Sobre el (falso) odio en el chavismo

Existen dos visiones contrapuestas sobre la vida de Hugo Chávez. Una sostiene que era un sincero idealista que luchó por convertir a Venezuela en el paraíso socialista con el que él soñaba y que no se dio cuenta, por la ceguera ideológica, de lo equivocadas y anacrónicas que eran sus ideas. La otra sostiene que era un mero oportunista que no tenía un ideal definido, y que lo mismo le daba arrimarse a la Tercera Vía de Tony Blair (hoy criticada como “neoliberal” por los chavistas) que al socialismo castrista.

Yo personalmente creo en la segunda visión. Y pienso que hay evidencias firmes de que esa versión es cierta. Si efectivamente Chávez era un idealista, entonces su odio hacia los viejos políticos de la mal denominada “Cuarta República” era real. Entonces, ¿por qué no persiguió a casi ninguno de esos políticos por los casos de corrupción que les imputaba en su campaña presidencial de 1998?

Más de lo mismo con el golpe de Estado de 2002. Chávez nunca hizo un esfuerzo serio, ni siquiera después de haber recuperado el control del Tribunal Supremo de Justicia en 2004, de apresar a los golpistas que no hubieran directamente humillado su orgullo (como Carmona), como María Corina Machado y Manuel Rosales, que nunca pisaron la cárcel por haber firmado el decreto del Carmonazo. Más bien, su odio era dirigido solo hacia quiénes lo habían ofendido a él, como el capitán Otto Gebauer, cuyo único crimen fue ver a Chávez llorar.

Y así sucesivamente. Si detestaba tanto a la burguesía, ¿cómo fue capaz de pactar con uno de los más grandes millonarios de este país, Gustavo Cisneros? Si detestaba los crímenes cometidos por la democracia, como la masacre de El Amparo, ¿por qué hizo al autor intelectual de dicha masacre su Ministro del Interior y Justicia primero, y luego gobernador de Guárico?

Pienso honestamente que en el fondo, Chávez no era el ser lleno de odio que nos pintaron. Era en realidad un oportunista manipulador que utilizó el odio que él sabía que existía entre las grandes masas hacia los políticos y empresarios que las traicionaron en beneficio personal, en pro de afianzar su poder sobre Venezuela. Y le salió de maravilla su plan. Todos caímos en su trampa sin darnos cuenta de que su odio era impostado.

Chávez nunca llevó a cabo la culminación de su odio por qué sabía que luego de la tan anhelada “justicia”, el viejo odio del pueblo desaparecería y los rostros se voltearían hacia él y su paupérrima gestión. Por eso siempre mantuvo el odio vivo, hasta el último momento, para así evitar tener que rendir cuentas de sus actos a sus partidarios.

La oposición, apoyada por los viejos políticos de la “cuarta” y el empresariado tradicional, no podía ni puede hacer referencia a esa mortal contradicción existente en el seno del chavismo. Solo Dios sabe si el chavismo será destruido por sus propias contradicciones internas tal como Marx profetizó que ocurriría con el capitalismo.

GD Star Rating
loading...
Sobre el (falso) odio en el chavismo, 4.4 out of 5 based on 18 ratings
 Sobre el (falso) odio en el chavismo

Pablo Ortega

Estudiante universitario de Computación, patriota, amante de la Historia y especialmente dedicado al Imperio bizantino. Generación del 14. @peortega1

Más posts

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores

7 Comentarios

  1. Ed Torn dijo:

    que buen artículo. Estoy un 99% de acuerdo. En lo que no estoy de acuerdo es no tenia odio. Si que lo tenia. Si no, no se habria vengado de los venezolanos, por lo que sea que le hayamos hecho a él. Parece que a mucha gente se le ha olvidado la lista de Tascón y a todos los que nos jodió la vida, simplemente por ejercer un derecho constitucional…

    Y tanto odio tenía, que aun muriendose, nos dejó una cuerda de inútiles para que siguieran jodiendo al país como el ya no iba a poder hacerlo.

    Hay que ser bien de lo peor para dejarnos a Nicolás Maduro y a Diosdado Cabello al mando de Venezuela

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 11 Thumb down 0

  2. Pablo Ortega dijo:

    Yo no niego que Chávez no tuviera odio. De hecho, lo expresé claramente en el artículo mencionado cuando mencioné el caso del capitán Gebauer.

    El punto es que el odio de Chávez era meramente personal, no motivado por razones ideológicas o filosóficas. Chávez no tenía principios, por eso estaba dispuesto a aliarse con cualquiera fuera cual fuera su ideología. A Chávez lo que lo jodía eran las ofensas personales. Que, por ejemplo, CAP lo humillase durante el golpe de Estado de 1992 amenazando con bombardear el Museo Militar. O el caso de la jueza que liberó al banquero que había dejado a su hija.

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 7 Thumb down 2

  3. VerdaderoCorazonDePatria dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo con ambos, por un lado Chavez no tenía ni el menor principio ni la más mínima moral, así como a su vez estaba lleno de reconcomio y odio. Bastante tiempo tuvo para planear como apoderarse de Venezuela, dividir a los venezolanos, **volver M!3rd4 el país en su máxima expresión** y obviamente hacer dinero fácil (en cantidades industriales) tomado de su tan amado y ahora libre “pueblo” lleno de patria, justicia y paz. Yo al principio creí totalmente en él esperando que como venezolano pobre que fue, tuviera la disposición de hacer lo mejor por su patria, pero al pasar los años cada vez demostró más su odio para con Venezuela y su población llena de ignorancia y falta de cultura del cual se aprovecho desde que puso un pie en el cargo como mandatario del país, un país de ENORMES riquezas, pero muy mal administrado en la 4ta república, en esta nueva revolución se notaban las malas intensiones de nuestros lideres sobretodo el “gigante” con sus incesantes burlas, hipocresías, crímenes y sinvergüenzuras. Hoy en día podemos apreciar de una manera abiertamente descarada, como juegan con nosotros los ciudadanos y verdaderos-corazones-de-patria (sin importar inclinación política) que con cada injusticia y acto de corrupción nos vemos afectados y lastimados emocional y moralmente, debido a nuestra nación que tanto nos duele y vemos que es ultrajada día a día.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 3 Thumb down 1

  4. eduardoaUCVeduardoalien dijo:

    Buenísimo esto. Mas bien yo veo a la oposición venezolana, no como que no se dieron cuenta de quién era Chávez sino, que le hacían el juego al mismo chavismo. La oposición le dio esa legitimidad que necesita el gobierno. E

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 1 Thumb down 2

  5. eduardoaUCVeduardoalien dijo:

    Buenísimo esto. Mas bien yo veo a la oposición venezolana, no como que no se dieron cuenta de quién era Chávez sino, que le hacían el juego al mismo chavismo. La oposición le dio esa legitimidad que necesita el gobierno. El buen político sabe cuál es el mejor momento para actuar y Capriles, como ”líder de la oposición”, ha desaprovechado unos cuantos momentos, porque eso es lo que quieren los dos, apaciguar a la masa. Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 1 Thumb down 1

  6. Ed Torn dijo:

    La oposición LE SIGUE haciendo el juego al chavismo. En otro país, en uno normal, no mandarian a la gente a votar luego de decir que los jodieron y que les hicieron fraude…

    ResponderResponder

    Buen comentario. ¿Qué piensas? Thumb up 5 Thumb down 0

  7. Juan dijo:

    el hombre quería poder, es como ese tipo de gente nueva rica, que antes no tenían nada y ahora tienen.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 1 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

*

Para insertar una imagen, escribe
<img src="http://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

 

Top