Desde Afuera: El Exilio Autoindulgente

Afiche DesdeAfuera6 194x300 Desde Afuera: El Exilio Autoindulgente
“Desde Afuera” tiene la virtud de desarrollar varias historias en paralelo sobre el exilio, a través de un lenguaje dinámico y multimedia, propio del cine 2.0.
El Skype es un herramienta fundamental para echar el cuento de los protagonistas, quienes además fungen de codirectores, al grabarse en su intimidad.
Por tanto, descubrimos la evolución de cada uno de ellos en diferentes contextos.
Unos alcanzarán sus metas, otros seguirán en la búsqueda de un arraigo, todos extrañarán su lugar de origen, ninguno se permitirá el fracaso como opción.
Por ende, hay destreza narrativa para sostener el guión sobre la base de unos recursos austeros de trabajo.
Nos llegamos a identificar con el drama humano, la nostalgia y la vivencia cotidiana de los entrevistados.
Aun así, el documental se encierra en una visión personal y parcial del fenómeno de la diáspora, eludiendo las aristas problemáticas del caso.
Nunca se profundizan en las razones para abandonar el terruño propio y el argumento de partida se queda en la exposición de puros enunciados, de titulares e ideas trilladas.
Llegamos a echar en falta la incorrección política, la irreverencia y el sentido del humor negro de quien deja su pasado atrás y lo mira con picardía, con ironía.
El tema de la dependencia de CADIVI apenas asoma la cabeza en la epidérmica anécdota de Santiago y Claudia, por lejos la menos densa del conjunto. Se van de aquí, intuimos los motivos, pero jamás explican la causa de su marcha.
Válido mostrar la realidad dura de la chica en Japón, de la pareja en Australia, del cineasta en Croacia y del entrañable músico capaz de realizarse en Budapest.
Sin embargo, extrañamos confrontación de tesis, de conceptos, de afinidades.
Terminamos viendo no un documental sino el capítulo de un reality dedicado a describir la experiencia de un grupo de amigos en sus respectivas peceras, en sus burbujas.
El enfoque peca de ombliguista, autoindulgente y superficial.
Para la próxima sería interesante conocer el lado oscuro del asunto, tanto dentro como fuera del país.
Indagar y explorar los matices. Equilibrar la balanza, entre los de aquí y los de allá. Establecer un diálogo franco y honesto.
De hecho, “Desde Afuera” evita reflejar tres aspectos: el actual regreso de exiliados a Caracas, el hecho concreto de seguir apostándole a Venezuela y las fracturas ocasionadas por los últimos años de descontrol institucional, por la tragedia de la polarización.
Como persona, no me sentí representado por el documental.
Yo quedo fuera de su óptica binaria, pues creo en el futuro de nosotros como nación, más allá de los límites y las barreras.
Todavía esperamos por un documental que integre a los de afuera con los de adentro.
La única alternativa, el único Plan B no es Maiquetía.
Involuntariamente, refuerza un mapa individualista, desconectado del entorno.
Con jóvenes así, la patria continúa a la deriva.
Esta no es precisamente la generación del 28.
¿Oda a la resignación y a la huida?
Sin querer se le hace el juego al poder.
El poder nos quiere así de egocéntricos y dóciles.
En España y Egipto nacieron los indignados.
¿En Venezuela se clausuró la resistencia?

GD Star Rating
loading...
Desde Afuera: El Exilio Autoindulgente, 3.7 out of 5 based on 9 ratings
¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores

2 Comentarios

  1. Titow dijo:

    Por ahí escuché algo así como: “El único Plan B en esta vaina es echarle mas bolas al Plan A”.

    Siento que muchos venezolanos al indignarse con las burradas del mandante de turno, se sienten tan en desacuerdo que inconscientemente dudan de su origen, llevando a un nuevo extremo la falacia de que la idiosincrasia del líder representa la totalidad de la población: La sifrina molesta porque el motorizado le reventó el retrovisor de la Merú y en Francia los ciclistas le echan el vainón del año pisándole los tacones, sumado a la tan discrepante cultura del aseo personal del francés promedio.

    Es lo que he visto en personas que conozco, no solo venezolanos que se han ido, sino de centroamericanos que han llegado; con los ojos como platos y salivando emoción por empezar su carrera universitaria, esperando encontrar un paraíso tropicaliente de folleto de hotel y se encuentran con una dura y díficil Caracas…O en una, mas engorrosa, ciudad fuera de la influencia geográfica centro-costera-capitalina, hundida en los estragos del centralismo que aquí se vive.

    Hace tiempo leía a un carajo bien de pinga, él decía que irse a Portugal a estudiar le parecía un salto en su vida, pero allá se dió cuenta que uno es tan pero tan venezolano (O inserte aquí la nacionalidad de preferencia), que simplemente sobrevivir en una sociedad extranjera es algo estresante.

    Con todo esto, y sin ánimos de irme muy por las ramas, lo que quiero expresar es que he visto que muchos se toman el hecho de salir del país muy a la ligera, como quien renuncia de trabajo para buscar otro. Me canso de escuchar de mis amigos que al primer chance se van, el destino y la razón para ellos no es nada importante, para ellos la meta es salir de las fronteras, ese es el premio, huir sin mirar para los lados, ni siquiera para adelante; ni siquiera con una razón de peso mas allá de la malcriadez política.

    Quedo muy sorprendido con esa gente que se va a países como Hungría, Croacia o Rumania, ¡para mi es impensable! Yo como persona jamás encajaría en una cultura europea oriental, creo que moriría solo y desamparado.

    En lo absoluto hablo de patriotismo, orgullo nacional, ni ninguna de esas mariqueras cursis que nos clavan desde niño, sino de la peligrosa frecuencia de la gente en subestimar lo que es un shock cultural.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 7 Thumb down 1

  2. Nocomocuento dijo:

    Exilio no es lo que se muestra en ese documental. Con tanto que se ha escrito acerca de él, el uso en el título de este post no refleja sino una profunda ignorancia. Eso es lo que pasa con los periodistas que escriben para lo contingente y no cuentan ni con la humildad ni con el tiempo de escribir para la trascendencia. El documental trata sobre MIGRACION, no sobre exilio. Recomiendo leer a los argentinos, chilenos, uruguayos y españoles acerca del tema, por no hablar de intelectuales palestinos… Literatura hay que jode, por favor, respetemos los términos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 2 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!
Add Comment Register



*

Para insertar una imagen, escribe
<img src="http://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

Top