No es cobardía, pero sí inteligencia.

HOY No es cobardía, pero sí inteligencia.

De los argumentos esgrimidos para rechazar las protestas estudiantiles que desde hace dos semanas se están dando, principalmente en los estados andinos del país, es esa de “no hacerle el juego al gobierno”. Parece mentira que luego de casi quince años todavía haya opositores que sufren ya no digamos del síndrome de Estocolmo, sino de un verdadero síndrome de transferencia de culpas. Se sigue creyendo que son las víctimas las culpables de cuánto les ocurre.

Hablamos claro: el gobierno ha hecho lo que ha querido y lo hubiese hecho independientemente de la actitud opositora. El apropiamiento de PDVSA, las expropiaciones, las leyes que han minado nuestros derechos civiles, la represión, los abusos y la instauración paulatina de una economía socialista ocurrieron porque eran parte del plan del gobierno, no porque los opositores con su actitud le hayan facilitado las cosas a nadie. Es cierto, claro, que la infinidad de las torpezas opositoras sin duda hicieron más fáciles muchas cosas, pero ten la certeza de que sin el paro de 2002, sin el 11 de Abril, sin el retiro de los parlamentarios de la A.N. en 2005, sin la abstención, sin los histéricos que se expresan con racismo y sin una lista de tan vergonzosos dirigentes políticos la historia no sería muy diferente. Creer que el gobierno es radical porque la oposición así lo provocó es una ceguera política demasiado grande. No muy distinta a aquello de acusar a la mujer de falda corta de instigar a su violador, o al hombre de reloj caro de provocar a su asaltante.

Ahora bien, dicho eso, y aclarando que en ningún caso estoy transfiriendo las responsabilidades de los hechos a sus víctimas, yo creo que hay que ser inteligentes y no facilitarle las cosas al gobierno. Es cierto que ellos nos van a estigmatizar, sin importar cuál sea nuestro comportamiento; es cierto que la oposición siempre será golpista-apátrida-fascista, sin importar si está dirigida por el fanfarrón de Pablo Medina o por el santurrón Capriles Radonsky. Todo eso es verdad, pero también lo es que hay que dejar de meterse autogoles y que debe trazarse una estrategia con la cabeza fría.

Hablemos de las calles: si algo quedó claro ayer con esa insólita y despreciable arremetida de los “colectivos” oficialistas, es que la represión de las protestas no se dará por vía tradicional, con la G.N. o la Policía, sino que serán estos grupos paramilitares y parapoliciales quienes harán el trabajo sucio. Como si se tratara del ejército privado de unos narcotraficantes, el gobierno dispone de civiles armados que se encargan de limpiar las protestas. Esto se viene anunciando desde hace varios años, cuando los “Círculos Bolivarianos” se encargaban de arremeter contra periodistas y opositores en las marchas de mediados de la década pasada. Ahora, los colectivos ya no son algunos radicales que golpean personas, como lo eran en aquellos momentos; sino verdaderos ejércitos que, en muchas localidades, fungen incluso como autoridades de facto a las que las propias autoridades legalmente establecidas les tienen miedo.

El gran problema del chavismo no es la forma en que han administrado al Estado; ese es un problema. Pero lo realmente preocupante es como han creado un Para-Estado, tanto a nivel administrativo, al haber constituido toda clase de instituciones fantasmas ajenas a cualquier legalidad y contraloría; como también a nivel policial y militar, donde han creado y siguen creando cuerpos armados al margen de toda ley, es decir, de todo control.

¿Cómo se les enfrenta desarmados? ¿Cómo creer que frente a ellos lo único que hace falta es coraje y arrojo?

Yo marché mil veces cuando era chamo, lo he hecho en todas las campañas e incluso acompañé a los autoconvocados a finales del año pasado. Comencé a escribir para panfletonegro con regularidad luego del cierre de RCTV, cuando yo era un estudiante con inquietudes que acompañaba al movimiento estudiantil e iba a sus protestas y marchas. Si en aquel entonces aprendí pronto que la emoción de unos cuantos universitarios no le hacía el menor daño a un Estado superpoderoso apoyado por la mayoría de los venezolanos, hoy, cuando el Para-Estado es el encargado de reprimir las manifestaciones callejeras, me queda mucho más claro que enfrentar balas con cauchos quemados, así sin nada más que lo sustente, no sólo no dará resultados, sino que juega contra nosotros.

Escribí “apoyado por la mayoría de los venezolanos”, porque, te guste o no (y que quede claro que a mí no me gusta) la verdad es que es así. Ese otro país llamado “chavismo” existe. ¿Qué no te gusta? A mí tampoco, pero es la realidad. Creer que al gobierno lo vamos a tumbar nosotros y que del otro lado no habrá una reacción es tonto. A esas personas no se les puede borrar o invisibilizar. Ellos existen, están ahí y este país también les pertenece. Y si crees que se puede pasar por encima de ellos, te equivocas. Esa actitud sólo provocará que se radicalicen más, que se agrupen más, que se atrincheren más y que no estén dispuesto a cambiar de opinión ni a escuchar nada de lo que tengamos que decirles.

¿Alguna vez te has preguntado cómo es posible que exista escasez, desempleo, pobreza y una delincuencia desatada y aún así haya gente que apoye al gobierno? ¿Has escuchado la consigna “con hambre y desempleo con Chávez me resteo”? Bueno, si no entiendes ese nivel de indignidad, tal vez debas pensar que negar la existencia de esa otra mitad del país sólo puede llevar a que esas actitudes se extiendan más y más. Y eso es una torpeza absoluta porque, independientemente de lo que podamos pensar sobre la pasada elección de abril de 2013, lo cierto es que casi 800.000 personas que en su momento votaron por Chávez no lo hicieron por Maduro y muchos prefirieron hacerlo por Radonsky. Si niegas la existencia de esa otra mitad del país y crees que se le puede pasar por encima, esa cifra disminuirá y lquienes apoyan al gobierno sólo nos verán como enemigos.

Si esto te parece antipático, pues lo lamento; pero tal vez quieras recordar esto, aunque tampoco te guste: al chavismo no sólo lo llevó al poder “un pueblo ignorante”, como repiten algunos “intelectuales” (nunca unas comillas estuvieron mejor colocadas) en sus artículos de opinión y lamentos cotidianos. El chavismo también fue creación de los notables, de la clase media, de los medios de comunicación y de una inmensa mayoría de la sociedad venezolana a la que no le importó montarse en el tren del 4 de febrero y encabezar un proceso de desinstitucionalización del país, cuyas terribles consecuencias estamos sufriendo todavía. No fue el “pueblo ignorante que escucha reggaetón” el culpable de que Rafael Caldera saliera a dar aquel espantoso discurso el 4F justificando el golpe, ni fueron ellos los que crearon la imagen del chavismo y hasta le sembraron las bases jurídicas y políticas del mismo. Incluso, tampoco fueron ellos, quienes participaron de sus primeros abusos y ejecutorias. O qué, ¿se te olvidó quién es Ismael García? ¿Ya olvidaste que muchos de los dirigentes políticos de la oposición estaban, hasta hace menos de cuatro años, del lado de todo este mierdero? ¿Crees que se puede apoyar la destrucción del sistema democrático y luego, cuando este está destruido, creer que #LaSalida es sólo unas protestas callejeras de “gente con bolas”?

El chavismo es un problema político y su salida es política. No es algo que a mí me guste, a mí no me gustó cuando todos se embobaron con la figura de los golpistas del 92, nunca me ha gustado la izquierda, nunca me ha gustado el socialismo, nunca sentí la menor simpatía por estas ideas terribles y fracasadas que se impusieron en Venezuela y nos han ido destruyendo como país. Pero hubo muchos que sí lo estuvieron, la gran mayoría, de hecho, y que ahora apuestan por un inmediatismo torpe y ligero, con la malcriadez del niño que nunca admite sus propios errores. Esos que sólo andan fanfarroneado sobre la salida a la calle, la falta de bolas, y “este pueblo de mierda que no reacciona”.

Ya que estamos, si deseas saber cómo llegamos a aquí te recomendaría leer La Rebelión de los Náufragos, el excepcional libro de Mirtha Rivero que, con algún pequeño detalle (creo que la autora llega a ser, por momentos, muy blanda con la figura de Carlos Andrés Pérez), resulta demoledor al escribir la historia de aquellos días en los que intelectuales, empresarios, políticos de toda clase y la sociedad en general participaron de este descabezamiento del sistema democrático, cuyo origen es político y cuya solución también lo es.

Y, finalmente, cuando hablo de mayoría no sólo hablo de los chavistas, hablo, también, de la mayoría opositora, que aunque pueda acompañarte en el sentimiento, realmente le importa muy poco tu sacrificio. Franklín Britto, Maritza Ron, Keyla Guerra, Priscila Salas, Josefina Inciarte, Jaime Giraut, Omar Fernández, Antonio Valero… Con excepción de Britto y su huelga de hambre, ¿alguien recuerda a las otras personas? Estoy citando de memoria, sólo los nombres que recuerdo de los muchos muertos en manifestaciones civiles durante los quince años de chavismo. Todos ellos murieron “valientemente” por protestar contra el gobierno, y junto a ellos muchos otros. ¿Eso ha cambiado algo? ¿Se ha despertado una indignación nacional que los acompañe? Si no pasó antes, ahora menos que no hay televisoras y que los medios optaron por una vergonzosa autocensura.

Sonará horrible, pero algunas cosas hay que decirlas sin anestesia: los venezolanos no se impactarán por una o dos muertes producto de la represión policial. Más bien hoy, el presidente se encadenará, dirá que los muertos son culpa de la oposición, se victimizará, etc. Y en unos días, todo será olvidado. Los únicos que recordarán siempre a ese estudiante muerto hoy serán sus familiares, mientras que el “miembro del colectivo” también muerto hoy, será exaltado a la condición de héroe y servirá para seguir justificando peores actos de represión.

Ahora bien, ¿escribo estas notas para pedir que dejemos de protestar y esperemos mágicamente que algo pase? Para nada. Al contrario: creo que hay que involucrarse en una salida política, creo que hay que ir a la calle a protestar cuando haya que hacerlo, pero sin torpezas y sin bravuconadas. No estamos en este peo (sólo) por ser un pueblo de cobardes, y para salir de él hacen falta más que bolas.

GD Star Rating
loading...
No es cobardía, pero sí inteligencia., 4.6 out of 5 based on 149 ratings
 No es cobardía, pero sí inteligencia.

John Manuel Silva

Escribo... No sé si mal o bien, pero al menos trato de hacerlo honestamente.Página personal.

Más posts - Website


twitter No es cobardía, pero sí inteligencia.facebook No es cobardía, pero sí inteligencia.

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo

Publicaciones relacionadas

41 Comentarios

  1. Pablo Ortega dijo:

    Decir que Rivero es “muy blanda” con CAP es decir poco, en mi opinión. Prácticamente lo que hizo es lo más cercano que puede hacerse a una hagiografía de CAP (baste el cómo explica, sin vergüenza alguna, el como CAP promovió a los “doce apóstoles” por que quería crear “una burguesía fuerte”) sin ser linchada por el país entero.

    En serio, un libro más equilibrado hubiera explicado la parte que jugó CAP en empujarnos directamente hacia la trampa del chavismo. Empezando por su engaño electoral en la campaña de 1988. No quita el hecho que es una fuente importante para narrar las conspiraciones de los notables y el ver como la clase media aclamó a Chávez -con un prócer de la democracia, nada menos, incluido en la lavada de imagen de los golpistas-, pero La rebelión de los náufragos pudo ser mucho mejor libro.

    En fin, yendo al tema, es cierto que debemos tener un plan tras la protesta, debemos tener algo más que bolas, sí. Pero también es cierto que un importante primer paso se ha dado, y que no puede despreciarse. Al menos, el miedo está desapareciendo, y con miedo, jamás triunfaremos. La salida es política, sí, se podría decir que eso es lo que buscamos los estudiantes -excluyendo a los que invocan el 350-.

    Y sobre el chavismo, creo que debemos de entender una cosa: siempre habrá gente radical que jamás creerá en la oposición ni aunque gobernemos y compongamos este país, y esa cantidad de gente es importante, debido a errores del pasado. Es algo que nunca podremos remediar. Pero a los moderados que quedan sí los podemos atraer, y son ellos a quienes debemos incorporar en estas protestas masivas.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 24 Thumb down 2

  2. César dijo:

    Esta frase sintetiza todo: “creo que hay que involucrarse en una salida política, creo que hay que ir a la calle a protestar cuando haya que hacerlo, pero sin torpezas y sin bravuconadas. No estamos en este peo (sólo) por ser un pueblo de cobardes, y para salir de él hacen falta más que bolas.”.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 19 Thumb down 2

  3. hunterElAportador dijo:

    Lo de las protestas de calle son un puta irresponsabilidad desde el momento en que reconoces que estas enfrentando bandas parafascistas armadas hasta los dientes + la vista gorda de la fuerza publica… con estudiantes con pura piedra en la mano. Y pasa lo que pasa hoy. Chamos con toda la vida por delante con un pepazo en la cabeza. Una pena. Una cagada dar tu vida por este país de comemierdas.

    La burguesía que queda en el país. La poca. La ínfima… porque son en su mayoría pequeños comerciantes y guiseros… debe caerse de la mata y darse cuenta que esta verga va a una “economía” centralizada y planificada. Y no les quedara mas remedio que emigrar de su querida “benesuela”. Tirar un paro general tal vez sea la única apuesta y arma efectiva para por lo menos lograr que los altos mandos bolimarranos entren en razón.

    Elecciones no hay para que sigan jodiendo.

    Sin plata nadie va a armar al loquito de Leopoldo Lopez u otros rambos wannabes en una supuesta guerra civil.

    La única salida que yo veo es crear un cuerpo de acciones que intensifiquen aun mas las contradicciones de lo que quiere el benesolano y lo que le ofrecen los genios del bolimarranismo.

    De resto háganse a la idea que vamos a pasar burda de roncha haciendo colas para conseguir lo que en países normales se necesita para vivir y no ser considerado un escuálido, imperialista o empresario parasitario. Y hasta me da como un fresquito visualizando a una cuerda de sifrichavistas mamando pinga militar en el futuro y haciendo burda de gimnasia mental para autoconvencerse que todo va carteluo.

    O mientras tanto también pueden ir haciendo cursitos de terrorismo islámico de ingles online. Unabomber yo te invoco. JUAS.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 29 Thumb down 14

  4. Fungus dijo:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Irrelevante ¿Qué piensas? Thumb up 6 Thumb down 33

  5. Cualquiera dijo:

    La trampa ya esta montada y nos guste o no la salida de Venezuela no está en manos de la oposición. Lo mejor que podiamos haber hecho era pasar agachados, negociando y dando una imagen consiliadora.

    Este es, por primera vez, el año en el que el gobierno no tiene dinero “pa’ tira pal techo”, no les cuadran las cuentas. Cuando los chavistas se den cuenta que ya rasparon la olla, por puro instinto de supervivencia, iban uno a uno a empezar a saltar la talanquera.

    Pero se la pusimos bombita a Maduro para que meta presos a los lideres y se acabe la oposición politica. Los chavistas arrepentidos no van a tener para donde saltar y por eso mismo el chavismo no implosionará.

    La gente en la calle, va a drenar la arrechera, unos van a morir, y los que queden se van a deprimir. La salida de esto es politica.

    ResponderResponder

    Comentario polémico. ¿Qué piensas? Thumb up 16 Thumb down 15

  6. Mauricio Lorenz dijo:

    Hermano,
    en muchas cosas que mencionaste concuerdo contigo, como por ejemplo, que por ser cobardes es que la oposición esta en esta situación.
    Pero no concuerdo con el hecho que el chavismo es un problema político y su salida es política, el chavismo tampoco es el problema, ahora bien la política, ese es nuestro problema.
    Oposición o chavismo, los dos se ahogan en los problemas sociales y económicos que la política ha creado, la izquierda no es el problema, ademas de no ser verdadera izquierda lo que esta ocurriendo en Venezuela desde hace 15 años, es simplemente populismo capitalista, los discurso de la izquierda y las acciones depravadas de la derecha tomadas de la mano en el gran patio Venezolano.
    La política con sus reglas de juego intercambiables a conveniencia, son los principales causantes de los problemas en Venezuela. Es un sistema hecho para corromperse y así como tu lo escribiste, algunas cosas hay que decirlas sin anestesia:
    Quien mas fácil de corromper que un Venezolano?
    Cuantos no hacen por lo menos un acto de corrupción a diario?, ya sea comprar tu licencia, pagarle a un gestor porque los papeles no salen, aprovecharte de cadivi para hacer plata, policias sacando plata en alcabalas, secuestro, asesinatos (todos los días), vender ALCOHOL y CIGARRILOS a una sociedad que lo menos que necesita en este momento es drogas adictivas y destructivas, utilizar fondos públicos para adoctrinar a el pueblo, cualquier otro tipo de acción denominada “guiso”, etc…

    Porque digo que el problema es la política?, porque lastimosamente son muy pocos los que de verdad entienden como la política funciona y son ellos los que comandan y controlas las reglas de juego, no para resolver los problemas o mejorar el país, simplemente para matenerse en su estatus de poder. Nos hacen creer que somos nosotros los que tenemos la voz, mandándonos como carne de cañón a los frentes de protesta, sabiendo que no tenemos el mas mínimo chance de hacer un cambio.
    Hasta cuando creeremos en personas que aprenden y enseñan que mentir, tener doble cara, utilizar un poder otorgado para un beneficio personal, mas no comunitario es aceptable y es mas, es digno para muchos.
    Si, en Venezuela tiene que haber una revolución, pero tiene que ser de conciencia, porque ella ha sido corrompida desde hace muchos años por la política, sus calamidades y todos sus actores, porque esos es lo que son actores y el publico somos nosotros. La obra se llama hipocresía.
    Adentremos en nuestras cabezas y analicemos la situación, quien gana en todo esta parodia del caos, donde el pueblo pelea entre si por falacias prometidas por mentirosos?, Los políticos!!!! y la política!!!, porque sin todos los problemas de corrupción mental, no se necesaria de la política, ellos crean el problema que luego tienen que “resolver”.

    Así que el problema del país en un problema social, el cual cada uno de nosotros es capas de cambiar internamente y personalmente, para luego poder cambiar el país.
    Hay que salirse de reglas de juego que el oficialismo propone, pero no para caer en las reglas de juego que la oposición viene cargando desde la fracasada 4ta república.
    Para los políticos esto es un juego y nuestras vidas son sus fichas.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 25 Thumb down 11

  7. Fungus dijo:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Irrelevante ¿Qué piensas? Thumb up 12 Thumb down 17

  8. hunterElAportador dijo:

    Ya salio el imbécil de guardia echándole la culpa al capitalismo de Estado para no reconocer que estos bolimarranos del carajo están implantando pelo a pelo la centralización total de la economía.

    Recuerden amigos Lenin, ni Mao, ni Stalin, ni nadie que no sea Fungus es de berdaderaHiskierda. Y yo respondiendole a este pendejo con estudiantes dejándose la vida por culpa de unos pajuos resentidos que juegan a la ingeniería social… BAHH… Metete tres deos en el culo y después nos sigues explicando como es la izquierda que te gusta muñeco bello.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 17 Thumb down 12

  9. John Manuel Silva dijo:

    Pablo Ortega: Yo no creo que sea una hagiografía, creo que de hecho es muy crítica con el personaje en aspectos fundamentales, pero se salta algunos que señala Alejandro Tarre en la reseña que linkeo. Eso y algunas consideraciones adicionales que hace la autora, que yo francamente no comparto y que victimizan demasiado a Pérez. De resto, como investigación es un libro extraordinario y uno de los mejores retratos que he leído de la fundación de todo este peo.

    César: Gracias por leer.

    Hunter: Entiendo y comparto casi todo. Yo también creo que no vale la pena. Pero esto: “Tirar un paro general tal vez sea la única apuesta y arma efectiva para por lo menos lograr que los altos mandos bolimarranos entren en razón.”. ¿Ya no pasamos por ahí?

    Cualquiera: Sí, la salida es política, pero francamente, no creo que el colapso económico sea suficiente para acabar con el gobierno. Lee esta entrevista a Giordani en 2009: http://www.eluniversal.com/2009/04/02/eco_art_el-socialismo-se-ha_1331819 A esa gente no le importa que no haya ni con qué limpiarse el culo.

    Mauricio: Lo lamento, pero no comparto tu comentario comeflor. De hecho, me parece de una ingenuidad alarmante. Estoy bastante cansado de leer esas cursilerías de que el problema de Venezuela es interno y emocional y espiritual y bla bla bla. Sí, es cierto que cada persona debería hacer un cambio interno y ser mejor ciudadana y todo lo demás; también es cierto que lo que tenemos en Venezuela es una crisis política muy grave, cuya solución no es prender inciensos y cantar cancioncitas de amor. Venezuela no es un quinceañero con problemas emocionales.

    Fungus: Así como existe la ley de Godwin, que reza que toda discusión en internet terminará nombrando a Hitler en algún momento, en Panfleto Negro tenemos una ley ñángara que dice que cada vez que se critica al gobierno alguien saldrá a decir que el mismo no es de izquierda. Es un tic que refleja el éxito de una discusión. Ahora bien, como ya aquí hemos escrito (lenguaeniple y yo, especialmente) infinidad de veces contra esa pendejada, como yo ya estoy cansado de decirle a todo el mundo que expropiaciones, nacionalizaciones, finiquito de la propiedad privada, centralización de la economía, alianza con Cuba, ideologización, socialización, teoría valor-trabajo, expropiaciones, etc, son socialismo y son izquierda, voy a hacer como tú y voy a fingir que sólo leí hasta cierta parte de tu comentario, ya que, honestamente, me aburre, y mucho, discutir necedades. Además ya Hunter te respondió. Hay gente que ve un avión y no hay forma de demostrarles que no es una bicicleta.

    Gracias a todos por leer y comentar. Saludos.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 24 Thumb down 2

  10. Leo Felipe dijo:

    Años (o muchos meses) sin visitar panfleto negro. Qué gusto volver leyendo esto, con lo cual estoy muy de acuerdo. Desde las minorías, saludos, pana.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 5 Thumb down 0

  11. Pokemaníaca dijo:

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 28 Thumb down 1

  12. Panelita dijo:

    Este artículo esta muy bueno. Y estoy de acuerdo con mucho de lo que dice. No concuerdo con la parte acerca del socialismo, ya que mis ideales concuerdan en parte con esa bandera e ideal (lo que no implica comunismo en lo absoluto (el comunismo es una aberración). El capitalismos extremo tambien lo es. Pienso que el balance en el tiempo del socialismo (compartir), competencia donde la gente pueda competir poniendo lo mejor de si , y el respeto a la individualidad , es lo que puede sacar a una comunidad hacia adelante.
    Lo que tomo de tu texto que me encanta es que definitivamente estas “dos” Venezuelas deben reconocerse ..no pueden dejarse llevar por estos politicos quienes se empeñan en no reconocer a la otra mitad.
    saludos! gente como tu (pensante!) es lo que nos hace falta!

    saludos!

    ResponderResponder

    Comentario polémico. ¿Qué piensas? Thumb up 5 Thumb down 4

  13. Juancha dijo:

    No, el problema obviamente no es social. Por eso a cualquier persona que diga que lo es, le vamos a decir que es un cursi comeflor ridículo que pretende cambiar venezuela con canciones de amor, lo dejamos parado como un pajúo cuyas ideas no valen nada y seguimos aquí con el monólogo del supuesto cambio que no dice nada y no ayuda a nada sino a seguir polarizando todo en ‘izquierda’ y ‘derecha’ porque total, son las únicas cosas que existen y son así de sencillas y absolutas, el mundo o es democrático y perfecto o asqueroso y comunista, no hay puntos medios ni aberraciones ni extremos, no. No, no es un problema social, es sólo político y sucederá en un vacío, cuando las personas mágicamente, sin desarrollar conciencia social ni ver el lado opuesto ni nada, logren… no sé qué planteas tú, será votar por alguien que sea de un partido diferente y te haga feliz?
    Evidentemente las ideas que valen algo aquí son las que estén de acuerdo contigo. Destruyes todo tu argumento al atacar personalmente y ridiculizar a otro porque no comparte tu visión, luego de hablar toda esa paja sobre que no se puede invisibilizar al otro lado.
    Obviamente invisibilizarlo no. Llamarlo estúpido quizás. ¿No te recuerda a nadie eso?

    (Por cierto: de ‘problema social’ a ‘problema espiritual’ o ‘problema emocional’ hay un salto muy grande, ¿no crees?)

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 10 Thumb down 4

  14. Gordon Garcwyn dijo:

    El problema de Venezuela es que hay dos visiones de la realidad pero sola una puede ser la correcta. En esto no caben relatividades religiosas ni culturales. No se puede estar en dos partes al mismo tiempo al menos que se sea un electrón en el torcido mundo cuántico. De la misma manera tantas contradicciones en nuestra proceder y apreciación de la realidad no es consecuencia de que la realidad sea contradictoria. Es consecuencia de que estamos meando fuera del perol o para ponerlo en términos psiquiátricos es producto de nuestra grave disociación mental.

    En la visión de la realidad que queremos caben grises pero en lo que no debe caber ningún gris es cuál es el quid de todo este conflicto.

    Aquí se pasó mucho pero mucho tiempo “demostrando” desde ambos lados de la acera cuál de esas dos visiones era la correcta o la más apropiada para brindar “la mayor suma de felicidad posible” a los venezolanos. Desde el oficialismo con el uso (y el abuso) del poder lo que incluye entre muchísimos atropellos echar reales a mansalva aquí y allá. Desde la oposición con torpezas y más torpezas lo que incluye la demonización de lugares comunes, mitos y errores estratégicos varios. En resumen como negación del contrario y no como planteamiento sólido y original.

    No es suficiente convencer al contrario de que está equivocado. Es más, por más obvio que parezca quien es el desubicado en el asunto, no se debe de asumir que con cuatro gritos y medias verdades millones de personas van a cambiar de opinión de un día para otro. El resentimiento es muy grande y no basta con convencer, hay que también inspirar. La política es eso, i n s p i r a c i ó n. Para convencer o demostrar algo se puede buscar a un matemático, ¿a ver a cuantos fanáticos logra convencer? Llevan quince años tratando de llevar la lucha a un asunto de cuál es el campo de batalla donde se va a pelear pero no necesariamente cuál es la batalla o para que propósito se está peleando.

    La política como poderosa influencia en el imaginario colectivo tuvo una gran oportunidad para resolver este nudo gordiano pero se perdió. Me temo que para siempre. Además me atrevo a insinuar que si aquí en Venezuela en algún momento se hubiera querido resolver los problemas a través de la política se hubiera hecho ya hace tiempo. La pura verdad es que lo aquí se planteó era una lucha por el poder entre dos facciones con la ciudadanía como carne de cañón en el medio. Como siempre ha sido.

    Entonces la salida no ES política. La salida ERA política. Muchísimo menos ahora donde el único que era medio político en el oficialismo está pudriéndose en el 23 de Enero. Lo que queda ahora es llevar el problema a un asunto político, es decir back to square one. Como se hará esto no lo sé. Considerando que la facción que está en el poder no tiene el mínimo interés en llevar esto a ese nivel (porque no le conviene) sino seguir ganando terreno a nivel táctico como si de una aplanadora se tratara mi pronóstico es reservado.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 25 Thumb down 0

  15. Corbu dijo:

    Excelente artículo, Jhon.

    La cuestión con las protestas de ayer es que la impresión general que queda es que muchos esperaban que “pasara algo” solo porque por fin “se prendió la vaina”. Una suerte de reacción en cadena, la chispa inicial que arrancaría la protesta general. Nada mas equivocado.

    Algunos estaban claros en unos objetivos fijados de antemano, ir a la fiscalía y retirarse. Pero otros ya se pusieron la gorra “en la calle hasta el final” y, al parecer, eso solo puede hacerse violentamente, buscando que la represión sea otra “chispa” para prender o mantener prendida la “vaina”.

    Y por eso mismo no van a conseguir nada. No por la parte de la violencia sino porque están esperando que las cosas ocurran porque “ya no se puede más” y la cosa está “madura”. Yo pregunto, ¿qué relaciones se tejieron entre las distintas fuerzas del país para que al final todos “salgamos ala calle”? En las cientos de protestas que hubo a lo largo de cada uno de los años pasados, protagonizadas por trabajadores exigiendo beneficios contractuales que les fueron negados por sus empleadores (principalmente el Estado), ¿cuál fue la respuesta de los que hoy protestan? ¿Se solidarizaron con ellos? ¿Fueron a ayudarlos una vez reprimidos y los han acompañado durante los juicios que les han impuesto? De haber pasado algo de esto ha sido mínimamente, y con tal muestra de insolidaridad, ¿qué esperaban ayer? ¿Qué esos trabajadores salieran a apoyar a esos estudiantes “burguesitos”? Por favor, un poco de sentido común. No puedes esperar recibir a cambio aquello que nunca has dado. No se va a prender ninguna huelga general porque no se han tejido las relaciones necesarias entre los distintos grupos de la sociedad para llevar a una reacción “general”.

    (Nota aparte: En la huelga de 2002, el sector privado no pudo resistir autoflagelarse ni tres meses. ¿Saben cuánto habría podido resistir el gobierno? Quince meses. Repito: QUINCE MESES. Hoy en día, con un sector privado deprimido crónicamente, ¿cuánto aguantaría?)

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 9 Thumb down 0

  16. César Roca dijo:

    Mas de lo mismo mi pana, tu opinión es igual a la de muchos, pero como siempre va a lo mismo, presentación del problema, la queja y al final ninguna posible solución, sin querer haces lo mismo que el resto de oposición que llamas “inteligentes”. Se quejan y no proponen soluciones.

    ResponderResponder

    Comentario polémico. ¿Qué piensas? Thumb up 5 Thumb down 7

  17. Fungus dijo:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Irrelevante ¿Qué piensas? Thumb up 0 Thumb down 7

  18. Vanessa Rolfini dijo:

    Excelente. Mejor dicho imposible. Solo agregaría que hay un elemento humano llamado desgaste. Ayer pensaba que todo lo que ha sucedido en los últimos 25 años (por lo menos) porque esta historia comenzó mucho antes de la llegada de Chávez al poder. A mediados de los noventa trabajaba en el Consejo Municipal de Libertador, me tocó lidiar con adecos, copeyanos, masistas, causa erredistas (antes de la primera división) … y ahora veo lo que pasa con los chavistas y es inevitable pensar que una cosa es consecuencia de la otra. Ahí estuvo gran parte de la escuela, los chavistas no surgieron por generación expontánea.
    Pero volviendo al desgaste, es un un asunto que lo ocupa todo, el día a día, las aspiraciones, las relaciones, la moral, la convivencia (desde la pareja, las familia, los vecinos, los amigos, los compañeros de trabajo, los clientes). Son muchos años donde todo es cuesta arriba que va desde los actos más cotidianos y rutinarios hasta los grandes acontecimientos y lo peor es que no se ve un desenlace a corto plazo, ni siquiera que tome un rumbo menos rudo para todos. Entoces, hoy tengo menos aguante que ayer y que hace diez años atrás y siento que falta más que entonces. Lo peor, es esa sensación terrible que mis mejores años, los más productivos se me han ido en esta pelea que parece no lleva a ninguna parte (por lo menos para mi).
    Honestamente, este es un juego complicado. Hoy, jueves 13 de febrero, lo que siento es desorientación y desánimo, la sensación terrible que se agotan las opciones y que como dice aquella vieja frase “tengo razón, pero voy presa”.
    Por lo pronto, Dios proveerá … ya veremos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 1 Thumb down 0

  19. Javier dijo:

    Expones muy bien y con mucha superioridad un problema que todos conocemos, pero tienes un solo ultimo parrafo para explicar la solucion y la verdad no dice nada…Este es un pais de diversas maneras de pensar y como tu dices, nadie puede cerrar los ojos y pensar q el otro no existe, por esa misma razon tu no puedes insinuar q salir a la calle con bolas no es la solucion y es estupido.
    Es verdad q los unicos q recordaran a los muertos seran sus familiares, esto es muy triste, pero tambien es verdad q ellos cayeron por mala suerte porq cada vez miles y miles de personas estuvieron ahi tambien y salieron mejor parados..
    Ayer no se mostraron dos mitades de venezuela peleando una contra otra, ayer se mostro un pueblo unido peleando contra a lo mucho 100 malandros tupamaros armados. Esto cambia todo, cambia la perspectiva, no hay pueblo defendiendo a maduro como sucedia con chavez, el pueblo esta simplemente en contra y reprimido.
    Yo soy partidario de q si hacen falta “bolas” porq ellos son minoria, guapos y apoyados y hacen lo q quieren porq saben q no hay respuesta…
    Hace dos dias se metieron los tupamaros en unas residencias en merida, disparando estudiantes y robando carros, la gente arrecha les grita y filman videos q estan en todas partes, pero a nadie se le ocurrio arriesgar su propio anonimato disparando a los malandros desde los edificios.. pa eso hacen falta BOLAS y yo les aseguro mis amigos q el dia q eso pase y saquen a los 10 tupamaricos esos muertos de ahi, se establece una leccion y un mensaje claro q no se olvidara, METERSE CON NOSOTROS TRAE CONSECUENCIAS.. en conclusion tu idea de solucion politica no es viable, tenemos excelentes politicos como capriles y lopez q con buenas intenciones, alta preparacion y arriesgando todo se enfrentan dia a dia y no logran nada..
    Te respeto tu punto de vista y excelente analisis pero creo q es negativo por el momento pues no necesitamos nada q nos haga perder los animos para continuar en la lucha.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 13 Thumb down 6

  20. John Manuel Silva dijo:

    el dia q eso pase y saquen a los 10 tupamaricos esos muertos de ahi, se establece una leccion y un mensaje claro q no se olvidara, METERSE CON NOSOTROS TRAE CONSECUENCIAS.“.

    ¿Y quién los va a matar? ¿Los chamos que ayer fueron barridos por ellos y que terminaron, dos de ellos en Caracas y uno en San Cristobal, muertos? Digo, porque no sé si te diste cuenta que ayer al “miembro del colectivo” muerto, lo mató la policía, mientras a los estudiantes los mataron con tiros en la cabeza. Cuéntame, ¿con qué armas los vas a enfrentar? Porque la gente que estaba en Chacao lo que tenía eran unas máscaras de V For Vendetta y una arrechera muy legítima, y precisamente por eso los arrasaron.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 8 Thumb down 3

  21. Rafael dijo:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Irrelevante ¿Qué piensas? Thumb up 3 Thumb down 14

  22. John Manuel Silva dijo:

    Ya salió el machito de teclado. Qué chimbo que noticierodigital ya haya pasado de moda, ese sería el paraiso para ti.

    Y bueno, si no logré engañarte con mi verbo, pues no hay rollo: yo cobro tranquilo el dineral que me pagaron por este post y tú te conviertes en héroe. Suerte con eso.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 3 Thumb down 0

  23. Alberto C dijo:

    John desde mi punto de vista esta coyuntura actual no responde a ningún factor de politiquería, Lopez, Machado y Ledezma aprovecharon la ola e intentaron dirigirla, pero la realidad es que el pueblo está pasando por una crisis económica nunca antes vista en nuestro país, es inevitable que el que pasa hambre y trabajo se cansé y diga BASTA! Es imposible domar una rebelión popular o controlarla inteligentemente como pretende Capriles, algo que no tendrá resultado. “Sonará horrible, pero algunas cosas hay que decirlas sin anestesia” LA CALLE NO ES DE NADIE y nadie puede controlarla. El destino del pueblo está en sus propias manos. Se que hay millones de factores visibles e invisibles (Políticos, empresarios, militares) que pueden intervenir pero es sabido en la historia que no hay poder político, económico o militar que pueda contra un pueblo alzado. Saludos y muy buen post.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 3 Thumb down 0

  24. Pablo Ortega dijo:

    No dije que La rebelión de los náufragos fuera una hagiografía, John, pero bien que estuvo cerca de eso varias veces (“CAP no era tan malo, el pobre no tuvo culpa de nada, es que las circunstancias lo obligaron al paquetazo, es que Granier, Cisneros, Caldera y Alfaro lo tumbaron”), aunque claro, si hubiera caído en el jalabolismo ese libro no hubiera llegado a ningún lado. Lo mejor del libro, la parte donde de verdad le meten plomo a CAP en vez de estar tratando de reivindicarlo (como si hubiera algo que reivindicar en él), son las entrevistas a Eduardo Fernández y Teodoro.

    Y no estoy de acuerdo con Pratt. La vía electoral está sellada, ya no existe. Si existiera, ahora sería Capriles el presidente de la República. Y sabes bien que digo la verdad. Por eso este radicalismo, por eso pasó lo que pasó. Si hemos de ganarnos al chavismo moderado, es para sacarlos a la calle (sin estupideces como los volantes sobre el “castrocomunismo” que repartía Voluntad Popular en las asambleas), no para que vayan a votar en alguna elección cuyo resultado ya está decidido desde antes que abran las urnas.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 2 Thumb down 1

  25. Rafael dijo:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Irrelevante ¿Qué piensas? Thumb up 0 Thumb down 8

  26. turo dijo:

    Interesante tu texto, los comentarios…. también. Tu texto es madurez o de lo que viviste en estos años… muchos de los comentarios te dejan en claro que la sociedad no tiene ganas de pensar o de buscar una “manera mas inteligente para las protestas”. Hasta recibiste agresiones… de personas que podrían cantar el himno al lado tuyo. Creo que los comentarios… sirven para seguir reflexionando… saludos!.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 1 Thumb down 0

  27. Fungus dijo:

    @Jhon Manuel Silva: No entendí tu alusión al comentario de Pratt. Es decir que ahora “la salida” no es romperle los vidrios al ministerio e incendiar las camionetas del CICPC (?)

    cito:

    “Hay otras maneras de lidiar con ellos sin entromparlos, tirarles piedras o quemarle los carros.

    Creo que hay que involucrarse en una salida política, creo que hay que ir a la calle a protestar cuando haya que hacerlo, pero sin torpezas y sin bravuconadas”

    Para tales conclusiones entonces la muerte de los 2 jóvenes ayer, ¿fue en todo caso en vano? ¿Tenía razón Capriles al quedarse después de las 4 en su casa tomando gatorade y jugando al Twitter? ¿fueron sacrificados por un movimiento opositor ya fracasado e inerte? ¿se cayo en el radicalismo del “bochinche” universitario?

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 1 Thumb down 0

  28. Dacio Medrano dijo:

    La base del argumento no puede ser cuestionar las protestas de ayer por los resultados obtenidos hoy. Nunca se han producido transformaciones sociales ni políticas por salir a manifestar un solo día, quien pretenda eso, no tiene ningún contacto con la realidad.

    Millones de ejemplos presentes como Egipto, Turquía y Ucrania, y otros pasados, como el de Yugoslavia y la India, son evidencia de que los procesos de desobediencia civil suelen ser largos y violentos, entre otras cosas, porque siempre hay quienes apoyan a los gobiernos y están dispuestos a defenderlos. La disensión nunca es unánime.

    La gente rechaza la idea de que un sector tenga que “poner los muertos” pero la dura verdad es que para enfrentar un gobierno totalitario y represivo hay que contemplar la posibilidad de perder la vida o tolerarlo por el tiempo que sea impuesto, de esos casos también hay varios ejemplos. El pacifismo solo funciona cuando ambos bandos se reconocen mutuamente, cuando ambos dan claras muestras de querer la paz. La oposición debe entender que lamentablemente la situación no puede resolverse en los términos que quisiera, la confrontación si acaso puede retrasarse pero no evitarse. Los colectivos armados y las milicias obreras están fueron creadas para defender a la revolución ante cualquier amenaza, la principal es su desaparición. Al chavismo le importa sobre todas las cosas la continuidad de su proyecto que solo puede existir manteniendo el poder.

    El bloqueo institucional del gobierno, a través de la politización de todos los poderes, ha bloqueado los mecanismos democráticos. Ni siquiera fue posible auditar los resultados de unas elecciones presidenciales definidas por poco más de 200 mil votos con claras irregularidades que apuntan a un posible fraude. Capriles admite que le robaron las elecciones pero no tiene instrumentos políticos ni legales para demostrarlo. Recientemente se reunió para dialogar con el gobierno sobre el tema de la inseguridad y la violencia. Sin embargo, ayer los colectivos armados actuaron con impunidad y protección. El mensaje es contundente.

    Uno de los grandes peligros de la izquierda marxista es que no solo justifica la violencia, la necesita, es parte de su dinámica interna. Hasta ahora, la diferencia con la oposición es que el chavismo sí está dispuesto a todo y lo ha demostrado.

    Mi pregunta a quienes piensan que la desobediencia civil no es el único camino para que el chavismo entregue algún día el poder es:

    En un país en el que todas las instituciones han sido politizadas y secuestradas por activistas políticos del gobierno, en el que la FAN actúa como brazo armado del PSUV, y en el que hay dudas más que razonables para desconfiar de los procesos electorales. ¿Cómo garantizar la alternancia a través del voto? Si de verdad Capriles ganó y no pudo asumir la presidencia, ¿cómo confiar en próximos procesos electorales? Y más aún, si en su momento llegara a probarse un fraude, ¿qué institución lo reconocería y procesaría a los culpables? ¿No tendría entonces que salir la gente a la calle a defender sus votos? Y nuevamente, la muerte y la violencia estarían ahí esperando.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 14 Thumb down 1

  29. xluis dijo:

    Ojala, algun dia alguien se refiera a mi y me espete¡Tarifado! por lo menos tendría para comprar el pan nuestro

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 1

  30. Nocomocuento dijo:

    No siempre concuerdo con el autor, pero esta vez me llega su indignación y sus palabras, no sin un dejo de culpa, porque sí fui parte de esa mayoría a la que te refieres que apoyó a Chávez en su primer gobierno.

    Creo importante la manifestación en la calle, si bien no en la fulana #Lasalida. Pero estar en la calle hace visible un descontento. Los cubanos ni manifiestan y allí siguen, en la misma tiranía.

    Quizá en unas horas me arrepienta de lo que a continuación voy a escribir, pero francamente y viendo cómo están las cosas, yo no creo que tengamos una salida institucional. Esta vaina ya hay que asumirla por la vía de la lucha armada. Articular la red con los compas del exterior, repatriar alguna gente, recaudar fondos, organizarse muy bien y entrarle. Siempre he pensado que lo que dice Capriles es verdad: Hay que tener un plan (que ya existe) pero el peo es que no hay institucionalidad. Entonces, por ejemplo, ¿cómo carajos recojo yo unas firmas para un revocatorio, cuando las autoridades del CNE están caducas?? O sea, esa gente sigue montada allí aún cuando su período de gobierno ya terminó. Es como lo de las hijas de Chávez en La Casona. Loco, no van a salir. Se pasan por el forro del orto que hay una ley que dice que sólo el presidente (Maduro) y su familia pueden vivir ahí. O sea, a falta de reglas y de institucionalidad, coño por más pacífico y bueno que uno quiera ser, yo no veo la salida por la vía pacífica porque esta gente no respeta nada. Se qué es horrible lo que propongo. Me da miedo, pero pana Venezuela es así, es una sociedad que te salvajiza, que te bestializa y eso nos están llevando. Asumámoslo.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 9 Thumb down 1

  31. Maria Luisa Jimenez dijo:

    Aunque no es mentira lo que dices, es ciertamente apático y escéptico, no les estás dando la menor esperanza ni mérito a las acciones ahora realizadas, no me parece justo, después de todo un pueblo dormido jamás saldrá de su letargo.

    Por otra parte entiendo tu punto, siempre he sido consciente de que el chavismo es grande, tal vez no mayoría, pero sí grande. La realidad es que en estos momentos, el pueblo, no oposición ni chavismo, esta harto, ve un camino sin salida y lo único que queda es mostrar su descontento y eso esta bien.

    Tal vez sea la oposición de siempre la que vemos en la calle, pero alguien tiene que salir primero. Tal vez estoy siendo soñadora, pero me gusta pensar que es el comienzo de algo importante.

    Personalmente no creo en la política, es un asco, no creo en la oposición, siguen siendo unos oportunistas y del chavismo no vale la pena hacer mención, son despreciables. Creo que si el pueblo sigue esperando una salida política a este gobierno se quedará sentado pues se mueven por intereses propios.

    Pasará mucho tiempo y muchos mandatarios para que algo cambie, pero ojalá que el 12 de Febrero haya sido un primer paso, que la gente en verdad esté molesta y que poco a poco no solo sea Chacao y Altamira sino todos los sectores de Caracas y el resto de Venezuela, que las vidas que ayer se perdieron y no sean en vano.

    Saludos!

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 6 Thumb down 0

  32. luis dijo:

    tienes razon en muchas cosas que escribes, ahora pregunto, que solucion politica podrias plantear?? seria muy interesante saber que solucion politica se puede emplear, porque hay que recordar que aqui todos los poderes politicos estan secuestrados por el mismo gobierno

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 1 Thumb down 0

  33. Meh dijo:

    “…creo que hay que involucrarse en una salida política, creo que hay que ir a la calle a protestar cuando haya que hacerlo, pero sin torpezas y sin bravuconadas…”

    Arrechísimo. Qué propuesta tan precisa y detallada.

    Decir “para vencer al cáncer tenemos que conseguir una cura” aportaría la misma cantidad de información.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 9 Thumb down 0

  34. Gordon Garcwyn dijo:

    El problema en Venezuela dejo de ser hace mucho tiempo político. El problema es que hay un grupo armado apoyado formal o informalmente por el Estado que este último utiliza para mantenerse en el poder y hay otro grupo mayoritariamente civil, del que se podrá decir lo que se quiera pero es un grupo fundamentalmente pacifico, sin armas y de vocación democrática. Ambos grupos están más o menos disociados pero está claro quién es el que quiere imponer su visión de la realidad a punta de plomo. La solución pasa por equilibrar el juego. No hablo de guerra civil ya que con 24.000 muertos al año en Venezuela no hay una sino varias guerras civiles. Hablo de pelear en igualdad de condiciones.

    Esto sin contar que a nivel institucional las armas son muchos peores por su alcance y consecuencias. Leyes, imputaciones y condenas que se muerden la cola y que terminan por cercenar cualquier pretensión de llevar #LaSalida, o cualquier otra dado el caso, por cauces normales y constitucionales. Todas estas muertes, por demás trágicas e innecesarias, serán en vano mientras exista esta telaraña constitucional. Triste pero cierto.

    ¿Ante este prospecto que salida política puede haber? La política se ha convertido en una esperanza para un amplio grupo de la población y una treta burda para el gobierno que por un lado da una zanahoria medio podrida y por el otro un garrote, o mejor una ráfaga de tiros, según su conveniencia.

    Idealmente estos grupos (i)rregulares deberían desarmarse. Pero si no se desarman habrá que armar a los otros. ¿Cómo? Afortunadamente en las actuales circunstancias la corrupción puede ser una bendición porque a la final en este país lo único que habla claro y raspao es el billete. En este país es más fácil conseguir armas que comida o medicinas. Y de no ser así, si de hecho el tráfico de armas está firmemente controlado por el Estado agregaría más evidencia a lo que muchos ya pensamos e intuimos de que la violencia y el crimen son política de Estado. Porque si no, ¿cómo llegaron estas armas a las manos criminales en dónde están? Pero este es otro tema.

    A la gente le gusta mucho hablar de Gandhi y tal pero la verdad es que sin la lucha armada de los movimientos musulmanes de la época y que finalmente dio origen a Pakistán los británicos jamás se hubieran ido de la India. Gandhi fue la cara bonita de un movimiento independentista, idolatrado en Occidente por cierto, porque es infinitamente mejor lidiar con un hippie en chancletas que con grupos de fanáticos enguerrillados y armados hasta los dientes.

    Esa es la triste y amarga verdad: en las actual coyuntura cualquier político de la oposición lo máximo que puede prometer es sangre, sudor y lágrimas. La paz es siempre un equilibrio el cual es imposible de alcanzar cuando hay tantas diferencias de origen; donde un grupo no solo está fuertemente armado sino esta dispuesto a disparar a civiles desarmados. Cuando estos grupos colectivos amparados por la brutalidad del Estado no se sientan tan seguros en sus motos disparándole a civiles inocentes, estén protestando o no, en ese momento podremos hablar de Política y de salidas políticas. Algunas veces para sentar a alguien a negociar, sobre todo si esta persona esta armada, hay que dejarse de cortesías y bailoterapias mentales. Una pistola en la sien obra maravillas.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 15 Thumb down 1

  35. Melania Nuñez dijo:

    Estoy de acuerdo en todo lo que dices. Pero … Dónde está la salida?? DIOS! será que aún no ha nacido ese ser inteligente que logre esa ansiada salida política?? que logre convencer a los chavistas que estamos mal? que hay una mejor vida que la que tienen con este gobierno? Alguien que LOGRE UNIR CHAVISTAS Y OPOSICION y logre que se reconozcan y se acepten y sobre todo que se respeten y que entiendan que pueden convivir juntos? Que logre que trabajen juntos en un proyecto común para lograr un hermoso y prospero país donde todos vivamos como nos guste dentro del respeto y la tolerancia? En fin alguien que encuentre la manera de hacer valer la constitución y las leyes y logre unir a los venezolanos para al fin tener esa tan ansiada salida política. Pero y en el mientras tanto que? tenemos que seguir soportando las injusticias, la inseguridad, los robos, los asaltos, los crimines, los asesinatos, la escasez, el desempleo, la corrupción? ver como destruyen el país ?? y rogar por la suerte de no ser el próximo en caer en cualquiera de estos males? Porque si protestas al gobierno que tiene todos los poderes y las armas, no le importa si son muchos o sin son pocos los que protestan igual te mata sin piedad ni remordimiento?. Y de paso te criminalíza y te culpa por tu propia muerte? Repito donde está la bendita salida??? Como diría El Ciudadano “No es fácil”. Dios por favor danos luz y guíanos a una salida que traiga la paz a Venezuela!!.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 1 Thumb down 0

  36. John Izaguirre dijo:

    Hola Jhon,

    Muy interesante tu articulo y tambien muchos de los comentarios aca, unos mejor que otros me da mucho que pensar en titulo positivo. Me dice que no todos los Venezolanos somos irracionales ni mucho menos tontos.

    Gracias a todos por tomar su tiempo y desarrollar tanto conocimiento productivo.

    Feliz semana

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 1 Thumb down 0

  37. C dijo:

    Me parece muy noble que las personas que están en contra del gobierno hagan un examen de conciencia sobre hasta qué punto fueron inconscientes políticamente en el pasado, pero ese mea culpa no cambia el status quo, y el status quo (la hegemonía absoluta del gobierno) implica que por mucha voluntad que tengamos de acercarnos a las bases populares, el gobierno se aseguró ( y se asegurará cada vez más) de que no tengamos los medios concretos para hacerlo. Ahí es donde el gobierno hace su lucha realmente. Mientras el status quo no cambie (esa hegemonía), no hay posibilidad real de llevarle a un mensaje diferente a las bases y por eso la estrategia de Capriles y de la MUD no va a tener éxito o va a concluir, en cualquier caso, con su asimilación plena al sistema chavista. En definitiva, es un error pensar que no nos hemos acercado a las clases populares por falta de voluntad o de ideas. Se ha intentado más de lo que la gente piensa. Mi mensaje es: no se confundan con eso, el mea culpa está bien, pero las condiciones para ese “acercamiento al pueblo” cada vez son más adversas y eventualmente (si es que no hemos llegado a ese punto ya) será imposible. No es un chiste ni una exageración.
    El verdadero propósito de las protestas recientes contra el gobierno no era derrocarlo (cosa que es imposible, por dios) sino alterar el status quo lo suficiente para crear las condiciones mínimas para que nosotros podamos hacer política de forma “normal”.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  38. Pingback: Contra la satanización de la clase media - panfletonegro

  39. Pingback: Cosas que piensa uno - panfletonegro

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

*

Para insertar una imagen, escribe
<img src="http://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

Top