiento previo, aunque la soledad que lo atesta a uno cuando es nuevo en un sitio de verdad que no facilita las cosas. Pasaron los años y por fin me gradué, Lic. Summa Cum Laude de la pontífice Universidad Central de Venezuela! DIOSSS! De verdad creí que el mundo era mío y que mi sueño estaba cerca, me hubiese gustado tener la razón.

Estuve varios meses seguidos buscando un empleo en el que pudiese ejercer mi profesión, no era divertido tener ese gran título y estar trabajando aun en McDonald’s, pero después de mucho esfuerzo lo logré. Luego de unos años mucho ahorro y esfuerzo logré juntar una plata y hacer algunas buenas inversiones, creo que he dejado de ser pobre pero de verdad quiero ser millonario! Claro que ya el problema no es el dinero o el conocimiento, el problema es este sistema que parece no valorar todo lo que me he esforzado y sigue llamando a mi sueño “malvado”, y es que estoy tan cerca pero aff, ¡Nací en este país! Y debo aclarar que lo amo, creo que he recorrido al menos el 60% de él y sé que es fantástico, el potencial no tiene límites y su gente claro que tiene ganas, como yo que aunque el sistema insista en decir que no lo soy, también soy venezolano. Y es que definitivamente amo a este país pero ciertamente no amo a quienes lo destruyen con la excusa de “un futuro mejor”.

Saben siempre pensé en la idea de ser millonario para tener una empresa, podía ser una cadena de hoteles no necesariamente de lujo, más bien folklóricos, en donde dependiendo de la zona iba a tener pues una temática y la idea era hacer que el visitante se bañara por completo de la cultura de la zona, bastante llamativo no? Pues además de eso es muy rentable. También había pensado en una cadena de restaurantes más o menos con la misma temática que los hoteles, así ganamos dinero y damos a conocer nuestra cultura, sin duda somos todavía unos bebés de pecho en esta materia. La verdad que tenía muy buenas ideas rentables, que ayudarían no solo a las personas que trabajaran para mí, dándoles empleo y la oportunidad de crecer académica, económica y personalmente  a través de la empresa y con la empresa, en fin aumentar su calidad de vida y su felicidad, mientras yo lleno mis bolsillos de dinero e invierto en empresas similares, hasta pensé que después de tener tanto dinero podía invertir en planes sociales y fundaciones como hacen los amigos europeos.

Puede sonar muy capitalista utópico y maldito pero la verdad es que la felicidad con el estómago vacío (por la escasez), las piernas cansadas (de hacer colas), los brazos cansados (por trabajar de más porque la plata no alcanza ni pa’ comer), sin estado derecho que ponga límites reales al estado (separación de poderes? Respeto a la constitución y las leyes?  Deberían preguntarle a los alcaldes destituidos como va eso), con inseguridad (25mil muertos en un año! Es en serio?), sin democracia (porque sin estado derecho no hay democracia), en fin completamente jodidos, pues NO EXISTE, y el que se atreva a decir lo contrario es porque probablemente no está familiarizado con el término “buena vida” (que no necesariamente debe ser siendo millonario, aunque ese es mi sueño), yo sé que vivir en el barrio, gastarme medio sueldo en curda y después estar matándome para sobrevivir no es buena vida, por eso me fui, por eso la gente se quiere ir, por eso el que se va no regresa, todavía no he visto al primero que después de probar la buena vida quiera seguir siendo pobre, por eso nos esforzamos día a día porque solo queremos nuestra BUENA VIDA y no tenerla por capricho de otro, es realmente frustrante.

Dios! Vaya descarga no? Bueno ya les he contado mi historia, creo que he hecho mucho esfuerzo para tener lo que quiero y de verdad creo que me lo merezco pero parece que eso no importa mucho no? Lo más trágico es que hay muchos más, cientos, miles, quizá hasta millones, quienes han empezado desde más abajo, que se han esforzado mucho más y que han llegado más cerca, pero la barrera es la misma y no cede, y con qué pretexto no?

Solo quisiera que alguien al menos me respondiera cuando pregunto:

 

SR. ESTADO ¿QUIEN ES USTED PARA TRUNCAR MIS SUEÑOS?

 

GD Star Rating
loading...
Mi nombre es Venezolano, y yo… ¡Quiero ser millonario!, 5.0 out of 5 based on 1 rating
¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores

Un comentario

  1. pepe dijo:

    Bueno amigo, tu historia es la de muchos, Venezuela no ofrece oportunidades ni a futuro ni en presente a sus habitantes, impactante pero es la realidad.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

*

Para insertar una imagen, escribe
<img src="http://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

Top