Rosas para el Gabo

La misteriosa mujer que le lleva rosas amarillas a Gabo

El tiempo de Bogotá publicó esa noticia, que no me he sacado de la cabeza y que me hizo recordar una conversación que tuve con una investigadora del laboratorio de fisiología gastrointestinal del IVIC, creo que en 1998. Ella acababa de llegar de uno de sus muchos viajes y al parecer, nada menos que el Gabo y Robert Redford coincidieron en el mismo hotel donde ella se estaba hospedando. O por lo menos así lo entendí.

Yo di por sentado que ella había preferido acercase al galán de Hollywood que echarle un vistazo al Gabo y me sorprendió su respuesta.

-No, preferí ir a ver a García Márquez, me respondió impasible.

-En realidad, no me lo hubiese perdido por nada en el mundo, continuó sonriendo.

La entiendo a ella y entiendo en parte a la Polaca del reportaje. Él es un personaje excepcional debido a su genialidad y esa manera tan singular de narrar sin ser florido ni rebuscado. El Gabo es propiedad universal. Si hubiesen formas de vida en otras galaxias, allá también lo estarían leyendo. Lo que no entiendo es porqué la polaca pierde el coraje y desaparece cuando la oportunidad se presenta de saludar al maestro.

Aquí en Copenhague descansan los restos de uno de los grandes físicos de la historia contemporánea: Niels Bohr. De cuando en cuando pasamos por su tumba en “Assistens Kirkegård” y consecuentemente le pego la cabeza a la lápida con la esperanza de que los vapores que emanan de esa piedra funeraria me contagien de su genio.

Al Gabo le deseo muchos años de vida, mucha salud y lucidez. Espero seguir leyéndolo muchos años, y el día que abandone su cuerpo entonces repetiré mi pequeño ritual, pensando en las mariposas amarillas que revoloteaban por la cabeza de Mauricio Babilonia. No aquí en Copenhague, claro está, sino en Aracataca o debiera decir Macondo?

nielsBohrgravsted 300x225 Rosas para el Gabo

 

GD Star Rating
loading...
Rosas para el Gabo, 5.0 out of 5 based on 2 ratings
 Rosas para el Gabo

La voz diletante

Nací el año del caballo un martes de invierno (en realidad fue un viernes, pero martes suena mejor al lado de la palabra invierno). Si hubiese nacido perro, al momento de escribir éstas líneas, tendría 322 años, pero según el reloj de los hombres, he vivido sólo 408,232 horas. Viví en Caracas hasta 1999 y desde entonces en Copenhague.

Más posts - Website

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Blurb

Un comentario

  1. @masterpsi dijo:

    brutal!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!
Add Comment Register



*

Para insertar una imagen, escribe
<img src="http://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

Top