La Salida sigue siendo la calle

ALeqM5jZI W7OExKL5tJyX wr0aSF7AshA La Salida sigue siendo la calle

Hay dos puntos en el post de ayer de John Manuel con los que estoy completamente de acuerdo que deberían llegarle a todos los que quieran quedarse en Venezuela y construir un país mejor:

“A esas personas no se les puede borrar o invisibilizar. Ellos existen, están ahí y este país también les pertenece”

El objetivo no puede ser negar la existencia de la otra mitad del país, o creer que son menos o están enfermos porque están “equivocados”. El año pasado tuvimos dos elecciones en las que el fraude no llegó al 10% y el resultado fue medio parejo. En otras palabras, hay un montón de gente que quiere a Maduro donde está: ilusionados, chavistas gafos y una pila de gente que cobra para matarte si es necesario. El país también es de ellos, te guste o no. Hay otras maneras de lidiar con ellos sin entromparlos, tirarles piedras o quemarle los carros.

“Creo que hay que involucrarse en una salida política, creo que hay que ir a la calle a protestar cuando haya que hacerlo, pero sin torpezas y sin bravuconadas”

Por cada protesta masiva exitosa, por cada florecimiento de cojones, hay uno o dos callejones ciegos: Siria, Ucrania, Burma, España. Juan Nagel escribía ayer que #lasalida es un hashtag, no una estrategia.

En 2002 ya ensayamos eso de no movernos de aquí hasta que el presidente renuncie. Al presidente le sabe que no te muevas de ahí y –más importante aún– a los chinos les sabe que no te muevas de ahí. De hecho, es mejor que estés ahí, porque te pueden agarrar a coñazos más fácil. Si de verdad quieres hacer algo por el país, asegúrate de que Nicosdado no gane las próximas elecciones.

Salir a pegar unos gritos funciona a veces. Tirarle piedras a los pacos para que te caigan a tiros, funciona a veces. Pero es lo más inmediato y lo más fácil. Es mucho más difícil salir a la calle y organizarte en un programa para minar las bases del chavismo, conspirar casa por casa, explicar la inflación, pedir constantemente que alguien muestre los números de PDVSA, replicar videos comprometedores que el SIBCI sistemáticamente manda a tumbar de YouTube, contribuir a la colección de denuncias que nadie lee, reclamar tus derechos sin parecer una loca, ponerte serio, hacer las vainas bien, hablar con hechos, desmontar los mitos sobre la oposición, cuestionar rumores, boicotear a los medios carroñeros, fabricar espacios de discusión, burlar el control de cambio para financiar organizaciones políticas, documentar las violaciones, reinstitucionalizar, crear una organización en la que todo el mundo se mantenga con fiereza en el mensaje, cruzar por el rayado, no dártelas de vivo, entender qué significa ser venezolano, extirpar el chavista que vive dentro de ti, lograr metas con gente que no soportas, forjar acuerdos con personas que no confían en ti, y hacerlo mientras pierdes tus vacaciones. Eso si que es pelúo y te guste o no, más efectivo y duradero.

Encuéntrate con la verdad: tú y los tuyos no son suficientes para quitar a Maduro de ahí. Necesitas a la gente que votó por él. En 2012 y 2013 tratamos de venderles la idea de que la salida era un chavismo light. Funcionó hasta cierto punto. Pero hay gente que no es tan fácil de convencer. Hay muchísimas personas que no quieren ni siquiera discutir. Gente que te odia y te quiere muerta y esa es la gente a la que tienes que llegarle para que no vote por el chavismo, o se abstenga.

Nicolás y su tren ministerial hacen parte de ese trabajo por ti todos los días. Lo que resta es fabricar y renovar las alternativas políticas. Tienes una cantera increíble de gente con la que puedes trabajar. Cuatro millones de personas que a pesar de todo, votan. Le hacemos un favor a los poderosos de ambos bandos si nuestra única contribución es gritar o quemar cauchos de vez en cuando. ¿Quieres trabajar por el país? No seas carne de cañón. La resistencia es difícil no porque el chavismo tenga fuerzas de choque, sino porque para ejercerla tienes que pensar, cuestionarte, conocerte, convencerte y salir a hacer el trabajo con el que se construyen países.

 

GD Star Rating
loading...
La Salida sigue siendo la calle, 4.8 out of 5 based on 31 ratings
 La Salida sigue siendo la calle

Daniel Pratt

Ex-editor de este sitio antes de que se volviese orgánico y libre. De vez en cuando me asomo, escribo algo y me caen a golpes.

Más posts - Website


twitter La Salida sigue siendo la callefacebook La Salida sigue siendo la calle

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores

Publicaciones relacionadas

9 Comentarios

  1. Cualquiera dijo:

    “Encuéntrate con la verdad: tú y los tuyos no son suficientes para quitar a Maduro de ahí.”

    Justamente, la radicalización de la oposición es una especie de deja-vu de 2002, nos debilita y fortalece al chavismo que unirá filas ante este nuevo intento de conspiración/golpe de estado/magnicidio.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 3 Thumb down 0

  2. Fungus dijo:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Irrelevante ¿Qué piensas? Thumb up 1 Thumb down 6

  3. vinz dijo:

    hay gente que no es tan fácil de convencer. Hay muchísimas personas que no quieren ni siquiera discutir. Gente que te odia y te quiere muerta y esa es la gente a la que tienes que llegarle”.
    Para mí el problema es que nadie parece tener la más remota idea de cómo hacer política con gente que se mueve más allá de la política. Es la paradoja magistral que crean las ideologías. Lo resumes muy bien en esa cita más arriba.
    ¿Llegarles, cómo, exactamente? “Haciendo política” es como el nuevo saco sin fondo donde se acaban las explicaciones. Para la inseguridad, debemos “educar a la gente”, para el diferendo político, debemos “hacer política”, con gente que te quiere matar.
    Es lo que no me cuadra en todos los análisis.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 9 Thumb down 0

  4. Pablo Ortega dijo:

    El pequeño problema del análisis de Pratt es que se olvida de cierto hecho fundamental que ha empujado a la oposición de vuelta a la calle: el fraude del 14 de abril de 2013. Por que nadie puede negar que hubo un montón de votantes fantasmas que le permitieron a Maduro robarse esa elección.

    Y si fueron capaces de hacer eso, ¿de que serán capaces en 2015 o 2018 para conservar el poder, aún si hiciéramos todo el esfuerzo del que hablan Pratt y John?

    Es el convencimiento de que no existe la vía electoral lo que nos ha empujado de vuelta a la calle. Eso es algo que no debería olvidarse. A mí, con que La Salida logre un CNE independiente y que los nuevos 10 jueces del TSJ que toca designar sean independientes ya sería un importantísimo avance que nos permitiría poder empezar a restaurar la democracia en este país.

    Todo gira en torno a eso. Sean sinceros y respondan la siguiente pregunta: ¿la oposición puede o no puede ganar una elección en las actuales circunstancias?

    ResponderResponder

    Comentario polémico. ¿Qué piensas? Thumb up 5 Thumb down 4

  5. Daniel Pratt dijo:

    si, Vinz, estoy de acuerdo. Es bien pelúo. Pero todo el mundo tiene sus motivadores. Ahí tienes al gordito, que le apretaba los botones a todo el mundo.
    Dejar de mojonear a la gente y parar el juego de la antipolítica (vamos para 25 años ya), podrían ser buenos comienzos. Yo soy culpable también, por cierto (y ese es otro comienzo)

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 2 Thumb down 0

  6. Marialida dijo:

    Lo que me parece asombroso de HCR es que ahorita es que viene a darse cuenta que el oficialismo a pesar de todo lo malo goza de popularidad y entonces me invisibiliza a mi ….”300.000 votos de diferencia no son nada dice”…eso es un golpe muy bajo para quienes creímos en el, al menos para mi ….que irresponsabilidad con nuestro país… eso es lo que se me hace demasiado difícil digerir …. por lo demás quien no le va a gustar la paz, el dialogo ….todo lo bonito que dice ahora….pero como llegar a esto con quien me trampeó??…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 2 Thumb down 1

  7. Marialida Kannee dijo:

    Lo que me parece asombroso de HCR es que ahorita es que viene a darse cuenta que el oficialismo a pesar de todo lo malo goza de popularidad y entonces me invisibiliza a mi ….”300.000 votos de diferencia no son nada dice”…eso es un golpe muy bajo para quienes creímos en el, al menos para mi ….que irresponsabilidad con nuestro país… eso es lo que se me hace demasiado difícil digerir …. por lo demás quien no le va a gustar la paz, el dialogo ….todo lo bonito que dice ahora….pero como llegar a esto con quien me trampeó??…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 1 Thumb down 1

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

*

Para insertar una imagen, escribe
<img src="http://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

Top