Mal de Páramo en el Festival de Mérida 2008

| 28 octubre, 2008 | 9 Comments | link: http://li.co.ve/e22 | visto: 559

festival cine venezolano merida 300x122 Mal de Páramo en el Festival de Mérida 2008

Comenzó el último Festival de cine de Mérida, un evento feísimo, caduco, obsoleto, de lo peor de su especie. Fabricado acá para el deleite y el disfrute de cuatro gatos.

Hay Festivales malos, terribles y decadentes. Biarritz, por ejemplo, es malo.  San Sebastián es medio terrible. Pero sin duda, Mérida se lleva la Palma de la decadencia. Allí no se discute nada interesante, no se ve nada interesante y sólo se promueve la glorificación oligofrénica del cine nacional, bajo los bombos y platillos de la propaganda interesada.

getattachment 3aspx 300x225 Mal de Páramo en el Festival de Mérida 2008

La rosquita organizadora del Festival carece de consistencia intelectual, y cuenta con el apoyo de periodistas resignados y lamebotas, quienes van para allá a celebrarle las bolserías y los lugares comunes a la imposible presidenta de la institución, Karina Gómez Franco, una supuesta promotora cultural cuyo único aval es aparecer desnuda en la más reciente chaborrada digital de Leonardo Henríquez. Por supuesto, Karina Gómez no sabe nada de cine, es una completa ignorante en la materia, y hasta un estudiante de la U.L.A. podría dejarla en ridículo con una pregunta incómoda.

getattachmentaspx 300x225 Mal de Páramo en el Festival de Mérida 2008

Pero como la señora tiene poder, un podercito pequeño de Doña Bárbara de Gochywood, la mayoría de los impostores del gremio le siguen la corriente y le hacen la corte para ser invitados a su ritual bufonesco, donde se le masajea el ego a los perdedores y a los dependientes de la teta del C.N.A.C., sin hablar de los mercenarios de la Villa del cine, contratados a dedo para adaptar guiones fallidos. Así se resuelven las cosas en La Villa del Cine, a dedo limpio, al margen de la ley, como en las mafias, como en las roscas del pasado. Los resultados saltan a la vista.

t 123 mujeres b new logo co 583 210x300 Mal de Páramo en el Festival de Mérida 2008

Hoy en día, la tan cacareada cantidad de estrenos no se corresponde con el más mínimo control de calidad, dando como resultado una fila de bancarrotas anunciadas desde el plano estético hasta el financiero.

afiche perros corazones 210x300 Mal de Páramo en el Festival de Mérida 2008

Bodrios como “Perros Corazones”, “La Virgen Negra” y “1,2,3 Mujeres” reafirman la tendencia y la condición de un cine pretendidamente autoral, suedoprogresista y seudocomprometido con las grandes causas fundantes de la revolución social, aunque muy conservador en el fondo de su inane acabado argumental.

comando x 1 290x300 Mal de Páramo en el Festival de Mérida 2008

Desastres ideológicos y partisanos como “Comando X” certifican la visión políticamente estrecha de la Villa del Cine al mando del combo de Lorena Almarza y Juan Carlos Lossada, incapaces de traspasar la frontera del MINCI o de superar la línea editorial impuesta por Héctor Soto desde la cabeza de Ministerio de Cultura, a la órdenes del “Comando” de campaña  del P.S.U.V.

No por casualidad, el arribo inminente de varios lanzamientos locales y criollos coincidirá con la víspera de las elecciones regionales, con el propósito y despropósito de lucirlos en los medios como emblemas y estandartes de una pujante industria nacional, respaldada por la revolución bonita y su chorro de petrodólares inflados por la guerra de Irak.

t pantallazo 2 678 300x204 Mal de Páramo en el Festival de Mérida 2008

En efecto, el espejismo de la industria nacional carece de futuro, porque depende en demasía del dinero de los contribuyentes y de la renta de PDVSA, a espaldas del grueso del público.

De hecho, la audiencia venezolana resiste silenciosamente a la oferta de películas y encargos de La Villa, al no identificarse con ellos y tampoco con sus obvias truculencias chavistas disfrazadas de pensamiento adelantado de izquierda. Apenas 200 mil personas en promedio se dejan engañar y embaucar por semejantes ardides publicitarios, impulsados por el engranaje mediático orquestado por el goelbesiano Andrés Izarra, suerte de figura nefasta y simbólica del despotismo de la comunicación en ejercicio.

imagen 13 213x300 Mal de Páramo en el Festival de Mérida 2008

Ahora, la llegada de otro descalabro económico de la talla de “La Virgen Negra”, pone en evidencia todas las contradicciones políticas de la izquierda y la derecha, para demostrar su inevitable fundición ética en la pantalla oscura. Sin querer queriendo, “La Virgen Negra” reafirma el auténtico pasticho ideológico, a camino entre la oposición y el oficialismo, de los tiempos posmodernos en el país de Don Hugo. Para empezar, “La Virgen Negra” es una película dirigida por el hijo de Leopoldo Castillo, con un presupuesto de un millardo de bolívares viejos concedidos por el C.N.A.C. Después de terminada, el estado la promociona, nuevamente, como un testimonio de la obra de gobierno. Finalmente, Globovisión y VTV se unen y se dan la mano para vender la moto del chamo del Ciudadano, en total sincronía de ideas y conceptos. El travestismo y el camaleonismo pragmático de lado y lado, queda así manifestado y retratado ante los flashes de la agenda cultural.

12857 04 dsc01815 300x199 Mal de Páramo en el Festival de Mérida 2008

12857 11 dsc01869 199x300 Mal de Páramo en el Festival de Mérida 2008

De todo ello y mucho más se hace eco el Festival de Mérida de una forma absolutamente ciega, ensalzadora y aparentemente inocente, con una sonrisita hipócrita de éxito, orgullo propio y felicidad entre labios. Detrás de ella, como siempre, se esconden oscuros manejos, corruptelas y servilismos de poca monta;se escabullen los intereses egocéntricos de una camarilla de pedigueños y vampiros en la Habana, encantados de chupar la sangre del erario público. Por ende, el Festival de Mérida reúne a lo más granado de nuestra élite de esbirros del proceso, de secuaces de la Villa, de sanguijuelas y de supuestos creadores independientes, financiados por el status quo. Un ejercito de rebeldes y de incomprendidos, movidos por los hilos del mecenazgo delincuencial detrás del caso Antonini Wilson y pare usted de contar.

getattachment 1aspx 300x225 Mal de Páramo en el Festival de Mérida 2008

Por supuesto, nada ni nadie hablará de esto y de aquello a lo largo y ancho del Festival de Mérida, pues su objetivo real es continuar distrayendo a la opinión pública con su circo de variedades y atracciones culturales, a beneficio de los simpáticos muchachitos del Páramo.

En definitiva, el Festival de Mérida funciona como un gigantesco biombo kistch, donde se pretende ocultar la enfermedad crónica del cine nacional a través de montajes chapuceros e ilusiones varias, como la incorporación a sus filas de la mentada ganadora del Oscar por el cortometraje “Pedro y El Lobo”. Su participación en el jurado viene a corroborar el carácter superficial y oportunista de la empresa, en su incapacidad de afrontar retos mayores y al margen de las banalidades coyunturales promovidas por la prensa.

getattachment 2aspx 300x225 Mal de Páramo en el Festival de Mérida 2008

El deber del Festival sería propiciar la discusión y el desmontaje del fenómeno aludido. En lugar de ello, Mérida 2008 cumple con la tarea y con la misión cultura de confundir al respetable por medio de la exaltación de una falsa mitología encarnada por un star system de pacotilla y por un endeble cuerpo de realizadores precarios, recién salidos del horno para ser beatificados por sus congéneres. Es una necedad autoreferencial y autoindulgente, a boicotear, a derribar y a reformular a corto plazo. Por lo pronto, el show de la mediocridad prosigue su racha entre poses de Tarantino, aires de estrella y homenajes nefastos a figuras como Mimí Lazo, ícono posmoderno de la indiferencia y del apoliticismo pragmático del gremio. Por algo le dicen Niní Lazo. Imposible una mejor reducción semiótica para el Festival  de Mérida, así como los sempiternos amordazados de Édgar Ramírez y Ruddy Rodríguez fungieron de imagen para el Festival de Margarita. Bienvenidos sean todos a la compra de un gremio por unas cuantas monedas, algo de fama, mucho ruido y pocas nueces. Es el tiempo de la autocensura por compromiso y del silencio por conveniencia. Ojalá podamos impedir, algún día, que el cine nacional muera callado. 

festival margarita1 300x243 Mal de Páramo en el Festival de Mérida 2008

GD Star Rating
loading...
Mal de Páramo en el Festival de Mérida 2008, 3.8 out of 5 based on 5 ratings
| link para compartir: http://li.co.ve/e22

Miembro desde:ago2006

Otros artículos - Website

Si eres el autor y quieres cambiar esta información, visita esta página.
También, puedes registrarte en gravatar y obtener una foto para tu perfil.

Lo que otros están diciendo

  1. Brutal!!!!!!!! Contundente. Eso sí, cobra, prepárate para que te den tus coñazos por no rendirte ante los señores que siguen creyendo que el cine venezolano es una maravilla. Ya tú sabes que nuestro cine no lo ve nadie, pero tienes fans más enjundiosos que los de Tokio Hotel. Pero hay que decirlo.

    No puede ser que se haga un festival de cine venezolano y a nadie le importe. Son los de siempre, alejados del público al que le sabe a ñoña lo que ocurra con nuestras películas, estos señores hacen un ejercicio de masturbación intelectual y se palmean entre ellos y dicen: “El cine venezolano vive un momento de ebullición sin precedentes gracias a proyectos como La Vila Del Cine” o “el cine de nuestro país ha estado creciendo a pasos agigantados en los últimos años, gracias a películas tan innovadoras como 13 Segundos y Por un polvo :)” y el infaltable “el cine nacional alcanzó un nivel técnico que no tiene nada que envidiarle al cine de otros países, hacemos películas con calidad de exportación”

    Pero la cruda realidad es que hacemos un cine que, en el mejor de los casos, alcanza a ser entretenido, o destellos de buen cine como pasó con la excelente El Tinte de la Fama. Pero la regla es un cine que no ve nadie, que a nadie le importa, un cine vacuo, ligero, tonto tele-filmográfico, un cine que nadie se toma en serio fuera de nuestras fronteras, un cine por y para las roscas que creen que una película es exitosa porque se exhibió en cuatro salas de Caracas y Alfonso Molina le escribió una crítica amable, cuando lo exitoso sería hacer un cine contundente, distinto, que salga del país que se gané tanto al público nacional como al de otras latitudes y que sea, verdaderamente, de exportación como, por citar un ejemplo cercano a nosotros, el cine colombiano.
    En fin, dirán que el festival fue exitoso porque se reunieron los de siempre a compartir comentarios simpático sobre ellos mismos. Puro ombliguismo, pura mediocridad. El cine nacional no levanta cabeza, pana.

    Buen post.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Qué lástima. Si los cineastas tuvieran bolas en Venezuela, formarían un circuito de cines alternativos y se pondrían a trabajar en películas guerrilla editadas en casa pero fuera del sistema. Hasta más interesante sería.
    Pero en el poco competido y nada concurrido panorama cultural veneco, como bien has señalado, Cobra, lo que le interesa al “artista” es ser invitado a galas con pasapalos asquerosos y de mal gusto pero importados y, por qué no, darse la buena vida como ministro o agregado cultural en Londres o New York en el futuro. Todo asceptizado, todo rebeldía dentro de los márgenes para terminar siendo engullidos por el sistema.
    Con artistas eunucos, sin bolas, lamepisos y sin auto-estima no se puede hacer nada, pana. Los rockeros se venden al “neo-folklore” para tener sus quince minutos de fama en la 92, los cineastas se reúnen en festivales baratos sin repercusión, sin propuesta y sin estética novedosa.
    Así estamos… Excelente artículo, pana, es mejor leerte a ti que todos los analfabetos que escriben opinión en El Nacional o El Universal. Pero eso ya lo sabías.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Yo lo que me pregunto es cómo haces para odiar a todo el mundo, y aún así tener acceso a todos sus eventos, fiestas, bautizos y demás? Es que te disfrazas para que no te reconozcan? Dime cual es tu secreto para odiar y ser odiado y terner puerta franca a todo! OJO, que no es ironía…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Aleister Crowley Jr. 2 noviembre, 2008 at 9:23 pm

    El cine en Venezuela, salvo por contadas excepciones, siempre ha sido conformista.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Chamo, ¿de verdad nadie les dijo a los del afiche de Comando X, que “Subversiva” es con “B” y después “V”?

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Cai en esta pagina por accidente y quede sorprendida del resentimiento que ustedes demuestran. Cuantos libros han escrito, cuantas peliculas han dirigido, que han hecho en vuestras vidas? Que meritos tinen ustedes para ser tan acidos y criticos? Se me ocurre que ustedes tienen el odio de Hugo chavez y el cretinismo de Rosales. Un consejo, muchachos, les recomiendo un suicidio indoloro.
    Dicen que el internet aguanta todo, pero ustedes son una ofensa a la tecnologia, a la semantica y a la inteligencia del venezolano. Es esto un producto de Chavez o ustedes nacieron asi?

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Nada. No hemos publicado nada ni dirigido nada. Somos unos perdedores natos.
    La mala noticia es que eso no tiene nada que ver con lo mierda que puede haber sido el Festival de Mérida. A pesar de que “ustedes” (¿los que opinan y no jalan bola?) sean una manga de ridículos, eso no va a mejorar la basura que “usted” dadivosamente consume creyendo que ayuda al desarrollo del cine nacional porque evita decirle la verdad en las caras a los directores mediocres.
    Sigue así, pronto te darán un Ministerio. Seguro es lo que quieres.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  8. verga krisis que buenas palabras! de pana que ese festival es mierda pura y dura, que bueno que hay gente que escriba y a los jalabolas del festival ese… yo si fui a este y el anterior y ya!! basta. Es mierda, una mierda que no volvere a ver y eso que soy de merida pero estos panas la estan cagando demaciado con esa mierda de festival

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  9. Lo que no entienden es que cuando se critica se hace porque se ama el cine nacional, porque da dolor verlo morirse entre las manos de los mediocres, porque nos sentimos insultados en algo que no nos representa. Criticamos, porque queremos que mejore, criticamos porque no somos conformistas.
    Y eso es lo que hace avanzar las cosas, no el jalabolismo piche dispuesto a afirmar ridiculeces como que existe algo como cine Nacional o que podemos competir con méxico o argentina. Para llegar ahí hay que mejorar, y si no criticamos… Creo que se ve el problema claramente.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!
Add Comment Register



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Para insertar una imagen, escribe
<img src="http://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente